Un centenar de vecinos se movilizaron por falta de alimentos en la periferia de Santiago

Ante la protesta, Piñera vuelve a la receta de la represión


Manifestantes de la comuna El Bosque denunciaban la falta de respuesta del Estado ante el hambre y la pobreza: efectivos de Carabineros los reprimieron con gases lacrimógenos y carros hidrantes. Alrededor de un centenar de vecinos de El Bosque, comuna del sur de Santiago, protestaron este lunes para denunciar la falta de alimentos y la pobreza a la que están siendo sometidos a causa de la cuarentena decretada por el gobierno para tratar de contener la pandemia de covid-19.

El gobierno chileno había anunciado el domingo la entrega de 2,5 millones de cajas de alimentos para enfrentar la crisis, pero las autoridades locales entienden que las medidas adoptadas son insuficientes. Al foco de la movilización llegaron efectivos de Carabineros que reprimieron la protesta con gases lacrimógenos y carros hidrantes. De acuerdo a los informes preliminares, hay tres personas detenidas. Se trata del primer enfrentamiento de manifestantes con la policía luego de que la capital chilena entrara en confinamiento total el pasado viernes por la noche, tras la fuerte suba en los contagios, que el lunes superaron los 46 mil. En tanto, las víctimas fatales ya son 478.

A partir de las 11 de la mañana, los manifestantes de la populosa comuna de El Bosque, la mayoría cubiertos con capuchas y mascarillas, levantaron barricadas y gritaron consignas contra las autoridades. Después de que algunos manifestantes cortaran el tránsito de varias calles, el cuerpo de carabineros intentó contener las protestas haciendo uso de los carros hidrantes, sin embargo estas siguieron su curso en distintos puntos de la comuna.

“Esto es un procedimiento que tiene que ver con demandas de tipo social. Aproximadamente son entre 70 y 80 personas que salieron a manifestarse y van cerca de tres detenidos por desordenes”, informó el teniente coronel de Carabineros, Cristian Cladería, en conferencia de prensa posterior a los enfrentamientos.

Por su parte el alcalde de El Bosque, Sadi Melo, dijo al canal Chilevisión que la “situación de hambre y de falta de trabajo es bastante compleja”. “Lo básico ya se le acabó a nuestra gente”, agregó. Sobre la protesta, el dirigente del Partido Socialista afirmó que “la crisis sanitaria está teniendo el rostro de la pobreza en nuestras comunas. Está empezando a despertar la crisis social como producto de la crisis sanitaria”. Por ese motivo, solicitó al gobierno que “por favor, las ofertas que hace las cumpla”.

Horas antes, el alcalde había manifestado su preocupación por otra situación derivada de la crisis sanitaria. “Hemos sido notificados telefónicamente por parte del Servicio de Salud Sur que el análisis de exámenes PCR para coronavirus en El Bosque sería limitado de 180 a sólo 40 diarios, lo que significa dejar a usuarios sin respuesta de salud. ¡Exigimos aclaración, ministerio de Salud!”, escribió en su cuenta de Twitter.
Medidas insuficientes

La pandemia golpea duramente a los chilenos con mayores dificultades económicas. Así, surgieron iniciativas que no se veían desde tiempos de dictadura, como las ollas comunes en zonas pobres y de clase media trabajadora. Se estima que este año la pobreza podría crecer hasta un 13,7 por ciento anual, según cifras de la Cepal. El Bosque, junto con otras localidades del sur de Santiago, es una de las comunas con menos recursos de la región Metropolitana. Allí, el desempleo y el hacinamiento acechan cada vez con más fuerza.

La municipalidad aseguró a través de un comunicado público que ya repartió “más de 2 mil ayudas de mercadería” en el barrio, “colaborando con 75 cajas para las villas San Francisco y 83 para la población Vicente Huidobro, lugares donde se registró la protesta esta mañana”. También expresó “mucha preocupación” ante las medidas adoptadas por el gobierno, que calificó de “insuficientes para los efectos que está provocando esta pandemia”.

El presidente Sebastián Piñera había anunciado el domingo la implementación de cinco medidas en apoyo a las personas más “vulnerables y a la clase media necesitada” y a las pymes, una de las cuales consiste en la entrega de 2,5 millones de canastas de alimentos y elementos básicos a las familias más pobres del país. “Nuestro presupuesto está afectado por esta pandemia y necesitamos que el Estado en su conjunto se ponga la mano en el corazón porque los que lo necesitan son los sectores más vulnerables de la sociedad”, le replicaron desde la municipalidad de El Bosque.

En tanto, las autoridades sanitarias advirtieron del “estrés” al que está sometida la red hospitalaria del país, especialmente en Santiago, e informaron que en las últimas 24 horas se registraron 2.278 nuevos casos de coronavirus, lo que eleva la cifra total de infectados a 46.059. El pronunciado crecimiento en los nuevos infectados, que superan a diario los 2 mil casos, obligó al gobierno a decretar desde el pasado viernes una estricta cuarentena de al menos una semana en el área metropolitana de Santiago, una medida que afecta a cerca de 8 millones de personas y que había sido descartada desde que se detectó el primer caso de covid-19 en el país el pasado tres de marzo.

La ocupación hospitalaria a nivel nacional se ubica en torno al 81 por ciento, pero en la capital chilena la situación es más crítica y la ocupación ya llega al 93 por ciento, aunque las autoridades aseguraron que aún quedan 526 ventiladores disponibles.

https://www.pagina12.com.ar