“Bolivia es ahora escuchada”

19.Jul.2009    Escandinavia

El flamante embajador de Bolivia en Suecia, Milton Soto Santiesteban, visitó la ciudad de Malmö para entrevistarse con la colonia boliviana y explicar las líneas de trabajo de esa representación diplomática, y requerir la unidad de los bolivianos para avanzar en el proceso de transformaciones en su país.

Soto recordó que es el primer embajador en Suecia de los últimos 15 años y aunque señaló que no era un militante del MAS -partido en el gobierno en Bolivia-, si era militante de los cambios que el presidente Evo Morales estaba impulsando.
Explicó que su designación era una decisión política de la cancillería, y recordó que en los últimos 11 años había trabajado con organizaciones no gubernamentales en Bolivia vinculado a organizaciones suecas, en trabajo educativo y de formación sindical de campesinos e indígenas.
En su intervención en la Folketshus de Sofielund, el embajador destacó que recientemente se firmó un convenio entre Suecia y Bolivia por el cual el país nórdico aportará unos 30 millones de dólares por año -en un período de cinco años-, de los cuales una parte estará destinada a temas ambientales y para asegurar el agua potable a la población y el resto a programas de desarrollo.
Soto subrayó que nunca como ahora su país tiene una voz reconocida en el mundo, ya que además de que se está produciendo una revolución democrática y cultural, también se presentan propuestas hacia el mundo en temas cruciales como el combate al calentamiento global.
De todas maneras el embajador advirtió que en su país todavía queda un 40 por ciento de votantes que no entiende los cambios, que no acepta el concepto de igualdad entre ciudadanos, y muchos menos el protagonismo de los pueblos autóctonos, protegidos ahora en la nueva Constitución del Estado boliviano.
Enfatizó que ahora hay un reconocimiento a un Estado plurinacional, un mayor protagonismo del pueblo en las decisiones del país, y que ello ha provocado la resistencia de grupos derechistas, oligárquicos, que quieren seguir manteniendo sus privilegios y seguir lucrando del Estado.

“Libertinaje de prensa”
En esa batalla por los cambios, Soto Santiesteban destacó que los medios de comunicación en su país se han transformado en órganos oficiales de un partido de oposición que aún no termina de conformarse. “Cada titular, cada información, es una editorial” en contra del proceso de cambio, subrayó el embajador, y señaló que para ello no dudan en recurrir al engaño, la tergiversación o la mentira directa, sin que una vez que los hechos los han contradecido, pidan disculpas o rectifiquen la mentira.
Indicó que en su país hay libertad de prensa, certificada además por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que es el órgano que nuclea a los propietarios de los medios de comunicación en el continente. “Más que libertad de prensa, hay libertinaje de prensa” dijo Soto y recordó que en la reciente reunión de la SIP en Bolivia, el presidente Evo Morales les hizo un repaso de las mentiras difundidas en los titulares de la prensa de su país.
“Los medios de comunicación en Bolivia son campeones en mentir” destacó el embajador, y reclamó la necesidad de construir una estrategia comunicacional para explicar y educar al 40 por ciento de la población que aún vota en contra de los cambios.
En ese sentido insitió en la necesidad de profundizar la revolución cultural, ya que muchas personas todavía se resisten a aceptar el concepto de igualdad.

Oposición sin liderazgo
El embajador advirtió que la prensa ocupa el papel de conducción de la oposición, en la medida que esta no logra definir un liderazgo, ni presentar propuestas que representen una alternativa a los cambios que impulsa el gobierno de Evo Morales.
Además hizo un breve repaso de las posiciones de los alcaldes opositores, y del fracaso del intento de asesinato del presidente y de los planes separatistas, incluyendo la masacre de Pando.
Recordó que muchos dirigentes opositores aparecen vinculados al grupo terrorista que planeaba asesinar al primer mandatario, y que toda la estrategia de la oposición ha estado centrada en poner trabas al proceso de ratificación de la nueva Constitución y ahora en impedir o demorar las elecciones nacionales de fin de este año.
Soto Santiesteban consideró que el presidente Evo Morales será reelecto con el 60 por ciento de los votos, aunque hoy las encuestas le otorgan poco más del 40 por ciento de intenciones votos, pero con más de 30 puntos por encima de cualquier candidato opositor.

Embajador en Suecia, Finlandia y Letonia
El nuevo embajador boliviano explicó que su labor diplomática abarca tres países, además de Suecia, tiene juridicción en Filandia y Letonia.
Sobre su trabajo como embajador, Soto Santiesteban adelantó cuatro líneas principales. El tradicional trabajo hacia la cancillería y el gobierno sueco y su parlamento, un trabajo de contactos e información hacia los partidos políticos suecos, el trabajo hacia la comunidad boliviana donde espera profundizar el intercambio y para lo que reclamó unidad, y un trabajo especial con miras a la Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático que se celebrará en diciembre el Copenhague, Dinamarca.
Soto llegó a Suecia el pasado 2 de junio, y presentó cartas credenciales el 12 de junio, por lo que ha tenido poco tiempo para su trabajo como diplomático. Sin embargo, ya ha tenido contactos con la cancillería sueca en marco de la reunión en Ginebra del Consejo Económico y Social, ECOSOC, que coordina la labor de los organismos de Naciones Unidas relacionados con el desarrollo económico y social, realizada la semana pasada.
El embajador boliviano, por mandato de su gobierno, solicitó a Suecia que respalde la posición de su país de quitar la hoja de coca de la lista de estupefacientes prohibidos.
Recordó que la masticación de la coca es anterior a la llegada de los colonizadores a lo que hoy es América y es un derecho establecdido por la Convención sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas aprobada por la ONU en 2008.
La coca es un elemento central, si no vital, de la misma vida, la tradición, la cultura, la religión y la economía de docenas de pueblos indígenas que viven e la región de los Andes.
Soto recordó que la prohibición de la hoja se coca se estableció en 1961 durante el gobierno entreguista de Paz Estenssoro, el mismo gobierno que aprobó la separación de Cuba de la OEA.
El embajador ilustró que mientras se prohibe la hoja de coca y la cocanía, no sucede lo mismo con la amapola y el opio, ya que la Junta de Estupefacientes de la ONU sólo prohibe el opio.
Sin embargo el gobierno de Suecia no respaldó la posición boliviana y mantiene la prohibición de la hoja de coca.
Por otra parte, el embajador destacó la propuesta del gobierno de bolivia contra el cambio climático y recordó que la primera medida es la eliminación del capitalismo. Destacó que desde la implementación del capitallismo en el mundo, la humanidad ha entrado en un proceso de consumo desmesurado y derroche de los recursos naturales, poniendo al planeta en una zona de riesgo.