Bolivianos decidirán en las urnas destino del país

Los bolivianos se preparan para las elecciones del 20 de octubre, donde elegirán entre el retroceso al modelo neoliberal o continuar con el Proceso de Cambio de los últimos 13 años, resaltó el viceministro de Presupuesto, Jaime Durán.

‘Creo que la alternativa el 20 de octubre es eso, retornamos al neoliberalismo o continuamos el proceso de cambio político, económico, donde el Estado interviene, invierte y seguimos creciendo para reducir la pobreza’, expresó el vicetitular en el programa Polémica, de Bolivia Tv.

Según explicó, el modelo neoliberal, vigente en este país anidino-amazónico entre 1985 y 2005, redujo el gasto social y provocó despidos en las empresas.

El viceministro recordó que en 1999, el crecimiento económico era de menos 1 por ciento, el desempleo llegaba a 10 por ciento y la pobreza extrema marcaba un 38 por ciento.

En cambio, el actual modelo económico privilegia el incremento de la producción para que haya más ingresos económicos, lo cual genera empleos, agregó.

‘Entre 2014 y 2018 ocurre que Bolivia tiene la mayor tasa de crecimiento de la región cinco años consecutivos, sexto en 2019, una economía con mejor desempeño’, destacó.

Tenemos un modelo robusto, tras la nacionalización de los hidrocarburos, basado en un alto crecimiento económico y en la adecuada redistribución del ingreso, con incremento de los salarios de los trabajadores y reducción de la pobreza, afirmó.

La nacionalización de los hidrocarburos en 2006, por parte del Gobierno, fue una decisión histórica que marcó el crecimiento en diferentes sectores.

Recientemente, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) pronosticó para Bolivia un crecimiento económico en 2019 de cuatro por ciento, el mayor de Sudamérica por sexto año consecutivo.

Sólo a través del programa Bolivia Cambia Evo Cumple se ejecutaron entre 2007 y julio de 2018 un total de ocho mil 797 obras en las áreas de educación, deportes, vial, productiva, saneamiento básico y riego, así como en infraestructuras sociales y de salud.

Pero, lo más importante a juicio de muchos, es la recuperación de la dignidad y el orgullo de ser boliviano en un mundo que reconoce estas conquistas llevadas de la mano por el presidente Evo Morales.

La Agenda del Bicentenario, como se le conoce al programa de desarrollo del actual Gobierno de Bolivia para 2025, en homenaje a los 200 años de fundada este país sudamericano, aboga por profundizar esos logros.

En las elecciones generales del próximo 20 de octubre, millones de electores decidirán el futuro de este Estado Plurinacional.

Como expresó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, escogerán entre el retroceso que implicaría retomar las fórmulas neoliberales de los gobiernos anteriores o la permanencia del Estado Plurinacional funcionando a plenitud, mediante la continuidad de este proyecto de prosperidad impulsado por Evo Morales durante más de una década.