Bolivia recuerda los 131 años de su enclaustramiento marítimo

Bolivia “retornará tarde o temprano al mar”, dijo hoy el presidente Evo Morales en su discurso en el acto oficial al recordar los 131 años de la falta de un acceso nacional soberano al Pacífico.

Bolivia recuerda hoy los 131 años de la pérdida de su acceso al Océano Pacífico con la mira puesta en avanzar en esas negociaciones con el nuevo gobierno chileno o recurrir al arbitraje internacional.

En un acto celebrado en la plaza Eduardo Abaroa frente a columnas de las Fuerzas Armadas y de la población civil, el Jefe de Estado dijo que es una “nueva fecha histórica para Bolivia al recordar los 131 años de una invasión en la que se perdió la salida al mar”.

Bolivia perdió su acceso soberano a las costas del Pacífico en una guerra territorial con Chile en 1879, en la que también participó Perú. Desde entonces ha reclamado por la solución de este problema por considerarlo negativo para su desarrollo.

“Venimos a rendir homenaje a los héroes que defendieron y dieron su vida por la patria en una batalla injusta, como Eduardo Abaroa”, enfatizó.

Reiteró que el gran sentimiento del pueblo boliviano es que el retorno al Pacífico en forma soberana es algo irrenunciable.

Morales agradeció el apoyo recibido por Bolivia de la comunidad internacional en esta batalla y reivindicación y anotó que es necesario realizar una profunda reflexión al respecto.

“Hoy Bolivia se organiza y se concientiza para cambiar la historia negra del pasado y abrir una nueva esperanza para el pueblo”, agregó.

Al referirse a los acercamientos entre los gobiernos de Chile y de Bolivia los últimos cuatro años expresó que se producen “por primera vez con la elaboración de una agenda de 13 puntos en la que se ha incluido el tema de la mediterraneidad nacional”.

Sin embargo reconoció que hubo muchos factores alentados por una oposición que pretendió perjudicar los avances logrados.

“La principal preocupación de la oposición era que si el gobierno del presidente Evo Morales logra la solución a la mediterraneidad boliviana se quedará por lo menos 30 años más en el poder”, indicó.

Morales destacó el acompañamiento del pueblo a las decisiones del Gobierno de dialogar con Chile, lo que ha dado una mayor autoridad y legitimidad, mucho más con el apoyo del voto en las urnas.

El Primer Mandatario ganó las elecciones generales de diciembre de 2009 con más del 64 por ciento de los votos, algo inédito en la historia política del país.

El Presidente se declaró optimista por las negociaciones que se desarrollan con Chile, pero subrayó que si no se logran acuerdos “Bolivia apelará ante la comunidad internacional”.

“Es necesario crear una confianza que se ha construido desde el año 2006 entre los Presidentes, Gobiernos, Fuerzas Armadas y los pueblos”, afirmó.

Dijo que en sus primeros cuatro años como Presidente se han registrado avances y ahora se darán pasos importantes en procura de solucionar la falta de acceso al mar.

“Con el nuevo presidente de Chile, Sebastián Piñera, que inició su mandato el 11 de marzo pasado comenzamos a construir una confianza entre los gobiernos para encontrar soluciones conjuntas que beneficien a nuestros pueblos”, indicó.

El Primer Mandatario subrayó que hoy “Bolivia marcha con una nueva esperanza hacia el futuro con la confianza dada al Gobierno con su voto para la solución de los problemas internos, pero también la solución de demandas históricas como la de la mediterraneidad”.

Morales convocó a los ex cancilleres y ex comandantes de las Fuerzas Armadas especializados en este tema para reunirse y con su concurso militante y consciente asesoren al Gobierno en las negociaciones con el fin de alcanzar el objetivo.

El Día del Mar se celebró este martes en todo el territorio nacional con actos de conmemoración a los héroes de la guerra del Pacífico y con desfiles militares y escolares.