Bolivia

80% de bolivianos ve a Morales de candidato para 2020 cuando su popularidad raya 76%

Ochenta de cada 100 bolivianos ve a Evo Morales como postulante seguro a la Presidencia de Bolivia en las elecciones de fines de 2019 y, este miércoles, a casi un lustro de tal previsión, 35% de los entrevistados por la independiente Captura Consulting (CC) lo quiere presidente hasta 2025, en momentos en que el mandatario indígena de izquierdas mantiene una popularidad de 76%, la más alta cualitativa en Latinoamérica, según una universidad de Colombia y un periódico de Chile.

De acuerdo con la encuesta de CC divulgada por el magazine televisivo No Mentirás, de la privada red nacional PAT, Morales, cuyo Movimiento Al Socialismo y organizaciones sociales sopesan la posibilidad anticipada de volver a postularlo a la Presidencia boliviana para el período constitucional 2020-25, ha marcado la convicción en 804 de cada 1.000 bolivianos que volverá a postularse, contra 145 que desestiman tal posibilidad sugerida.

En esa corriente, 58 de cada 100 bolivianos plantean su desacuerdo con que el mandatario que más años ha permanecido en el Palacio Quemado vuelva a postularse, mas casi 33 precisan su acuerdo con que el gobernante, electo en 2005 con 54% de los votos, en 2009 con 64% y en 2014, hace nada más 8 meses, con 62% de los sufragios, reconduzca un nuevo mandato.

Para ello debe enmendarse la Constitución boliviana de 2009.

“Es peligroso que se insista en una reelección indefinida más allá de lo legal”, dijo la presidente de la local Asociación de Periodistas de La Paz, Lupe Cajías.

La encuesta formulada por CC señala asimismo, que los bolivianos quisieran además de Morales, pero en menor escala, al acaudalado empresario de la comida rápida, el opositor Samuel Doria Medina, el actual gobernador de Santa Cruz, el también opositor Rubén Costas, al ex presidente conservador Jorge Quiroga y hasta al alcalde de La Paz, Luis Revilla que adversa al gobernante indígena desde posiciones de centro, en la liza electoral de aquí a 5 años.

Morales, a quien los medios no han dejado de preguntar sistemáticamente desde que fue investido en enero último si volverá o no de postularse a la Presidencia y si abrirá el código político para hacerlo, ha sido ensalzado en tanto como el presidente con mayor índice de popularidad de Latinoamérica, junto a su colega de Ecuador, Rafael Correa.

Ambos, dice un estudio publicado por la Universidad Politécnico Gran Colombiano, cosechan una popularidad de 76%, casi 40 puntos más que el mexicano Enrique Peña Nieto (39%), el mejor acomodado en el tablero latinoamericano que marca puntuaciones magras de popularidad.

Las presidentes de Argentina y Chile, respectivamente Cristina Fernández y Michelle Bachelet, consignan 29% de popularidad, lo mismo que el colombiano Juan Manuel Santos.

El venezolano Nicolás Maduro 25%, el peruano Ollanta Humala 16% y la brasileña Dilma Rousseff 13%.

En resumen, dice el Diario Financiero de Chile, Evo Morales y Rafael Correa son los presidentes que “gozan de mayor respaldo ciudadano” en América Latina.

Esto porque, según el profesor de la Universidad Grancolombiano, Humberto Suárez, el “éxito de los gobierno de Bolivia y Ecuador tiene que ver con la habilidad con la que sus mandatarios han asumido las políticas sociales”.

Además de “archivo en enfocarse en los ciudadanos por encima del capital, y esto está siendo percibido por los habitantes, sobre todo en transformaciones a nivel de desarrollo”.

“En Bolivia, además, es la primera vez que un presidente indígena llega al poder, en un contexto donde más de 70% de la población tiene esta característica, por eso hay tanta representación y se están interpretando y planificando con mayor eficiencia las políticas de desarrollo, de acuerdo con las necesidades”, agregó.

ABI