Honduras

Periodistas acusarán a Pepe Lobo por violaciones a libertad de expresión

En conferencia de prensa realizada la mañana del miércoles 21 de diciembre, el Colectivo de Periodistas por la Vida y la Libertad de Expresión anunció la presentación de una denuncia contra el gobierno de Honduras por la agresión que la Guardia de Honor Presidencial protagonizó el pasado 13 de diciembre, en contra de comunicadores sociales que se manifestaban pacíficamente.
La denuncia que será presentada ante la Fiscalía del Ministerio Público contra el Presidente Porfirio Lobo Sosa; el jefe de las Fuerzas Armadas, René Osorio Canales; el jefe de la Guardia de Honor Presidencial, Andrés Felipe Díaz y el resto de personas que participaron en el operativo, se deriva la comisión de delitos y abuso de autoridad cometidos por los funcionarios en contra del ejercicio de los derechos garantizados en la Constitución de la República y tratos crueles y degradantes.
Considerando la inseguridad que vive el país y el estatus político y militar de los funcionarios que serán denunciados, el colectivo de periodistas también solicitará a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el establecimiento de medidas cautelares a favor de sus miembros.
El colectivo conformado por mujeres comunicadoras sociales, que luchan por la libertad de expresión en Honduras, reclama el esclarecimiento de la muerte violenta de al menos 24 periodistas, de los cuales 17 fueron asesinados durante el mandato de Lobo Sosa.
El pasado 13 de diciembre marchaban pacíficamente para exigirle al gobierno la investigación de los asesinatos, pero antes de llegar a la casa presidencial fueron víctimas de la brutalidad. Además del impedimento para poderse manifestar, los periodistas fueron víctimas de garrotazos, golpes con escudos, empujones y el lanzamiento de gases tóxicos.
Cuando periodistas asignados a la casa de gobierno interrogaron al mandatario sobre la represión en contra los comunicadores sociales que se manifestaban en las afueras, el presidente del “gobierno humanista y cristiano”, Porfirio Lobo Sosa, justificó las acciones de la guardia presidencial.
“No es afán de venganza ni acción política sino un reclamo de respeto a las libertades constitucionales. En mi rostro todavía tengo una huella de los golpes que me dieron con los escudos de los militares y las demás compañeras también en sus cuerpos tienen moretes”, afirmó la reconocida periodista Sandra Maribel Sánchez, tras asegurar que cuentan con las pruebas suficientes para demostrar que la manifestación se desarrolló de manera pacífica y que se descompuso cuando los militares salieron a obstaculizarla.
Fotografías y videos y otros documentos, forman parte de las prueban que las periodistas por la vida y la libertad de expresión, presentarán a las autoridades.
Cabe mencionar que a partir del 28 de junio de 2009, cuando se produjo el golpe de Estado que derrocó del poder a Manuel Zelaya Rosales, las acciones represivas contra la prensa independiente se intensificaron. Varios de los periodistas que fueron asesinados en los últimos dos años, gozaban de medidas cautelares otorgadas por la CIDH.