Durán: la alternativa el 20 de octubre es volver al neoliberalismo o acentuar el crecimiento económico

El viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, aseguró el sábado que la alternativa el 20 de octubre, cuando se celebrarán los comicios generales, es volver al modelo neoliberal o continuar con el proceso de cambio y acentuar el crecimiento económico y la reducción de la pobreza.

“Creo que la alternativa el 20 de octubre es eso, retornamos al neoliberalismo y armamos una nueva Argentina o continuamos el proceso de cambio político, económico donde el Estado interviene, invierte y seguimos creciendo y reduciendo la pobreza”, dijo en el programa “Polémica” que se difunde por medios estatales.

Durán explicó que el modelo neoliberal, vigente en Bolivia entre 1985 y 2005, “se equivoca” en su diagnóstico cuando reduce el gasto social lo que genera que la demanda agregada se achique y como las empresas no tienen a quien vender despiden gente y ésta cuando no tiene trabajo piensa en “crisis”.

En cambio, dijo que en el actual modelo económico privilegia el incremento de la producción para que haya más ingresos económicos lo que genera impuestos y empleos a lo que se denominó un “círculo virtuoso”.

El viceministro recordó que en la crisis que estalló en 1999, cuando estaba en su apogeo el neoliberalismo en el país, ese modelo probó su fortaleza y “fracasó” porque el crecimiento económico era de menos 1%, el desempleo llegaba a 10%, la pobreza extrema marcaba 38%, indicadores que desembocaron en la Guerra del Agua, la Guerra del Gas y se generalizó una sensación de zozobra.

Sin embargo, señaló que el modelo económico social, comunitario y productivo también se puso a prueba cuando bajaron los precios de las materias primas -en 2014 el barril de petróleo costaba 100 dólares y en 2016, 30 dólares- pero “no se derrumbó” como pensaban los detractores del modelo.

“Entre 2014 y 2018 ocurre que Bolivia tiene la mayor tasa de crecimiento de la región cinco años consecutivos, sexto en 2019 una economía con mejor desempeño”, mencionó.

Según manifestó esa fortaleza de la economía en tiempos de crisis responde a dos aspectos “fundamentales” que los opinadores no quieren analizar a “profundidad” y son la intervención del Estado y la redistribución de la riqueza.

Indicó que en años anteriores se decía que el Estado era “ineficiente”, pero gracias al papel de las empresas públicas y la inversión pública se demostró todo lo contrario y se hizo que avance la economía y genere réditos que se distribuyen entre todos los bolivianos.

En Bolivia se demostró que, incrementando los salarios de los trabajadores, reduciendo la pobreza, incluida la política de la nacionalización de los hidrocarburos, “tenemos un modelo robusto” porque se basa en “un alto crecimiento económico y en la adecuada redistribución del ingreso, aseguró.

La autoridad citó el caso de Argentina, donde se pactó con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para ejemplificar el impacto del modelo neoliberal que exige “ajustes” como eliminar el gasto superfluo, reducir el déficit, bajar el gasto social, entre otros.

“Ellos esperaban al reducir el déficit fiscal que se reduzca la presión a la importación y a la inflación, pero pasó lo contrario”, afirmó.

Durán dijo que “así le vendieron a su pueblo” y terminaron aumentando los precios de los combustibles, gas, electricidad, redujeron gasto social, despidieron gente y redujeron pensiones a los abuelitos.

ABI