Bolivia visto desde los Andes

En Bolivia, a la desestabilización política le sigue la de la económica y ya se tiene los indicios de una desestabilización monetaria. Bolivia, que durante los últimos 13 años gozó de estabilidad, es ahora uno de los países más inestables del mundo.

Un gobierno golpista de carácter racista, fascista y neocolonialista reemplazó el 12 de noviembre a un gobierno democráticamente elegido, al gobierno de Evo y Linera que anunciaron su renuncia forzada el 10 de noviembre del 2019 después de que quemaran la casa de la hermana de Evo, algunos de sus ministros y gobernadores del MAS. Ahora la prensa internacional y nacional cortesana del imperio quiere tapar ese acto golpista con el argumento de fraude. Nada justifica un golpe de estado y la cacería de indígenas que inicio el gobierno de facto de Jeannine Áñez. Se habla de 20 muertos.

El único delito de Evo Morales es ser indio, haber defendido muy mal a los indios y engordado financieramente a sus verdugos. Claro que cometió errores garrafales.

Estuve en Bolivia desde el 1ero hasta el 13 de noviembre. Conversé con mucha gente del pueblo y algunos políticos, observé de cerca minuto a minuto día tras día todo el proceso del Golpe de Estado.

EXISTE UN GOLPE DE ESTADO

Hubo un Golpe de Estado camuflado, no fue uno clásico como los tantos ocurridos en Bolivia o en Chile. El punto central de ese acto es su carácter anticonstitucional, los protagonistas desacatan públicamente las leyes constituidas en el Bolivia.

Existía un gobierno legítima y legalmente establecido.

A fines del 2015 se realizó las elecciones presidenciales y parlamentarias en Bolivia. El binomio EVO-Linera a la cabeza del MAS (Movimiento al Socialismo) las ganó limpiamente. La oposición, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia y instancias internacionales las reconocieron así. Fruto de ese resultado elección legitima y legalmente reconocido, el MAS tiene mayoría parlamentaria en las dos cámaras, pero también en las gobernaciones donde ese partido la ganó. El mandato legal que recibieron Evo y Linera dura hasta el 21 de enero de 2020. Los golpistas del 9 de noviembre 2019 actuaron contra ese proceso democráticamente establecido. So pretexto de democracia, los golpistas eliminaron un Estado de derecho. No hay donde perderse. Pero a las mafias internacionales, a la cabeza del imperio, no les interesa eso.

Las acciones anticonstitucionales de policías y militares.

El viernes 8 de noviembre se amotinan los policías de Cochabamba. Eso tiene un efecto dominó en otras ciudades del país. A las 9:00 hrs. de la mañana del 9 de noviembre los policías que resguardaban las inmediaciones del palacio de gobierno se repliegan. Así desacatan su mandato de cuidar las instalaciones de uno de los poderes del Estado, las instalaciones del Poder Ejecutivo. No solo es eso, además sacan un pronunciamiento que dice: “Porque nos debemos al pueblo, la policía se suma al mandato resuelto en el cabildo de Santa Cruz” (Pagina siete, 10.11.19). En el último cabildo de Santa Cruz, convocado por el Comité Cívico de esa ciudad, su máximo líder Luis Fernando Camacho indicó entregar una Carta a EVO Morales pidiéndole su renuncia. Ese COMITÉ no está facultado constitucionalmente a decidir por Bolivia y menos es una organización representativa de toda Bolivia.

Finalmente, a las 13:30 aproximadamente el alto mando militar a la cabeza de Williams Kaliman le sugiere al entonces PRESIDENTE de Bolivia, EVO Morales, su renuncia. “Sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial, permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia” fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-50365697)

La policía y las fuerzas armadas habían decidido desacatar y no cumplir sus funciones de resguardo y protección de los poderes del Estado. Morales en el momento de su renuncia denunció que las casas de algunos de sus ministros y de su hermana habían sido incendiados y que por eso estaba renunciando. A esas alturas la policía y el ejercito había decidido no asumir sus deberes constitucionales. ¿Cómo se llama si un poder estratégico del Estado se retira de su función de defender un gobierno legalmente constituido? Golpe de Estado.

Añez no le tocaba ser presidenta, se autonombra.

El Artículo 169 de la Constitución es clara en cuanto a la sucesión del presidente o presidenta. Ante el impedimento o ausencia definitiva del presidente o presidenta del Estado, será reemplazada por el vicepresidente o vicepresidenta y a la falta de ésta o éste, por la Presidenta o Presidente de la cámara de senadores, y a la falta de ésta o éste por la Presidenta o Presidente de la cámara de diputados. En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de 90 días. El punto II del mismo artículo no corresponde porque esa fija en caso de ausencia temporal del Presidente. Evo se alejó definitivamente de Bolivia.

La Sra. Jeannine Àñez no fue presidenta de ninguna de las cámaras, al momento de su autonombramiento fue vicepresidenta del Senado. Es más, es elegida como tal sin el quorum del parlamento.

La actual presidenta de facto pertenece al partido Movimiento Demócrata Social. Su candidato para las elecciones del 20 de octubre fue Oscar Ortiz, a quién le encontré en una reunión de los sociales demócratas en la ciudad de Berlin allá por los años 2006. Al parecer tiene muchas relaciones personales con los de CDU y CSU. De ahí que no me extraña que el actual gobierno alemán le haya reconocido inmediatamente.

FRAUDE ELECTORAL O NO

Una injusticia no cancela la otra. Las únicas instancias que pueden determinar si hubo fraude o no son las judiciales, en este caso el TSE y el Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia. Bolivia es un país independiente y soberano. Las leyes bolivianas y no otras deberán castigar si es que hubo fraude o no.

