Venezuela

Alcoholismo, Política y Estado

José Amesty    08.Nov.2011    Opinión

Ante la deprimente y bochornosa actuación de Pablo Pérez, precandidato a las primarias de la MUD y eventual precandidato presidencial en las venideras elecciones de Octubre 2012 en Venezuela, deseamos llamar la atención en relación a dos aspectos ligados al alcoholismo, que son problemas de Estado.
Lo primero es que se pone en el tapete de nuevo, el debate sobre cómo evaluar la vida privada de cualquier funcionario público. Algunos piensan que poco debería importar lo que un funcionario del Estado haga o no haga con o en su intimidad. No es asunto público que a éstos les guste o no, hagan o no hagan determinada actividad. Si está reñida con la moral su actuación publica.
A menos, obviamente, que se trate de evidentes violaciones de la ley, actos contra la cosa publica, agresiones contra las personas, que son algunas extravagancias en las que ha incurrido el Gobernador del Estado Zulia, Pablo Pérez, y que son faltas que aplican a cualquier ciudadano. No pudiera ser cuestionable que Pérez sea borracho asiduo, sino que haya cometido faltas al orden publico, y que a cuentas de su investidura, pretenda gozar de inmunidad.
Se plantea un problema práctico, ¿De qué manera la bebida afecta o no la actividad política y profesional de Pérez? Es difícil determinarlo, pero lo que si es pertinente, es cómo el Estado Revolucionario debe enfrentar esta problemática con sus funcionarios públicos, sean de oposición u oficialistas.
El otro aspecto es cómo el Estado brega o implementa políticas públicas con un problema que a pasado a ser sociocultural en relación al alcohol.
La sociedad venezolana acepta y alienta el consumo de alcohol, justificándolo con cualquier motivo: acontecimientos familiares importantes: bodas, funerales u ocasiones triviales: lavar el automóvil, pintar la casa, u otras. Se ve como normal que en algunas reuniones familiares, en las que se consume alcohol, se les permite a niños y niñas que prueben las bebidas de los padres, familiares o amigos.
Otra característica común es que las mujeres consumen alcohol de forma competitiva con los varones; agregándose además que el consumo de alcohol durante el embarazo ocasiona otros problemas.
07-11-2011