Ecuador: El imprescindible…

En esa lucha, quien siempre ha sido y seguirá siendo imprescindible es el pueblo en colectivo, no el pueblo individual de las personas…

1. “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”, decía Bertolt Brecht…

2. Dentro de la lucha social y política, son pocos, muy pocos, los que se pueden encuadrar dentro de esas características y, casualmente, la gran mayoría de esos pocos no son figuras de primeras planas…

3. En esa lucha, quien siempre ha sido y seguirá siendo imprescindible es el pueblo en colectivo, no el pueblo individual de las personas…

4. Nadie es imprescindible, ha dicho el Presidente de la República, Rafael Correa, y es verdad. En la resistencia al neoliberalismo no fue imprescindible un buró político, mucho menos el actual de Acuerdo País, fue imprescindible el pueblo en las calles, y particularmente el movimiento indígena muchas veces cortando carreteras…

5. Para cerrar el paso al TLC y a la OXY no fue imprescindible la publicidad de Vinicio Alvarado, en realidad ninguna publicidad porque no había dinero y porque los grandes medios solo daban paso a las posiciones a favor del TLC y la OXY. Alguna que otra radio como La Luna y alguno que otro periódico, como Tintají, se jugaron enteros contra la OXY y el TLC, pero no fueron imprescindibles. Imprescindible volvió a ser el pueblo…

6. Para posicionar en el imaginario de los ecuatorianos y ecuatorianas el significado del Plan Colombia, cuya última muestra fue el ataque de Angostura, no fue imprescindible la consistencia y mirada jurídica de derecha del Director Jurídico de la Presidencia, otrora abogado de León Febres Cordero. Fue imprescindible la denuncia y la información tenaz y constante de muchos durante mucho tiempo…

7. Para que Rafael Correa llegara a la presidencia no fueron imprescindibles unas encuestas que decían que podía ganar en la primera vuelta. Fue imprescindible que el pueblo, asumiera el peligro real que significaba Alvaro Noboa y la necesidad de cambios profundos…

8. Para que los ecuatorianos y las ecuatorianas digan SI a la nueva Constitución, como no tengo dudas ocurrirá, no es imprescindible quedar bien con la Iglesia, con los grupos agroalimentarios (mandato agrario mediante) o con las transnacionales mineras, es imprescindible que el pueblo sienta que ésta es su Constitución, que la mayoría de los artículos representan el cambio y un quiebre con el poder tradicional, que la Constitución no es un cuento sino un proceso transformador, popular y democrático…

9. Cada día que pasa, con mucha lucha interna, con mucho debate, se va consolidando una Constitución transformadora, en lo ambiental, en lo económico, en las relaciones internacionales… Quedará en falta en algunos temas, pero hasta ahora es mucho más lo que está. Y como seguramente la comisión de redacción no trastocará el rumbo de lo actuado, tendremos una Constitución inmensamente progresista y transformadora…

10, Para eso fue y sigue siendo imprescindible que el pueblo estuviera presente en el trabajo constituyente, fue y seguirá siendo imprescindible la dignidad colectiva de muchos asambleístas (entre lo cuales, con todos sus errores, ha jugado un papel fundamental Alberto Acosta, similar al que jugaba en su pelea contra el neoliberalismo cuando muchos revolucionarios del presente estaban encantados con las privatizaciones) que se han jugado y han luchado por un texto transformador, y buena parte de asesores que supieron defender principios…

11. En el libro Rafael Correa, Un extraño en Carondelet señalaba que era posible aceptar la ambigüedad del gobierno en muchos temas hasta la aprobación de la Constitución, pero en la Constitución no hay espacio para ambigüedades, y luego de aprobada la Constitución será el momento de las definiciones…

12. Unido el objetivo del Si al de una Constitución transformadora, no revolucionaria, pero si de quiebre, como la que se está forjando palabra a palabra, pelea a pelea, volveremos a ver que el único imprescindible volverá a ser el pueblo…

13. Como me decía alguna vez ese gran revolucionario de la América que fue Raúl Sendic, el pueblo es estratega. El pueblo, abriendo surcos, moviendo máquinas, tragando el polvo, juntando rabia, caminando a pesar de todo, siempre caminado, el pueblo es el único imprescindible…

14. Aunque falte mucho por hacer, hay que hacerlo, y aunque el camino está lleno de contradicciones, hay que caminar, y eso es bastante aunque sea muy poco… El SÍ a la Constitución será resultado del camino, pero sobre todo del pueblo en el camino…

Barometro Internacional/kintto@yahoo.com