ONU aprueba primer tratado sobre comercio de armas de la historia

El tratado de la ONU sobre el comercio internacional de armas fue aprobado este martes por 154 votos a favor, tres en contra y 23 abstenciones. Corea del Norte, Siria e Irán habían bloqueado el texto el pasado jueves.

La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) aprobó este martes el primer tratado sobre comercio internacional de armas clásicas, luego de casi siete años de negociaciones y sin consenso entre los 193 países miembros del organismo multipolar.

Según la prensa internacional, el texto fue aprobado por 154 votos a favor, tres en contra y 23 abstenciones, entre estas últimas las de Rusia y los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

El acuerdo aborda cuestiones tales como la prevención y erradicación del comercio ilegal de armas y entre sus objetivos expresa la contribución a la paz y seguridad internacional. Exhorta a los países a que evalúen previo a toda transacción si las armas que se comercializarán pueden llegar a ser utilizadas para la violación de Derechos Humanos o eludir embargos internacionales.

Con respecto al concepto de “comercio”, el Tratado incluye el tránsito, exportación, importación e intermediación. Con respecto a las categorías de armas, se contemplan tanques de guerra, sistemas artilleros de gran calibre, aviones de combate, misiles y plataformas de lanzamiento, armas pequeñas y naves de guerra. Quedan excluidos los denominados “drones” – aviones no tripulados- y los transportes blindados de tropas. Con posterioridad, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lo remitirá a los Estados en el mes de junio para que los países lo ratifiquen.

Los países que votaron en contra o se abstuvieron están a favor de la regulación del comercio ilegal de armas, pero expusieron críticas en diversos aspectos. El embajador de Siria ante el organismo internacional, Bashar Yafari, emitió voto negativo y argumentó que el TCA aprobado salvaguarda los intereses de los países que poseen industria bélica. Destacó que uno de los puntos más polémicos, es que el acuerdo no prohíbe la venta de armas a sectores no estatales y terroristas como los que operan en su país. En ese sentido denunció que el texto ignora la propuesta de algunas naciones de “defender los derechos inalienables de los pueblos cuyo territorio está siendo ocupado por una potencia extranjera”.

En esa línea se expresó el representante adjunto de Irán ante la ONU, Qolam Husein Dehqani, quien repudió la aprobación apresurada del Tratado, según reprodujo la cadena Hispan TV. Enfatizó que el acuerdo beneficia a los Estados exportadores de armas y no toma en cuenta los intereses de los países importadores y sus derechos soberanos a la defensa.

Desde Damasco, Corea del Norte e Irán se había impedido la aprobación por consenso el jueves pasado y Yafari sostuvo que los puntos que habían puesto en discusión no fueron incorporados en el documento final.

Las abstenciones provinieron de Rusia y los países integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestraamérica (ALBA), tales como Cuba, Bolivia y Ecuador quienes esgrimieron duras críticas al TCA .

El representante cubano ante la ONU, Rodolfo Reyes, criticó que no se haya continuado la discusión en pos de obtener un consenso general. “Se ha impuesto el enfoque no compartido por Cuba: la adopción de un tratado a cualquier precio, aún cuando no tome en cuenta los intereses de todos los estados”, enfatizó. Entre otros aspecto, Reyes sostuvo que el Tratado privilegia a los Estados exportadores “para evaluar a discreción el comportamiento de los importadores sobre la base de un listado de criterios subjetivos e imprecisos que pueden ser objeto de abusos y manipulación por razones políticas”.

En consonancia con el representante sirio, Reyes también sostuvo que el Tratado omitió la prohibición de transferencias internacionales de armas a individuos, grupos e instituciones que no están autorizados por los gobiernos del Estado receptor.

Desde Estados Unidos – el mayor exportador de armas del mundo- , el secretario de Estado John Kerry sostuvo que el acuerdo ayudará a “reducir el riesgo de que la transferencia internacional de armas convencionales sea utilizada para perpetrar los peores crímenes mundiales”. El país del norte de América controla el 30 por ciento del mercado mundial de armas, el cual contempla transacciones por más de 70 mil millones de dólares al año.

Fuente: telesur, aporrea y agencias