Algunas afirmaciones de un estadounidense del gobierno Reagan.

Es un documento histórico lo que dice Paul Craig Roberts considerando los cargos que ha ocupado. Entre otros ha sido secretario adjunto del Tesoro de EE.UU. en el gobierno de Reagan, miembro del personal del Congreso de EE.UU., editor asociado y columnista del Wall Street Journal, columnista de Business Week. Integró un comité secreto para enfrentar a la Unión Soviética.
Qué afirma Roberts junto a breves comentarios:
“Reagan pensaba que la economía soviética era demasiado decrépita para resistir la presión de una carrera armamentista de alta tecnología…”
“La CIA dijo a Reagan que los soviéticos ganarían la carrera armamentista, porque era una economía de planificación centralizada que controlaba la inversión y podría destinar todos los recursos necesarios a los militares. Reagan… nombró un comité para tomar la decisión. El comité concluyó que la economía soviética no podría competir en una carrera armamentista.”

-Según esto China y Rusia deberán tener una economía y tecnología muy fuertes y EEUU buscará debilitárselas. Hoy los dos gobiernos reconocen públicamente como mínimo debilidad tecnológica.

“[…] Los conflictos militares durante los años de Reagan… a diferencia de los conflictos militares en los regímenes de George W. Bush y Obama, no fueron conflictos por cuenta de la hegemonía mundial de EE.UU….”

-Washington con sus socios buscan el control planetario para adueñarse de sus recursos naturales.

“Mi libro explica la economía soviética como resultado de un intento ideológico de remodelar la naturaleza humana y la sociedad sustituyendo una economía planificada por una economía de mercado no planificada…”

-El consumismo de las personas es muy fuerte y se opone al socialismo solidario y sostenible que se necesita.

“[…] Cuando colapsó la Unión Soviética, los neoconservadores estadounidenses hablaron de “fin de la historia”, con lo que querían decir que el capitalismo estadounidense era el único sistema socioeconómico viable. El colapso soviético llevó a los comunistas en China y a los socialistas en India a repensar sus enfoques y a colocarse del lado vencedor. Esos dos gigantes asiáticos abrieron sus fuerzas laborales infrautilizadas al capital occidental.”

-El capitalismo es el único sistema que puede dominar hoy, pero su continuidad es imposible por la cantidad limitada de recursos del planeta.

“El sistema mediante el cual las corporaciones del Primer Mundo deslocalizan la producción de bienes y servicios que venden en sus países se llama “globalización”, y está convirtiendo a EE.UU. en un país del Tercer Mundo. Durante las dos últimas décadas, los únicos puestos de trabajo que la economía de EE.UU. ha logrado crear son en servicios mal remunerados como camareras, cantineros y enfermeros de hospitales. No ha habido un aumento en el ingreso real de la mayoría de la población. Los aumentos en los ingresos y la riqueza se concentran en la cumbre, y la distribución de ingresos es ahora la peor en el mundo desarrollado y peor que en numerosos países del Tercer Mundo…”

-La globalización y sus consecuencias no es un error de las corporaciones, es el sistema.

“Las cosas comenzaron a ir mal en EE.UU. cuando se convirtió en “la única superpotencia”. Los neoconservadores tuvieron una actitud triunfalista y propagaron su actitud en el público y en el Congreso mediante su propaganda. Argumentaron que había que extender el capitalismo estadounidense al resto del mundo, incluso si había que imponerlo por la fuerza de las armas. Los estadounidenses, proclamaron los neoconservadores, eran “el pueblo indispensable”, que tenía el derecho y la responsabilidad de imponer su forma de ser en todo el mundo. Los neoconservadores utilizaron la Fundación por la Democracia de EE.UU. (NED) para fomentar “revoluciones de color” en antiguas repúblicas soviéticas. El evento del 11-S dio a los neoconservadores la oportunidad de iniciar invasiones militares estadounidenses y “cambios de régimen” en Medio Oriente, Afganistán y el Norte de África.”

-Las corporaciones necesitan conquistar el mundo para sobrevivir en las nuevas circunstancias inevitables.

“En EE.UU. el gobierno ya no es responsable ante la ley ni ante el pueblo. Quienquiera es elegido a la presidencia o al Congreso responde ante los poderosos grupos de intereses privados que suministran los fondos para la campaña política. Después de comprar el gobierno, los intereses especiales cuentan con que serán servidos por el gobierno. El complejo militar/de seguridad obtiene miles de millones de dólares en beneficios con las guerras, sean calientes o frías. La paz no interesa al complejo militar/industrial. La paz reduce los beneficios de la industria de armamentos y reduce el poder de la CIA, la Seguridad Interior, el Pentágono, el FBI, la Agencia Nacional de Seguridad. En EE.UU. actual, la paz es para mariquitas.”

