¿Puede el Ejército de los Estados Unidos invadir a los Estados Unidos?

Entre los medios de comunicación más radicales de los Estados Unidos (más extremistas, dirían otras fuentes), se maneja en este momento una pregunta que pone en peligro las próximas elecciones presidenciales en ese país.

Los rumores y las historias que corren pueden verse en el siguiente sitio web http://www.youtube.com/watch?v=UgMx2F41XD0. Representantes del Congreso de los Estados Unidos introducen, a partir de amenazas y conversaciones privadas que han tenido, su propia interpretación de una serie de sucesos que van desde mediados de los años ochenta hasta el 2008. Muestran que los marines y los soldados del Ejército de su país están siendo entrenados para sofocar mediante las armas cualquier levantamiento masivo contra el gobierno por parte de la población estadounidense.
El Representante demócrata por California, Brad Sherman, durante los debates que se realizaron la semana pasada hizo una gran revelación. Este congresista plantea que muchos y muchas de sus colegas fueron amenazados en caso de no votar a favor del paquete de ayuda a los banqueros. Se les decía que se caería el cielo, que los mercados se caerían en miles de puntos, y a algunos se les dijo que se implantaría la Ley Marcial, de no aprobarse tal paquete.
Ya el mes pasado, el periódico “The Army Times” había publicado un artículo sobre el tema. En esta fuente se planteaba que las fuerzas armadas estadounidenses podrían ser llamadas a intervenir para controlar el descontento civil o para manejar escenarios potencialmente aterradores tales como “envenenamientos masivos” o el uso de armas químicas, biológicas, nucleares o de gran potencia explosiva, en su propio territorio.
En este impresionante artículo del “The Army Times”, se planteaba que el gobierno de Bush estaba haciendo regresar al territorio de los Estados Unidos equipos de combate de Irak. La continuación de su misión en “America” y su re-asignación al Comando Norte para intervenir en caso de movilizaciones civiles masivas, es el objetivo de la repatriación de estas tropas. Estas instrucciones violan al Posse Commitatus, un instrumento legislativo estadounidense que previene y prohíbe la vigilancia armada de la población civil por parte de su propio ejército.
Es importante tener en cuenta que estos acontecimientos son el último paso de un plan, que según lo que aparece en el video antes citado, ha sido estratégicamente implementado desde mediados de la década de los ochenta, tanto por los gobiernos del partido demócrata como republicano. Es crucial entender que, hoy por hoy , el gobierno de Bush puede estar lanzando líneas para llegar al punto final de un plan que se ha venido ejecutando por décadas, experimentado con su propia población, siendo el caso del Huracán Katrina, uno de sus más relevantes ejemplos.
El último rumor que esta fuente maneja es que se está construyendo la noticia de un nuevo “Nueve de Septiembre”. Como ya aconteció en 2001, el virus del antrax, con todas las implicaciones de un terrorismo biológico que este tipo de guerra implica, justificaría no sólo la implantación de la ley marcial en los Estados Unidos, sino que principalmente suspendería las elecciones presidenciales a realizares en Estados Unidos el 4 de noviembre del 2008.

sandra_angeleri@yahoo.com