Argentina

Macri asegura el rumbo (neo) liberal de su política económica

De “Cambiemos” a volver al pasado

En los cinco primeros días de su gobierno, el presidente Mauricio Macri ya trazó y definió claramente la dirección liberal de su política económica, anunciando la reducción del papel fiscalizador del Estado, y mostrando un acercamiento con el Tesoro de los Estados Unidos y organismos crediticios internacionales. Además comenzó a designar por decreto los integrantes de la Suprema Corte de Justicia, y abrió una brecha entre los referentes de la cultura nacional con el subsecretario de Asuntos Legislativos del Ministerio de Seguridad, Carlos Manfroni, y adelantó la suspensión de la ley de medios, tan criticada por los grandes empresas de las comunicaciones.

Este martes, después que en un encuentro con industriales el presidente Macri afirmara que “necesitamos un desarrollo industrial inteligente y sustentable. Si hacemos cosas no sustentable el costo lo paga la gente”, anunció un acuerdo entre la petrolera estatal YPF y Dow Argentina, para comenzar a explotar yacimientos de gas mediante la modalidad de fracking. Al mismo tiempo, el ministro de Energía, Juan José Arangueren, adelantó que se enviará un proyecto de ley al parlamento para incentivar la exploración de hidrocarburos en áreas de riesgo off shore (en el mar) y no convencionales.

La explotación de hidrocarburos por métodos no convencionales, como el tracking es cuestionada por las organizaciones ambientalistas y se considera que ese mecanismo de hacer surgir petróleo o gas mediante la inyección a presión de agua en las rocas, es altamente contaminante y no contribuye al desarrollo sustentable.

El ministro de Industria anunció que se comenzará a eliminar los subsidios a las tarifas de electricidad y gas para los hogares, aunque dijo que será gradual y se atenderá a los hogares de menor poder adquisitivo.

Por otra parte, el presidente Macri, después de anunciar el cese de las retenciones a las exportaciones de trigo, maíz y la reducción de las retenciones a la soja, también señaló que el fin de las retenciones a las exportaciones industriales y la eliminación de las declaraciones anticipadas de importaciones.

El anuncio de la reducción de las retenciones a las exportaciones de granos no satisfizo del todo a los productores. La medida baja del 35% al 30% las retenciones a las ventas de soja, que representa el 80% aproximado de las exportaciones de granos y elimina las mismas para maíz y trigo.

El ex titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi dijo que “a aquel que tiene 3 mil, 4 mil hectáreas le sirve, pero al que tiene 4 o 5, la verdad, no le hace mucha diferencia”.

“Los productores más chicos lo que estamos esperando es que haya una segmentación de retenciones”, subrayó. “El que tiene pequeñas superficies necesita cero retenciones. A las grandes superficies esto significa más fluidez, va a haber más rentabilidad en los productores más grandes, para quedarse con los campos de los productores más chicos”.

Se espera que con esta medida, los productores comiencen a concretar las exportaciones de granos que tenían guardado en silo a la espera del cambio de gobierno y de que se concretara la eliminación o rebaja de las retenciones y una devaluación del peso (medida que se espera para los próximos días). De esta manera en estos dos meses se estarían liquidando exportaciones por unos 5.000 millones de dólares.

La expectativa de una rápida liberación del precio de dólar y de la eliminación de las restricciones para su comercialización, se han ido aplazando y ahora las nuevas autoridades económicas argentinas hablan de ir a ese objetivo de manera gradual. El presidente de la república dijo en su discurso en la Conferencia Industrial Argentina, que “esta semana vamos encarar la salida del fin del fin, que es el cepo. Lo estamos encarando, hay un enorme apoyo mundial hacia este cambio”.

El ministro de Hacienda, Alfonso de Prat-Garay, ya envió sus asesores a buscar préstamos en el Tesoro de Estados Unidos, y en organismos internacionales. El mismo día en que asumió la cartera dijo que la situación económica “no es crítica” aunque señaló que recibió una “herencia compleja”.

En tanto, en sus primeros cinco días de gobierno, el precio del dólar en el mercado paralelo se mantiene en los mismos niveles que la semana previa al balotaje presidencial, apenas por debajo de los15 pesos por dólar.

Al mismo tiempo los comercios han empezado un ajuste de precios que anticipa la devaluación que todos prevén llevará el precio oficial del dólar de 9,80 a 15 pesos.

El gobierno también ha abierto una brecha en la cultura, por un lado al anunciar que dejará sin efecto la ley de medios que buscaba democratizar la propiedad de los medios de comunicación de masas. El gobierno de Macri entiende que la ley de medios fue creada “para aniquilar a medios de comunicación, como por ejemplo al Grupo Clarín, y también a otros” según explicó el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad.

El ministro añadió que “los medios van a competir libremente en el mercado y trataremos de ayudar a los más pequeños”.

Asimismo se conoció una carta pública del músico Charly García, cuestionando al subsecretario de Asuntos Legislativos del Ministerio de Seguridad, Carlos Manfroni, después que el periodista Horacio Verbitsky diera a conocer los antecedentes del nuevo funcionario, su papel en medios durante la dictadura y sus opiniones y sus opiniones ultra reaccionarias sobre la democracia, el rock, entre otros temas.