Sondeo electoral y lucha contra feminicidio marcan semana en Bolivia

La preferencia electoral favorable al presidente Evo Morales, con vistas a los comicios generales de octubre próximo y nuevos pasos en la lucha contra la violencia hacia la mujer marcaron la semana que hoy concluye en Bolivia.

Con el 43,2 por ciento de intención de votos, el mandatario boliviano reafirmó su liderazgo de cara a los comicios generales según un sondeo realizado por la encuestadora Viaciencia, difundida el lunes pasado por una red de medios televisivos, lo cual refleja un crecimiento en relación con agosto (39,1 por ciento).

El candidato presidencial por la conservadora Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, descendió del 22,0 por ciento en el mes anterior a 21,2 unidades sobre 100, reveló el estudio.

La contundente realidad mostrada a menos de un mes de las elecciones y la posible victoria de Morales en primera vuelta exacerba las frustraciones de la derecha en el país, y recurren a actos violentos como los ocurridos el 12 de septiembre contra casas del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) en Santa Cruz, o culpar al Gobierno de los incendios forestales en Chiquitania.

A pesar de las presiones, el pueblo boliviano se pronunció en esa encuesta que, a juicio del ministro de Comunicación, Manuel Canelas, evidenció que la falta de seriedad y constancia que caracterizó a la administración de Mesa (2003-2005) no se olvida.

‘Yo creo que la gente sanciona esa falta de seriedad, de constancia y claridad, que lamentablemente es una constante cuando hablamos de la candidatura de (Carlos) Mesa de cómo fue su presidencia’, comentó Canelas.

Asimismo, la diputada del MAS, Sonia Brito, resaltó la nitidez del apoyo que tiene el oficialismo en el área urbana y rural, y de la caída que tiene la candidatura de Mesa, al referirse a la encuesta de Viaciencia.

En la misma línea se pronunció el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, cuando aseguró que ese estudio fortalece al MAS para seguir trabajando por el bienestar del país.

Por otra parte, el secretario ejecutivo de la Confederación de Maestros Rurales de Bolivia, Freddy Mamani, afirmó que el resultado de la encuesta muestra que el pueblo boliviano está tomando conciencia.

A juicio de Mamani, los partidos de la oposición lo único que ofrecen es violencia, división del país, racismo y discriminación porque no tienen un programa de gobierno y solo quieren ‘nuevamente’ privatizar los recursos naturales y las empresas estratégicas del país.

Otro hecho que destacó esta semana en la nación andino amazónica fue la aprobación de la Asamblea Legislativa Plurinacional (Parlamento) para crear una Comisión Especial Mixta que investigará la demora en casos de feminicidios y proponer mejoras en el sistema judicial.

Los diputados del oficialista Movimiento Al Socialismo Sonia Brito, Lino Cárdenas y Lineth Guzmán integran la comisión junto con las opositoras Scarlett Zambrana, de Unidad Demócrata, y Ginna Torrez del Partido Demócrata Cristiano.

Sobre el tema, Borda declaró que esa estructura investigará casos de retardación de justicia y propugnará leyes, además de exhortar a jueces, fiscales y tribunales con procesos de feminicidio a priorizarlos y, en un plazo de 90 días, recomendará acciones para mejorarlo y proponer ajustes.

Desde 2013 hasta la actual gestión se registraron en Bolivia alrededor de mil 112 feminicidios, de los cuales solo 28 tienen sentencia ejecutoriada.

Con la llegada a la presidencia de Evo Morales, en 2006, fueron promovidas leyes para el desarrollo de la mujer, así como con el objetivo de penalizar las agresiones contra las féminas, e incluso creó la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia.

Sin embargo, la espiral de feminicidios no se detiene, a pesar de las acciones gubernamentales llevadas a cabo en los últimos años.

Por otra parte, el jefe de Estado recibió el jueves en la noche en la urbe santacruceña al candidato presidencial argentino, Alberto Fernández, y reafirmó que la lucha siempre estará del lado de la integración y el bienestar de los pueblos de ambos países.

Morales y Fernández se reunieron en el hotel Camino Real y dialogaron sobre la coyuntura política internacional, la integración regional y el proceso que vive Bolivia en beneficio de su población.

El candidato presidencial argentino escribió en su cuenta de Twitter que ‘la esperanza de la Patria Grande está en pie’.

Prensa Latina