Bolivia: El diálogo acaba sin acuerdos, ahora el Congreso definirá

El diálogo que se inició el pasado 18 de septiembre para buscar una salida a la crisis política en el país, concluyó el domingo por la noche sin la firma de un acuerdo entre el Gobierno y los prefectos de la oposición, bajo la mirada de observadores internacionales.

El Gobierno del presidente Evo Morales, los prefectos de Cochabamba, Oruro, Potosí, La Paz y Pando, la Federación de Asociaciones Municipales (FAM) y la bancada parlamentaria del Movimiento Al Socialismo (MAS) firmaron la noche del domingo el documento de acuerdo nacional, sin el respaldo de los radicales opositores agrupados en el denominado Consejo Nacional Democrático (Conalde), según dio cuenta hoy lunes la Agencia Boliviana de Informacion (ABI).

De esta manera, la convocatoria a los referendos constituyente y dirimitorio del proyecto de Constitución Política del Estado (CPE), aprobado en diciembre, pasó al Congreso, que se encuentra amenazado por sectores sociales afines al Ejecutivo.

En este marco, y sobre las medidas que asumirán los prefectos para hacer frente al referéndum que deberá dilucidarse en un nuevo escenario -el Congreso Nacional-, el Prefecto tarijeño manifestó que verán si el Gobierno toma o no en cuenta esa recomendación sobre el saneamiento de los registros electorales,

El diálogo que se inició el pasado 18 de septiembre para buscar una salida a la crisis política en el país, concluyó el domingo por la noche sin la firma de un acuerdo entre el Gobierno y los prefectos de la oposición, bajo la mirada de observadores internacionales.

Sin embargo, la cita, que finalizó tras más de 10 horas de debate final, se cerró con una foto en conjunto para la prensa y un apretón de manos entre el presidente de la República, Evo Morales, y los prefectos de Beni, Santa Cruz, y Tarija; faltó al ‘acto’ la prefecta de Chuquisaca, Savina Cuéllar, por motivos no señalados.

“Este acuerdo fue suscripto por los prefectos de La Paz, Cochabamba,Pando, Oruro, Potosí y la Federación de Asociaciones Municipales, la FAM, también por algunos parlamentarios, pero no así por los prefectos de oposición”, señaló el ministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Carlos Romero, en conferencia de prensa al término del encuentro.

La reunión estuvo presidido por el presidente Evo Morales Ayma y el vicepresidente Alvaro García Linera. También participaron representantes de las iglesias, Católica y Metodista, además de observadores nacionales e internacionales.

En ese marco, Romero lamentó que los prefectos de oposición no se hayan sumado a un acuerdo nacional de gran expectativa para el pueblo boliviano y, remarcó Romero, fundamentalmente para las regiones impulsoras del proceso autonómico.

El acuerdo debió consolidar básicamente los consensos logrados sobre autonomías y su constitucionalización, además de garantizar y viabilizar la convocatoria al referendo dirimitorio (para definir la extensión de tierras privadas entre 5.000 ó 10.000 hectáreas) y el aprobatorio por el proyecto de la nueva Constitución Política del Estado.

El Ministro dejó en claro que el Poder Ejecutivo no clausuró el escenario del diálogo y concertación con las regiones autonomistas. “Los vamos a seguir esperando”, aseveró.

Los cuatro prefectos que no suscribieron el acuerdo fueron de Santa Cruz, Rubén Costas, de Beni, Ernesto Suárez, de Tarija, Mario Cossío, y de Chuquisaca, Savina Cuellar, que tienen su caudal electoral concentrado en las ciudades capitales de estas regiones.

En el referendo revocatorio del 10 de agosto pasado el Mandatario fue ratificado en 95 de 112 provincias del país, con el 67.4 por ciento de preferencia electoral.

Por su parte los movimientos sociales agrupados en la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam) anunciaron el inicio de la marcha desde Caracollo hacia el Congreso Nacional desde el 13 de octubre, simultáneamente otras movilizaciones partirán desde distintos puntos de los departamentos de La Paz y Oruro.