Dakar 2018

Bolivia se apresta a recibir con entusiasmo el Rally Dakar 2018

A una semana de que arranque el Rally Dakar 2018, el presidente Evo Morales instó al pueblo boliviano a acompañar la competencia que pasará por territorio boliviano por quinta vez consecutiva, en vista de que generará gran movimiento económico y exhibirá la imagen del país en todo el planeta durante los días en que los motorizados atraviesen el suelo boliviano.

“Es una forma de aprovechar para dar una nueva imagen de nuestra querida Bolivia, el dinero de la franquicia es poco frente a lo que queda después. Esperamos como siempre que el pueblo boliviano pueda acompañar los días de fiesta deportiva e integración”, señaló Morales en un acto de gestión de gobierno realizado este sábado en Laja, La Paz.

El Presidente se sinceró y dijo que cuando le propusieron postular a Bolivia como sede de la carrera, él no estaba de acuerdo y pensaba que era demasiada inversión por solo un evento deportivo, pero luego quedó maravillado con el resultado y ahora es su principal impulsor.

“Con mucha sinceridad, cuando los ministros me hablaron del Dakar yo no quería, rechacé, me dijeron que por la franquicia había que pagar dos millones de dólares y yo les dije que con dos millones podía construir cuatro o cinco unidades educativas; debatimos y los ministros me derrotaron y ahora yo soy el primero en ir detrás del Dakar no solamente porque lo que nos deja sino porque también atrae al turismo”, resaltó el Mandatario.

En noviembre pasado, la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, informó que el Observatorio de Turismo estima que El Dakar en 2018 traerá para Bolivia una recaudación general de 149 millones de dólares, nueve más de los que dejó la edición 2017.

La caravana del rally más duro del mundo pasará cuatro días por Bolivia, lo que comprende dos etapas de la carrera y un día de descanso.

La largada de la versión de 2018 será el 6 de enero en Lima, tras la salida, el recorrido incluye dos trazados alrededor de las ciudades de Pisco y San Juan de Marcona (Perú), antes de dirigirse al sur, hacia Arequipa, desde donde los competidores se trasladarán a La Paz por las rutas del lago Titicaca.

Después de pasar por Bolivia la caravana se encaminará a las montañas en Argentina recorriendo Fiambalá Chilecito y San Juan antes de la llegada a la meta en la ciudad de Córdoba el 20 de enero.

La Razón Digital / Rodolfo Aliaga / La Paz