La Carta de la Integración y la Unidad

La Carta de Jamaica, su Vigencia Histórica en América Latina

Otra idea importante en la Carta, es el análisis que se hace de las CLASES: MANTUANOS Y PUEBLO. En este sentido Bolívar se adelanta a Marx, planteando la división de clases en esta incipiente República. La conciencia del pueblo venezolano ha crecido en torno a tener claro las clases que conviven hoy en la nación.

La Carta de Jamaica, su Vigencia Histórica en América Latina

Lic. José A. Amesty R.

A propósito de un año más de haberse escrito por Bolívar, la Carta de Jamaica, el 6 de Septiembre de 1815, deseamos exponer las líneas gruesas planteadas por el Libertador y como se propician en la actual República Bolivariana de Venezuela y en algunos países de América Latina.

La primera línea es el tema de la INTEGRACIÓN, expone la idea de unir Suramérica, de Chile hasta México. En la práctica se logró la Independencia de cinco naciones y la convocatoria del Congreso Anfictiónico en Panamá.

Hoy tenemos varios mecanismos de integración, impulsados por Venezuela y algunos países de América Latina: ALBA, MERCOSUR, UNASUR, PETROCARIBE, y en Diciembre 2011, se creó la CELAC- Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, todos buscando la Integración de América Latina.

En el caso de Bolivia, su presidente Evo Morales señala: “haremos todo lo posible para mantener vivos los procesos de integración en Latinoamérica y el Caribe, los cuales consideró un mandato de los pueblos”. De acuerdo con Evo, su batalla por la unidad en América Latina se basa en la convicción de que una cosa son los presidentes y otra los pueblos, “que seguimos luchando por la integración”. El presidente boliviano valoró la importancia de la unidad regional en un escenario complejo, en el que Estados Unidos retoma sus planes de dominación y saqueo. “Cuando no pueden con golpes de Estado, lo hacen con golpes políticos o con agresiones económicas”.

En el caso de Nicaragua, siempre se ha pronunciado a favor de reforzar la integración latinoamericana y caribeña, ante la aplicación por Estados Unidos, de sanciones unilaterales contra, por ejemplo, Venezuela, Cuba y la misma Nicaragua. Además, en Nicaragua, se hacen eco de Rubén Darío, José Martí,, Augusto César Sandino y Simón Bolívar, paladines de la Integración.

En relación a Cuba libertaria, Fidel señaló alguna vez: “Hace mucho tiempo albergo la más profunda convicción de que, cuando la crisis llega, los líderes surgen. Así surgió Bolívar cuando la ocupación de España por Napoleón y la imposición de un rey extranjero crearon las condiciones propicias para la independencia de las colonias españolas en este hemisferio. Así surgió Martí, cuando llegó la hora propicia para el estallido de la Revolución independentista en Cuba. Así surgió Chávez, cuando la terrible situación social y humana en Venezuela y América Latina determinaba que el momento de luchar por la segunda y verdadera independencia había llegado”.

E igualmente, su presidente actual Díaz-Canel señaló: “De ambos, de Bolívar y de Martí, nutren Fidel y Chávez el ideario de nuestras revoluciones: unidad e integración fueron sus grandes obsesiones. Y deben ser también las nuestras”.

En su momento histórico, Ecuador, Argentina, y otros países, también abogaron y pusieron en práctica la idea de la Integración.

Otra línea en la Carta de Jamaica, es el análisis de la PERDIDA DE LAS REPÚBLICAS EN VENEZUELA, exponiendo las causas de la misma. En este sentido, plantea la ausencia del pueblo en las batallas y la desvirtuarización del concepto de guerra, manejado por Miranda y la concepción del propio Bolívar.

La idea de crear la Quinta República, busca reorientar la vida política del país. Así mismo, la idea de integrar las Fuerzas Armadas Venezolanas con el pueblo va en esta línea, así como reorientar el propósito de las mismas.

Otra idea importante en la Carta, es el análisis que se hace de las CLASES: MANTUANOS Y PUEBLO. En este sentido Bolívar se adelanta a Marx, planteando la división de clases en esta incipiente República.

La conciencia del pueblo venezolano ha crecido en torno a tener claro las clases que conviven hoy en la nación.

El elemento de la ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD, plantea la idea de sumar a esta clase oprimida al desarrollo de la nación.

En este sentido, las políticas de inclusión en Venezuela se han incrementado, sobre todo con los campesinos y obreros, buscando un mejor bienestar y desarrollo para estos sectores.