-La estrategia de dominio de los poderes fácticos es lo permanente, los ejecutores son elegidos de turno.

“A mi juicio, el régimen de Bush, un régimen neoconservador, utilizó el exagerado temor ante la amenaza de “terrorismo musulmán” para obtener la anuencia respecto a la tortura del público estadounidense, del Congreso y de los tribunales federales, con el argumento de que era necesaria a fin de proteger a los estadounidenses de eventos como el 11-S.
Los neoconservadores razonaron que si el poder ejecutivo podía violar, impunemente, las prohibiciones constitucionales y legales contra la tortura, se podría expandir ese precedente al habeas corpus, al debido proceso, y a la libre expresión, la libertad de reunión (manifestaciones) y a las críticas de las políticas del gobierno, redefinidas como “ayudar y ser cómplice de terrorismo”.

-Se hizo el paso del fascismo democrático al fascismo orwelliano: el aparato lo controla todo.

“Es Washington el que hace la guerra durante once años en Afganistán, utilizando motivos falsos, matando a una cantidad desconocida, pero inmensa, de afganos. Washington es el que viola la soberanía de Pakistán y Yemen, asesinando a gente en esos países mediante motivos falsos. Fue Washington el que organizó el derrocamiento del gobierno libio, dejando el país en un caos total, con innumerables muertos. Washington es responsable de la interminable violencia en Somalia. Washington es el que ha enviado sus soldados a cuatro países africanos como parte de una nueva empresa imperialista conocida como el Comando África de EE.UU. ¿Cómo puede un gobierno que comete masivas violaciones de los derechos humanos en Afganistán, Pakistán, Medio Oriente, África, y en el interior, sermonear o hablar a cualquier otro país de los derechos humanos? El mundo acepta esta increíble hipocresía gracias al éxito de la propaganda de EE.UU. durante la Guerra Fría. La propaganda cubrió firmemente con un manto ético al gobierno de EE.UU.”

-Fascismo hitleriano: guerra más propaganda.

“[…] El presidente Obama ganó la elección presidencial porque los votantes esperaban que detuviera las guerras, detuviera la tortura, e hiciera rendir cuentas a los criminales del régimen de Bush.
Sin embargo, Obama consideró que los nuevos poderes eran convenientes y los mantuvo y expandió. Se negó a exigir cuentas a los criminales del régimen de Bush. Hizo que los poderes ilegales e inconstitucionales utilizados por el régimen de Bush fueran codificados en la ley estadounidense. Y Obama impuso nuevos poderes, el derecho a asesinar ciudadanos estadounidenses de los que sospechaba, sin debido proceso. Lo que han hecho los regímenes de Bush y Obama es convertir EE.UU. en un Estado policial al estilo de la Gestapo. Antes de Bush/Obama era ilegal que el gobierno espiara a los estadounidenses sin presentar una causa a un tribunal que, si era imputada, proveería un mandato. Ahora cada aspecto de las vidas de estadounidenses es rutinariamente vigilado, sus movimientos, sus correos electrónicos, su uso de Internet, e incluso sus compras. No solo son sometidos a cacheos íntimos los pasajeros en los aeropuertos, sino también viajantes por autobús o tren; y el tráfico de automóviles y autobuses en autopistas interestatales es detenido y registrado. No ha habido ataques terroristas contra trenes, autobuses o viajes por las autopistas. Sin embargo, la libertad de movimiento en EE.UU. ha sido comprometida aún más de lo que era en la Unión Soviética con el sistema de pasaportes internos.”

-Obama no fue más que un hábil joven oportunista.

“A mi juicio, el triunfalismo neoconservador ha destruido la moralidad estadounidense y en su lugar ha colocado una arrogancia desmedida. Los estadounidenses están pasmados ante lo grandes, buenos, morales e indispensables que son. La arrogancia coloca a los estadounidenses por sobre cualquier otro en el mundo. Los estadounidenses pueden torturar, asesinar, invadir y seguir sermoneando al resto del mundo sobre los derechos humanos.”
“Los gobiernos occidentales se han convertido en la antítesis de la moralidad.”

-Occidente construyó su capital sin moralidad.

Muchos testaferros niegan que esa sea la conducta de USA-OTAN, pero no han estado trabajando en la Casa Blanca como Roberts.

Referencia

Entrevista con Paul Craig Roberts
“Los gobiernos occidentales se han convertido en la antítesis de la moralidad”, Nilantha Ilangamuwa http://rebelion.org/noticia.php?id=156551

Contacto romulo.pardo@gmail.com