Perú

Aumenta número de víctimas durante protestas sociales en Perú

Dos muertos y al menos 10 heridos es el resultado de la represión policial en las calles de Perú durante la sexta jornada de manifestaciones contra el presidente Manuel Merino.
El Seguro Social de Salud del Perú (EsSalud) ha detallado en un comunicado que el jóven Inti Sotelo Camargo, de 24 años ingresó al Hospital Grau, en Lima, con heridas de armas de fuego en el tórax, a la altura del corazón, y a los médicos solo les quedó constatar que ya estaba muerto.

El joven, que no ha sido identificado, llegó sin signos vitales al hospital, donde solo pudieron registrar su deceso pasadas las 8:40 de la noche. Según el parte médico el joven presentaba diversas heridas por proyectil en el rostro y en el cuello.

La muerte del masculino de 25 años fue confirmado por funcionarios de la Defensoría del Pueblo, quienes indicaron que otras tres personas, entre las cuales se encontraba otra víctima con herida de arma de fuego.

Ante estos hechos violentos que dejó el saldo de cuatro heridos, la defensoría emitió un comunicado en donde exhorta a las fuerzas de seguridad a no utilizar armas de fuego para dispersar las manifestaciones de carácter pacífico.

Tras darse a conocer el balance de la represión contra los manifestantes, El presidente del Congreso de Perú, Luis Valdez, pidió este sábado la renuncia de Manuel Merino a la presidencia antes de que el Legislativo se reúna para evaluar su destitución.

“Mañana (domingo) tenemos que evaluarlo en la junta de portavoces, pero le pido al señor Merino que pueda evaluar su inmediata renuncia”, declaró Valdez en el Canal N de televisión.

Durante el sexto día de movilizaciones, decenas de miles de peruanos marcharon por calles y avenidas de todo el país en una movilización, coordinada tan solo a través de redes sociales, sin líderes ni portavoces.

Merino, muy duramente criticado y expuesto como el ejemplo de la política que los peruanos quieren desterrar del país y por su pésima gestión de las protestas, tendrá que responder ahora ante una tragedia que sólo servirá para solidificar la masiva oposición en su contra.

La marcha de este sábado marca un hito en la vida política del país y aumenta la presión social y política sobre Merino, que ha visto también cómo sus aliados en el Congreso que lo auparon a la presidencia comienzan a distanciarse de su Gobierno.

Telesur