Argentina: ¿No era que el barco se hundía?

25.Ago.2008    América Latina

El superávit de julio registró un crecimiento del 56,1 por ciento. Cristina Fernández en casa de Gobierno realizó el anunció oficial con datos técnicos y esto estuvo a cargo del ministro de Economía.

Las cuentas del Estado Nacional cerraron julio con un ahorro de 4.022 millones de pesos gracias a un incremento de 32 por ciento en los ingresos, y un menor aumento de las erogaciones, que subieron 27 por ciento. La presidenta Cristina Fernández sostuvo que el superávit demuestra que está firme la economía y explicó que este resultado equivale al 3,3 por ciento del PBI; “quince décimas de punto por arriba de lo presupuestado y aprobado por el Parlamento argentino, como superávit fiscal esperado”.

El superávit fiscal de julio fue de 4.022,1 millones de pesos lo que significó un 56,1 por ciento más que en igual mes del año pasado. Según informó el ministro de Economía, Carlos Fernández, esta cifra es producto de un mayor crecimiento de los ingresos por sobre los gastos.

La suba del superávit fiscal había sido adelantado por la presidenta Cristina Fernández que encabezó ayer un acto en Malvinas Argentinas en donde anunció el inicio de obras.

“Quiero decirles lo que muchas veces parecen números

macroeconómicos, pero que en definitiva son los que dan sustentabilidad a los anuncios”, indicó antes de dar a conocer la cifra que demuestra una suba respecto de la cifra alcanzada en igual mes del año pasado.

“No sé uno, si por allí hace caso de tanta noticia publicada o recitada, parecería que estuviéramos al borde del colapso, como en las peores épocas de la República Argentina. Sin embargo, quiero anunciar, desde aquí, desde Malvinas Argentinas el superávit fiscal, que hemos alcanzado y que es de 4.022,1 millones, para el mes pasado; 56,1 por ciento más, que el mismo superávit del mismo mes del año anterior”, aseguró Cristina Fernández.

La presidenta explicó que este resultado equivale al 3,30 por ciento del PIB; “0,15 por arriba de lo presupuestado y aprobado por el Parlamento argentino, como el superávit fiscal esperado”, destacó.

Para dar una muestra de la firmeza de la economía, Fernández de Kirchner también adelantó las cifras “del otro superávit, “el gemelo”, como les gusta decir a los economistas, y que ha alcanzado la cifra de 1.001 millones de dólares de superávit comercial”.

La cifra resulta una fuerte recuperación respecto a los 300 millones de dólares que se habían alcanzado en junio. La mandataria alertó sobre las “voces tendientes a desalentar, a hacernos creer que las cosas van mal o están peor”.

En este marco, Cristina destacó la importancia de “trabajar en conjunto por y con el pueblo” y aseguró que “estas cifras anunciadas demuestran que el país está creciendo y que se está transitando por buen camino”.

Además hizo referencia a los sectores de la oposición y la contra que ejercen contra las medidas económicas y sostuvo: “Me enorgullezco de pertenecer a una generación que nunca fue light, eso es bueno para adelgazar y ni siquiera porque para adelgazar hace falta esfuerzo, trabajo, en la vida hay que poner fuerza”.

“Los que critican, los que quieren distorsionar es porque nunca creyeron que con ideas, compromiso, política y solidaridad podemos construir un país mejor”, añadió. Por último, enfatizó: Al futuro no debemos esperarlo cruzados de brazos, hay que construirlo todos los días”.

En tanto, luego del anuncio realizado por la presidenta Cristina Fernández en casa de Gobierno se realizó el anunció oficial con datos técnicos y esto estuvo a cargo del ministro de Economía, Carlos Fernández, y del secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa.

Durante el informe a la prensa, Fernández destacó que este superávit de 4.022,2 millones de pesos estuvo alentado por un incremento de casi el 32 por ciento en los ingresos, y un menor aumento de las erogaciones, 27 por ciento.

Pezoa desestimó que este menor gasto sea un despegue del Estado de su política de inclusión social, al asegurar que “mantenemos un gasto adecuado y no retaceando a quien corresponde” esa ayuda.

El crecimiento de los Gastos Primarios en julio del 2008 es explicado en un 47,2 por ciento por las Transferencias al Sector privado, en especial el PAMI, que se lleva un tercio de ese aumento, y los subsidios a la energía eléctrica, que se lleva una cuarta parte.

En un análisis más general, entre enero y julio de este año se logró un ahorro primario de 24.332 millones de pesos, 44 por ciento más que en igual período de 2007. Por su parte, el resultado financiero acumulado a julio resultó 78,1 por ciento superior al del 2007 al totalizar 16.627 millones de pesos.

enviado por prensa frentetransversal