Guatemala

“Yo me considero provida”

K.A. Palma     27.Feb.2016    Opinión

¿Dónde está la responsabilidad del hombre a la hora de criminalizar el aborto?, los países que penalizan con cárcel a la mujer en casos de aborto sólo la condenan a ella y no al hombre.

Hace algunos días, revisando mi cuenta de Facebook me encontré con una imagen realmente desagradable, era la imagen de un feto de no más de dos meses de gestación, ensangrentado sobre el asfalto de una calle. La imagen sin ningún texto, ni información ni nada, solo el feto muerto en el asfalto y como encabezado decía “comparte si estás en contra del aborto”, sumaba alrededor de cien mil “ me gusta” y unas trescientas personas la compartieron, revisé los comentarios y solo se veían insultos y maldiciones. Curiosamente muchos de esos comentarios provenían de hombres que se sentían sumamente “ofendidos” por esas mujeres “malditas” que abortan. Como bien se sabe los anticonceptivos no son métodos 100% seguros así que si una pareja utiliza preservativo aún hay posibilidad de que la mujer se embarace , yo me pregunto: ¿será que esos hombres “defensores de la vida” toman algún método anticonceptivo adicional? ¿O sólo dejan a la mujer la responsabilidad de tomar anticonceptivos?

La decisión de abortar no es sólo responsabilidad de la mujer, ¿hay casos en los que el padre desea al niño y la mujer no? ¡Sí!, pero en su mayoría las mujeres abortan no sólo porque no pueden hacerse cargo del niño por razones económicas sino porque su pareja les exige que aborte. Entonces, ¿dónde está la responsabilidad del hombre a la hora de criminalizar el aborto?, los países que penalizan con cárcel a la mujer en casos de aborto sólo la condenan a ella y no al hombre.

A la hora de condenar el aborto pensemos, en qué pasaría si estuviera yo en esa situación. La gente con medios económicos paga una clínica privada y fácilmente arregla el problema, los hombres que no están preparados para ser papás fácil le dicen a su novia, “yo no quiero ser papá” y dejan a la mujer a su suerte. Qué sucede con las niñas violadas, las mujeres drogadictas que no tienen la capacidad de hacerse cargo ni de ellas mismas, embarazos de alto riesgo, etc.

El aborto se da por muchísimas razones y el factor económico es lo más común, pero también son pocas las mujeres que cuentan con seguro social, en muchas empresas una mujer embarazada es un estorbo, incluso el ser madre ya representa para las empresas un problema, hay mujeres que hasta son despedidas si quedan embarazadas. Sólo una mujer que tiene en sus manos una prueba de embarazo positiva sabe qué se siente tomar la decisión de tener un hijo o no y ninguna de las dos decisiones es fácil. Legalizar el aborto es darles a esas mujeres la oportunidad de decidir sin prejuicio y condenas por parte de la sociedad.

Y con esto no estoy diciendo que se utilice el aborto como método anticonceptivo porque es obvio que no lo es, hay estadísticas que demuestran que en los países en los que es legal, la tasa de abortos al año ha disminuido, las mujeres ya no mueren por ir a clínicas clandestinas e insalubres. Ya no mueren por practicarse el aborto ellas mismas, en esos países les dan charlas y ayuda psicológica e informativa a las mujeres, no las dejan a su suerte y en el proceso hay quienes deciden ya no abortar.

Penalizar el aborto no hará que éste disminuya y está demostrado que ni las leyes mas rígidas contra esta practica lo evitan, condenar y maldecir tampoco ayuda. Sin embargo hablar sobre el tema sin tabú, informarse y educar a las personas eso si ayuda.

En conclusión, la sexualidad y su práctica es responsabilidad de la pareja y de nadie más, si no quieren ser padres, ambos deben preocuparse por evitarlo. El aborto legal no es un método anticonceptivo pero, sí es darle oportunidad de seguir viviendo a esas mujeres que corren el riesgo de morir por practicarse un aborto clandestino.

Si te consideras “provida” preocúpate por aquellos que viven, no solamente de aquellos que aún no han nacido.

K.A. Palma
Guatemala.