Latinoamérica y el Caribe aprueban nueva organización regional


La Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe terminó este martes su segunda sesión plenaria en Cancún con la aprobación de un organismo regional que reúne a los países de América Latina y el Caribe sin la participación de Estados Unidos ni Canadá, nuevos planes para apoyar a la reconstrucción de Haití, respaldo a Argentina por las Malvinas, y la colaboración entre las naciones para reforzar la seguridad en la región.

La declaración final contempla 87 puntos que pasan por los temas de la crisis financiera internacional, comercio, energía, integración física en infraestructura, ciencia y tecnología, desarrollo social, migración, desarrollo sostenible, desastres naturales, derechos humanos, asuntos de seguridad y cooperación Sur-Sur.

Se estima que el recién aprobado organismo comience su trabajo en la próxima cumbre del Grupo de Río, que se llevará a cabo en Caracas, Venezuela, en 2011, una vez que sean redactados los estatutos y reglamentos respectivos.

“Hemos decidido, primero, constituir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños como espacio regional propio que una a todos los estados”, dijo el presidente mexicano, Felipe Calderón en la lectura.

El presidente anfitrión afirmó que “en tanto no culmine el proceso de constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños” se mantendrán el Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC) de forma unificada con sus respectivos métodos de trabajo, prácticas y procedimientos a fin de asegurar el cumplimiento de sus mandatos.

El nuevo organismo reunirá al Grupo de Río y la Comunidad del Caribe (CARICOM) y funcionará en paralelo a la Organización de Estados Americanos (OEA), criticada en su rol de guardián de la democracia regional luego de sus infructuosos esfuerzos por revertir un golpe de Estado en Honduras.

Desde este lunes, los presidentes y representantes de 32 naciones de Latinoamérica hicieron acto de presencia en la ciudad turística de Cancún, con el fin de reforzar la unión de la región y debatir los temas más importantes que la afectan.

En la primera reunión entre México y el Caricom (Comunidad del Caribe) se destacó la participación del presidente de Haití, René Préval, quien solicitó una gran alianza internacional que ayude a las millones de personas que quedaron afectadas consecuencia del potente terremoto que devastó a la nación caribeña el pasado 12 de enero.

Por otro lado, la presidenta argentina, Cristina Fernández, logró el respaldo de las naciones de la región a su país, que mantiene una histórica disputa con Gran Bretaña por la soberanía del archipiélago.

El Gobierno argentino reaccionó en las últimas semanas tras conocer las intenciones de la empresa Desire Petroleum de comenzar a realizar exploraciones de petróleo en las islas.

En la cumbre se firmó una declaración conjunta para rechazar las actividades británicas petroleras en las Malvinas.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró que la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños representa la cristalización del proyecto libertario e integracionista de Simón Bolívar.

“Ahora aquí, en México, un documento, un compromiso, la creación de un organismo de América Latina y el Caribe, no está Estados Unidos, no está Canadá (…) Ahora sí podemos decir desde tierra latinoamericana, desde México (…) ha renacido el sueño y el proyecto de Bolívar”, dijo el mandatario suramericano en una conferencia de prensa ofrecida tras la culminación de la cita.

Al referirse a la tarea dada por el foro latinoamericano a Venezuela para organizar la próxima cumbre del Grupo de Río en 2011, que tendrá como sede la ciudad de Caracas, Chávez agradeció el honor y aseguró que su equipo de gobierno ya comenzó a trabajar.

“Para nosotros es un gran compromiso y un gran honor que esta cumbre haya ratificado de darle a Venezuela la gran tarea de organizar la cumbre de julio 2011 cuando celebraremos en Venezuela los 200 años de la declaración de la independencia”, expresó.

En tanto el presidente de Cuba, Raúl Castro, aseguró que la decisión de crear el nuevo organismo de Estados Latinoamericanos y el Caribe trascenderá en la historia del continente, consideró que están dadas las condiciones para darle un impulso y para que tenga una pronta aprobación.

“La decisión de crear la comisión de Estados Latinoamericanos y el Caribe es de trascendencia histórica, por lo que considero que están dadas las condiciones para la constitución de una organismo puramente latinoamericano que represente a las 33 naciones de América Latina y el Caribe”, expresó el mandatario

Evo Morales acusa a Uribe
El presidente boliviano, Evo Morales, acusó a su homólogo de Colombia, Álvaro Uribe, de ser “un agente del imperio” en referencia a Estados Unidos y aseguró que los agentes “vienen a tratar de empantanar y a hacer fracasar este evento”, en referencia a la Cumbre del Grupo de Río que culminó este martes en México.

“En la cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe venimos a debatir una nueva organización sin Estados Unidos, y los agentes de Estados Unidos vienen a tratar de empantanar y a hacer fracasar este evento”, dijo Morales a los periodistas en respuesta al intercambio verbal entre Uribe y el presidente venezolano Hugo Chávez, en la XXII Cumbre del Grupo de Río.

Asimismo, Morales indicó que el mandatario colombiano acudió a la reunión “para la foto y para el almuerzo”, en una declaración a los medios al término de la reunión que se celebró en el balneario de Cancún con la presencia 32 países y 24 presidentes.

Este lunes, el presidente colombiano fue protagonista de una enfrentamiento verbal con su par de Venezuela, Hugo Chávez, durante un almuerzo privado de Jefes de Estado. En este sentido, el presidente Chávez aseguró que Colombia pidió “la palabra de manera muy extraña, fuera de orden y de lugar”, pues en la cita se había acordado que el tema central sería Haití.

Por lo tanto, Morales aseguró que fue Uribe el que provocó al presidente Chávez con una intervención sorpresiva, al final del almuerzo, y que el mandatario venezolano escuchó pacientemente las palabras de Colombia.

Pese a que Chávez escuchaba detenidamente su intervención, Uribe “no dejó hablar” al presidente venezolano cuando intentó responder, lo que provocó “un pequeño problema”.

“Casi este evento se empantana y no tengo ningún miedo para decir la verdad”, sostuvo el primer mandatario boliviano.

Afortunadamente, recalcó Morales, los jefes de Estado de México, Brasil y Chile, entre otros, pudieron solucionar el problema y evitar un fracaso de las negociaciones.