Otro sismo en Salta, Argentina, aplasta a dos personas


Las víctimas son un chico de 8 años y un hombre de 53 que vivían en la zona del Valle de Lerma. El terremoto ocurrió al mediodía y fue de 6,1 en la escala de Richter. Otros dos nenes fueron asistidos en el hospital local, aunque están fuera de peligro.

Salta aún recuerda el terremoto del 19 de noviembre de 1973. Apenas había sido de 5.4 en la escala de Richter. Hoy, después del mediodía, las tierras salteñas volvieron a vibrar y a pesar de que el ruido de aquel sismo no fue superado, el temblor fue aún mayor: 6.1 en la escala de Richter. El saldo, hasta ahora, son dos muertos y varios heridos.
Un nene de 9 años que jugaba con dos amigos en la localidad salteña de La Merced, de 10 mil habitantes, murió al ser aplastado por una pared que se desmoronó como consecuencia del sismo, que también se sintió en Jujuy y Tucumán.
El fallecimiento del chico, identificado como Mariano Fabián, fue confirmado al canal de noticias TN por la médica a cargo de la guardia del hospital de La Merced, de apellido Castillo. Otros dos amigos debieron ser atendidos en el hospital de la Merced: uno con traumatismo en la pelvis y otro con igual lesión en la pierna izquierda, según confirmó la doctora. Ambos están fuera de peligro.
La segunda víctima es un hombre de 53 años identificado por la policía como Demecio Borja. Según se informó, residía en la finca Los Nogales, de la localidad de La Silleta, unos 19 kilómetros al este de la capital salteña. El techo de su casa lo aplastó al derrumbarse la estructura de madera, barro y tirantes, sobre él, falleciendo en el acto.
El sismo de 6,1 grados de magnitud en la escala de Richter se registró en horas del mediodía en las ciudades de Salta y San Salvador de Jujuy. En un principio no se habían reportado heridos, aunque sí algunos daños en viviendas precarias en el interior salteño.
Marcelo Peña, del Instituto Nacional de Prevención Sísmica, explicó que el epicentro del temblor se situó unos 15 kilómetros al sur de Salta (distante cerca de 1.500 kilómetros de Buenos Aires), en una zona próxima a una cadena montañosa. “Es un sismo superficial” probablemente provocado por una falla geológica y no relacionado con el terremoto que afectó en la madrugada a Chile.