En México

Se cumplen seis meses de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa

Al cumplirse este jueves seis meses de la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela para formación de maestros de Ayotzinapa, sus familiares siguen exigiendo respuestas de las autoridades y cuestionando sus versiones oficiales al tiempo que protagonizan medidas de presión para resolver el caso.

Los familiares de los jóvenes, que pertenecían a escuela Normal Rural Raúl Isidro ubicada en la localidad de Ayotzinapa de Guerrero, participarán este jueves en un mitin frente a las instalaciones del Instituto Nacional Electoral de México (INE).

Está prevsito que los manifestantes inicien una concentración en el lugar como medida de presión para evitar la celebración de los comicios en el estado de Guerrero el próximo 7 de junio, donde se elegirá al próximo gobernador de la entidad y diputados al Congreso mexicano.

Posteriormente, iniciarán una movilización que finalmente se concentrará en el Monumento a la Revolución, sitio público emblemático ubicado en la capital mexicana.
Voceros de los familiares señalaron que las conversaciones con el gobierno federal están rotas y que no han tenido acercamientos con la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía), que mantiene su tesis de que los desaparecidos fueron asesinados y calcinados en un basurero de Cocula, ciudad ubicada en la provincia de Jalisco.

La versión es rechazada por las familias. La Fiscalía sostiene que por orden del alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, los jóvenes fueron atacados y detenidos por la policía municipal, entidad que luego los entregó al cartel Guerreros Unidos. Miembros de grupo confesaron que los habría asesinado e incinerado, según la Fiscalía.

“Hay indicios de que están vivos, puede ser que estén en el campo Militar Número 1 en la ciudad de México o en algún cuartel en el estado de Guerrero, que las instituciones internacionales exigen que sean revisadas”, dijo Meliton Ortega, representante de las familias afectadas.

Imagen que muestra a activistas en protesta contra el gobierno mexicano el pasado 20 de marzo, frente a las oficinas de la CIDH, ubicado en Washington, EE.UU. Foto: AFP

El caso que dio la vuelta al mundo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió el pasado 20 de marzo al gobierno mexicano continuar con la investigación sobre la desaparición de los 43 normalistas.

Durante la sesión el °154 período de sesiones de la CIDH que se realizó en Washington se solicitó al Poder Judicial de México que investigue los hechos violentos de Ayotzinapa como un acto de “desaparición forzada”, debido a que de esta forma los acontecimientos tendrían una relevancia internacional y serían imprescriptibles.

El comisionado de la CIDH, Paulo Vannuchi, indicó que la desaparición es una muerte no concretada, por lo que no se completa el proceso de luto.

Igualmente, a la sesión asistió una comisión de padres y representantes de los estudiantes desaparecidos, quienes dieron a conocer sus denuncias sobre la actuación que ha tenido el gobierno en el caso.

La falta de otras pruebas de ADN y el hecho de que la reconstrucción del crimen esté basada en las confesiones de los presuntos victimarios ha hecho que organizaciones como Human Rights Watch (HRW) o Amnistía Internacional (AI) hayan puesto en duda la versión oficial.

“Seis meses después de la desaparición forzada de los 43 estudiantes (…) expresamos nuestra preocupación frente a las muchas interrogantes que se mantienen sin respuesta”, manifestó este jueves AI en un comunicado.

Los expertos enviados recientemente a México por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también han dicho que aún no tienen certeza de lo que sucedió con los jóvenes.

Telesur-jornada.unam.mx