Jóvenes chilenos

“Salida al mar para Bolivia no debe partir en dos a Chile”

1. Lo citado en el título del presente texto, fue la respuesta del ciudadano chileno, Gonzalo Díaz, a la prensa cruceña, en fecha 5-mayo-2014 cuando le fue consultada su opinión acerca de una eventual salida soberana al mar para Bolivia.

2. Eso ocurrió en el marco de la Cumbre Internacional de Estudiantes Universitarios de la G77 más China (Cumbre Modelo) realizada en Santa Cruz de la Sierra, entre el 4 y 6 de mayo reciente, como parte de los preparativos de reunión mundial de mandatarios y delegados oficiales que se desarrollará los días 14 y 15 de junio en nuestra capital cruceña.

3. Pero, ¿Quién es Gonzalo Díaz?: Estudiante de Ciencias Sociales de la Universidad Bernardo O´Higins de Santiago de Chile, que representó a su país en esa cita internacional de universitarios. ¿Qué dijo Díaz? “Todo acuerdo (entre Bolivia y Chile, sobre el tema marítimo) es posible. Personalmente, estoy a favor de la salida al mar para Bolivia”.

4. ¿Qué más dijo Díaz a la prensa cruceña?: “Esa salida (al mar para Bolivia) debe ser por el norte; pero no debe partirse en dos al territorio chileno. En Chile, hay mucha gente que estima que Bolivia debe tener una salida soberana al mar. Debemos recurrir a la integración sin exclusión”.

5. Lo antedicho coincide con las afirmaciones (en fecha 11-marzo-2014) del presidente de los estudiantes de la Universidad de Concepción de Chile, Javier Miranda Sepúlveda, ante 5.000 personas en el mítico Teatro Caupolicán de Santiago de Chile: “¡…Haremos lo posible y hasta lo imposible para que Bolivia tenga una salida soberana al Océano Pacífico…!”.

6. Algo está cambiando en Chile. Las dos afirmaciones de estudiantes chilenos hubieran sido impensables hace cinco años. Peor aún: En la nefasta época (esa de encierro mental) de Augusto Pinochet, era imposible que estudiantes se manifestaran como lo hicieron Miranda Sepúlveda en Santiago de Chile, o Gonzalo Díaz en Santa Cruz de la Sierra.

7. Es que Pinochet y sus herederos (Patricio Aylwin, Eduardo Frei o la misma Michel Bachelet o peor aún Sebastián Piñera) no pueden (aún) percibir a cabalidad lo que piensa la sociedad chilena en sus estratos básicos. Todos ellos piensan aún que la sociedad poco o nada puede hacer acerca de un tema vital de integración de pueblos. Viven en una decadente aureola ideológica.

8. Pero eso está cambiando. Y no es el gobierno, sino la sociedad chilena, que experimenta un proceso de cambio de mentalidad, lento pero cambio positivo al fin. Y los estudiantes (los “pingüinos” de secundaria y los universitarios encabezados por la ahora diputada Camila Vallejo) han dicho ya bastante pero no todo aún.

9. Por ello, es saludable ese cambio de mentalidad de algunas dirigencias sociales (particularmente, de trabajadores y de estudiantes); porque refleja que las barreras impuestas por el poder económico que en Chile, maneja el poder político en ese país, no son infranqueables ni mucho menos….

10. La sociedad chilena avanza. Los estudiantes reclaman (desde hace más de un quinquenio) justas condiciones de estudio. Algunos de sus dirigentes asumen posiciones ideológicas y políticas. Otras se sometieron al voto ciudadano… y ganaron. Es el caso de Camila Vallejo.

(*) Edgar Ramos Andrade. Comunicador e Investigador Social.