Uyuni, Bolivia

Morales recibió energía del sol en Nuevo Año Andino Amazónico 5.523

Con la ofrenda a la Pachamama (Madre Tierra), el presidente Evo Morales, levantó en la madrugada del domingo sus manos para recibir los primeros rayos del sol y captar toda la energía positiva y sabiduría para seguir trabajando por Bolivia en el nuevo Año Andino Amazónico 5.523.

De esa forma el primer Presidente Indígena de Latinoamérica realzó la celebración de la fiesta del Willkakuti o el retorno del Sol en la Isla de Incahuasi, en la parte central del Salar de Uyuni, en el departamento de Potosí.

“En el Machaq Marka 5.523 años, estamos firmes, como soldados de esta Madre Tierra, como soldados de nuestro proceso de cambio y estamos aquí para seguir liberándonos hermanos y hermanas”, dijo tras recibir los rayos del sol.

Con orgullo y honor, aseguró en seguir impulsando la liberación con principios y valores que no solamente es para el pueblo, sino con políticas sociales y económicas que hoy es un reflejo en todo el mundo.

Demandó unidad, que será el triunfo del pueblo y derrota del imperio que por tantos años dominaron, saquearon los recursos naturales, humillaron, odiaron y buscaron eliminar al movimiento campesino indígena originario.

El Presidente rodeado por el Consejo de Ayllus y Comunidades Originarias del Salar de Uyuni, vecinos, el Consejo de Amautas, además de autoridades civiles, militares, policiales y de municipios de Llica y Tawa, dijo que su presencia es para recibir energía, fuerza, sabiduría e inteligencia para que Bolivia siga avanzado.

Se festejó con música ancestral muy propia del lugar, de igual forma se realizaron una serie de ritos, entre otros para celebrar la fiesta del Willkakuti, junto al Jefe de Estado, cuya presencia fue ovacionado por los comunarios, incluso de turistas extranjeros.

El Presidente luciendo un poncho blanco de alpaca compartió la ceremonia con danzas autóctonas que recuerda un pasado lleno de esplendor.

Así como en la Isla de Incahuasi, las ceremonias centrales se iniciaron cerca de las 05h00 en Tiwanaku, Nueva Galilea, Cobija, La Paz, Samaipata, en Santa Cruz.

Como cada 21 de junio el mundo aymara marcó otra vez el inicio del ‘Machaq Marka’ (Año Nuevo Andino Amazónico), que consiste en recibir los rayos del sol, que atraviesan por ejemplo el monumento de la Puerta del Sol del complejo Arqueológico de Tiwanaku.

El mundo aymara acostumbra recibir el nuevo año con una gran celebración que se inicia con la ceremonia central, previa a la salida de los rayos del sol, que consiste en el colocado de las mesas u ofrendas a la Pachamama en agradecimiento por lo recibido y las solicitudes para el nuevo año 5.523 que se inició el domingo.

ABI