Bolivia marca el año cero de su refundación

Acuerdo histórico viabiliza referendo y libra de obstáculos a nueva Constitución

El presidente Evo Morales Ayma promulgó a las 14.00 del día martes, en presencia de miles de bolivianos y bolivianas, en la plaza Murillo la Ley de Referendo Dirimidor y de Aprobación de la nueva Constitución Política del Estado para el 25 de enero de 2009.

El pueblo boliviano experimentó un histórico día. Apenas el Legislativo sancionara esa ley de convocatoria después de más de 17 horas de intenso debate, el presidente Evo Morales emocionado y con lágrimas que rodaban por sus mejillas llamó aprobar con el “cien por ciento” la nueva Carta Magna en el referendo previsto para el próximo 25 de enero.

La aprobación del referendo constitucional para el 25 de enero de 2009, despejó los grandes obstáculos que rodeaban al proyecto de nueva Constitución Política del Estado (CPE), coincidieron este martes opositores, oficialistas y analistas políticos.

El director de la oficina de Prevención y Resolución de Conflictos de la Organización de Estados Americanos (OEA), Raúl Lagos, reconoció como un triunfo histórico de Bolivia el acuerdo político.

El ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero; el jefe de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina; el jefe de Poder Democrático Social (Podemos), Jorge Tuto Quiroga, y el analista político, Carlos Cordero, por separado, consideraron que el pacto de ser respetado, no tiene por qué haber obstáculos para hacer campaña en contra de la nueva Carta Magna.

Incluso el vicepresidente de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM), Luis Revilla, mostró su satisfacción porque conservaron los acuerdos de Cochabamba sobre las autonomías y dijo que hay que trabajar por el Sí.

Aunque otra era la posición de los prefectos opositores de Beni, Ernesto Suárez Sattori; de Chuquisaca, Savina Cuellar; y de Santa Cruz, Rubén Costas, quienes expresaron su oposición a la ley del referendo constitucional y anunciaron el inicio de una campaña por el No para rechazar el nuevo texto de la Carta Magna en el las urnas.

El secretario general de las ONU, Ban Ki-moon, felicitó al Gobierno de Bolivia y a las fuerzas de oposición por el acuerdo al que arribaron para llamar a referendos por la nueva Constitución que permitirá, además, avanzar en la construcción de un futuro inclusivo, democrático y próspero en el país.