Bolivia, Potosí

La batalla en las redes sociales

Las redes sociales, Facebook y Twitter, han logrado resultados políticos que se prestan para el análisis del campo político.

Es en este preciso lugar donde la política -en su forma digital-, adquiere movilidad y dinámica ideológica, amén de las consecuencias, muchas veces perversas, en lo cotidiano de la realidad.

Y señalo este hecho, porque en Potosí el día sábado por la noche, hicieron circular mensajes en face y tuit, que anunciaban la “invasión de campesinos a la ciudad” y sugerían “organizarse”, “armarse” y, en fin, participar de una guerra que no existía, invasión de campesinos que no había y un apagón de luz que desató la chispa y algún extraviado que se le ocurrió hacer explotar una dinamita.

Pero las redes sociales, son el lugar donde la guerra aloja intereses y genera imaginarios colectivos que -como en el caso 25P- son falsos y organizados alrededor de una estrategia de acción política mucho más amplia de lo que uno puede advertir a simple vista.

Solo baste señalar que Jhon Arandia sin tener sustento real de lo que circulaba en las redes sociales, se hace eco y arma un tuit por demás peligroso y que incurre en la esfera delictiva, siendo periodista él, tiene la obligación de contrastar su información con veracidad, este periodista escribió: “Campesinos ingresan en Potosí. Hay tomar y no hay luz. Hay temor a esta hora”.

Otro conocido periodista, Sergio Calderón escribió: “Informan de dos enfrentamientos en Potosí. Hay temor”

Para rematar, aparece el ex masista Eduardo Maldonado quien escribe que: “Este reporte es desde Potosí; las campanas de las iglesias comenzaron a llamar a la gente en alerta”

¿Cuál es el mensaje de estos tuits? ¿Qué hay detrás de todo? ¿Cómo un periodista sin verificar los hechos se convierte en parte de un incendio virtual? ¿Cuál es su responsabilidad? ¿Cómo es posible que el ex masista quiera ganar almas incautas con un tuit que falsea la realidad?

En realidad lo que se buscaba, aprovechando el apagón de luz, es armar un escenario de guerra civil, sustentada en el racismo, pues los victimarios de estos mensajes, vienen a ser precisamente ellos, “los campesinos”. Y las victimas los “citadinos” de Potosí, particularmente los mineros.

Indagando en las redes sociales de activistas en Potosí, llego a la conclusión de que un apagón de luz, generó una reacción en cadena, que fue hábilmente aprovechada por operadores políticos cercanos al Comité Cívico Potosinista (COMCIPO).

René Oscar Pelaez Villapando en Facebook resulta ilustrativo: “Anoche el gobierno lanzó un globo de ensayo, para ver la reacción de Potosí, cobardemente cortaron la luz en algunas zonas estratégicas, y acallaron las radios algunos grupos de indios quisieron entrar pero el pueblo reacciono rápidamente, se encendieron fogatas en todas partes, la gente salió a la calle armados con lo que pueden y listos para darles un buen recibimiento (con fuegos artificiales incluidos) a los pongos (campesinos) del gobierno, pero lo único que lograron es unificar más al pueblo y levantar su moral combativa, maniobra que hace el pajarraco ignorante de Orinoca la c… más de lo que estaba, ya no tiene argumentos para explicar lo inexplicable, pase lo que pase es una derrota política para el gobierno, en Potosí han perdido mucho terreno, aquí su reelección va a ser difícil, en todos los demás departamentos están admirados por la valentía, el coraje de los potosinos, eso se logró, la unidad de los potosinos y orgullosos de ser bravos hijos nacidos en esta tierra”

¿Qué tal el discursito? Y luego dicen que no hay intereses políticos…

Las redes sociales, en Potosí son rehenes del racismo abierto (en Facebook) encubierto (en tuiter) y están siendo prolíficamente utilizadas para azuzar la violencia racial como método y con ello enfrentarse al MAS y Evo Morales.