SurAmericaPress

Imprimir

Fujimori y el juego de espejos

Javier Diez Canseco :: 26.09.12

El fujimonte-cinismo hizo de la política un juego de espejos. Armó una suerte de “imaginocracia”, una permanente manipulación de las imágenes e imaginarios sociales como instrumento fundamental del manejo del poder.

Para ello, la cleptocracia –articulada alrededor de una alianza cívico-militar que reunía a la crema y nata de los mandos militares, poderosísimos grupos empresariales, tecnócratas dorados, así como al entorno y el núcleo familiar más íntimo de Fujimori y los operadores de Montesinos– requería el control de los medios de comunicación. La afición fílmica de Montesinos en la salita del SIN nos dio una pequeña muestra de la operación: las líneas editoriales y programas políticos de los canales de TV, de las principales redes noticiosas radiales, sectores claves de la prensa escrita nacional y chicha se vendían o sometían con favores judiciales o financieros, o fajos de billetes que sus propios propietarios recibían, mientras se hacía lo propio con algunas figuras de la farándula o el deporte, y se acosaba a los pocos que resistían.

El país vivía en un mundo virtual, artificial. Un juego de espejos distorsionaba completamente la realidad, imponía desde versiones falsas de las cosas hasta imágenes religiosas sangrantes, ocultaba el latrocinio generalizado, las fraudulentas privatizaciones, la operación violatoria de derechos humanos del grupo Colina. Promovía “psicosociales” para distraer a la gente y se destruía opositores con toda clase de infamias. El SIN era la materia gris de estas operaciones, lugar donde vivían, en departamentos contiguos, Fujimori y Montesinos. Allí quedaba la salita donde se filmaron los vladivideos. Era el cuarto de control de la sala de espejos nacional.
La Corte Suprema de Chile, la semana pasada, autorizó que Fujimori sea procesado en el Perú por el caso de los cientos de millones pasados a los diarios “chicha” para su inmunda campaña de difamaciones y de re-reelección. Otro fantasma del pasado que retorna a las noches del “preso” del Fundo Barbadillo. Otra oportunidad para la memoria nacional de salir de la amnesia que algunos alimentan.
Pero, vale la pena recordar que los principales medios de comunicación audiovisual de personajes filmados en la salita del SIN, instrumentos del juego de espejos, siguen en manos de ellos mismos y sus operadores, pues la transición democrática no canceló licencias ni las puso en concurso para sanear la podredumbre generalizada. Un intento de Toledo en ese sentido se hizo abortar. Sigue el clan Schultz en TV5, operan –reciclados– numerosos fujimontesinistas en TV2, América TV no tiene la propiedad y conducción de Crousillat, pero el grupo Comercio sigue los pasos del fujimorismo. El imperio mediático radial y de TV del Sr. Delgado Parker, otro conversador de la salita del SIN, se ha fortalecido. Y la prensa chicha continúa en su esplendor con la renovada presencia de Aldo M y Cia.
Los métodos operativos y psicosociales continúan. Allí está la campaña, alrededor de la foto de la herida de Fujimori, temporalmente con el efecto de la quemadura producto del tratamiento, levantada como falsa demostración de un cáncer terminal y final, para levantar el indulto y echar una cortina de humo y de pena frente a la decisión de la Corte Suprema de Chile y su manejo de la prensa chicha. O la campaña contra la CVR buscando desprestigiarla alrededor de mentiras cuando fue un descarnado informe de lo ocurrido en ese período de violencia: del terror senderista y del que el Estado impuso como lo revelan los recientes hallazgos de crematorios y más de 100 cuerpos en el Cuartel Los Cabitos o las declaraciones de Telmo Hurtado sobre la matanza de Accomarca y las órdenes de sus superiores.
Pero el juego de espejos también se usa para deformar operativos fracasados como el llamado Mantaro, presentar como victoria la captura de una joven senderista de base de 20 años y encubrir la muerte de la niña Sorayda Caso, llegando al extremo de presentar como rescatados a niños que estaban con su madre y fueron trasladados contra su voluntad a Lima a ser recibidos por la Sra Nadine Heredia y la Ministra de la Mujer. No hay duda, el virus del fujimonte-cinismo no ha encontrado vacuna eficaz y es muy contagioso, ¿no Presidente?


http://suramericapress.com :: Versión para imprimir