Con fraude o sin fraude, la candidatura del MAS, a la cabeza de Evo y Linera, es una de las primeras fuerzas políticas de mayor arrastre popular de Bolivia. Es algo que no se puede ignorar desde ningún punto de vista. De existir fraude, lo más que podrá suceder es que se reduzca la cantidad de votos para el MAS, pero de ninguna manera serán suficientes para eliminar su primer lugar. El nuevo gobierno debería ser totalmente imparcial para llevar adelante elecciones limpias. El gobierno de Ánez no lo es. Regresaron al poder los políticos de siempre, que siempre urdieron trampas para sus intereses. Conocemos sus mañas.

¿Acaso no fue el gobierno de Evo quién exigió se haga una auditoria internacional, en este caso por la OEA (Organización de Estados Americanos) y que acataría los resultados de esa auditoria? Una vez conocido las opiniones de técnicos de la OEA en sentido de que hubo manipulaciones, Evo invitó a los partidos opositores a un dialogo con agenda abierta, es decir sin condición alguna. Era la oportunidad de la oposición boliviana para dar una salida constitucional y pacífica a la crisis política. Tanto a Mesa, Ortiz y Camacho (presidente del Comité Cívico de Santa Cruz) no les interesó en absoluto la propuesta de diálogo de Morales. Estos personajes de mentalidad cavernaria la rechazaron públicamente. Ellos querían a toda costa que Evo renuncie, es decir que el golpe de estado funcione. Son políticos totalmente irresponsables.

Carlos Mesa, que fuera ya presidente de Bolivia en el año 2003, después del anuncio preliminar y no oficial del conteo rápido de las elecciones (TREP), exigió la segunda vuelta. Las condiciones estaban dadas para que gane. Pero cuando vio que el MAS tenía mayoría parlamentaria y él a la cabeza de un gobierno sin esa mayoría, pidió nuevas elecciones. Finalmente, cuando notó que el bloqueo de los cívicos de Santa Cruz tenía repercusiones en los demás departamentos, Mesa se acoplo a la exigencia de renuncia. Mesa es parte del golpe de estado.

LOS ERRORES DE EVO

Proyecto del litio sin base social sostenible.

Justo cuando la crisis estaba candente, cuando era evidente la alianza entre los Comités Cívicos de Santa Cruz y Potosí, es decir el lunes 4 de noviembre, el gobierno de Morales acepta una de las exigencias del Comité Cívico de Potosí: la abrogación del Decreto Supremo (DS) 3738, que estipula las bases de la conformación de la Empresa Mixta YLB-ACISA para la explotación y comercialización del litio boliviano. Acto seguido a esa abrogación quedó abierto la posibilidad de negociación sobre el contenido de este decreto.

Era evidente que ese paso del por entonces gobierno de Evo-Linera estaba dirigido a romper la alianza entre Camacho y Pumari, ambos presidentes cívicos de los departamentos indicados, Camacho de Santa Cruz y Pumari de Potosí. Pumari se encontraba en ese momento en la ciudad de Santa Cruz participando de los cabildos masivos de presión que apuntaban a la renuncia de Evo Morales. Los dos líderes cívicos han debido reconocer que la medida del gobierno apuntaba a quebrar la unidad de los dos políticos. Por lo que se sabe, Pumari ni siquiera se dignó de dar alguna declaración alguna sobre el tema del litio. Eso es un error estratégico que pesará mucho sobre él. Pues él podía haber logrado incluso la reforma de la ley que estipula la regalía del litio para Potosí. Las condiciones de presión máxima estaban dadas para alcanzar los objetivos máximos para ese departamento.

La exigencia de los potosinos tenía razones fundadas, pues aquel DS contenía varios aspectos que beneficiaban más a la empresa alemana que a Potosí. Firmar un contrato por 70 años sin revisiones interinas era un atentado a los intereses de Bolivia y Potosí. Un otro aspecto de desventaja fundamental se encuentra formulada en el Anexo, parte I (1.2) DS 3738. Bajo el título de “Garantías en relación a impuestos y cargas” podemos leer: “De acuerdo al Parágrafo III, del Artículo 224 de la Ley No. 535, la regalía minera no alcanza a las actividades de la Empresa por tratarse de productos industrializados.” Con lo que estaba claro que la empresa mixta YLB-ACISA no pagaría regalía alguna del hidróxido de litio, hidróxido de magnesio, otras sales, ácido bórico y litio metálico a partir de la salmuera residual. Después se supo que la empresa pagaría regalías sobre la salmuera residual y no de la materia prima procesada: hidróxido de litio. Pero no es lo mismo pagar 3% de regalías por el precio costo de la salmuera residual, por ejemplo, de 1 US$ por tonelada, que por el precio de mercado de 17 US$/tonelada de hidróxido de litio.

Es necesario recalcar que la empresa alemana con el contrato plasmado en el DS 3738 aceptó de facto aquella desventaja para el departamento de Potosí. Los alemanes de la empresa ACISA no pueden decir que no son coautores de esa propuesta injusta.

¿Pero por qué se abroga aquel DS y no la modificación de la Ley No 535 (ley minera)? Esa ley regula la regalía del litio.

Lo correcto hubiera sido eliminar de raíz el trato injusto y desigual a Potosí. Santa Cruz recibe 11% de regalías por concepto de exportación de Gas. Pero a Potosí por la exportación del litio tan solo 3%? Según cálculos de uno de los asesores de Pumari, eso reduce a 1,6 %.

Que el proyecto del entonces gobierno de EVO y Linera en la práctica no tenía el componente social seriamente ventajoso para los originarios de Potosí lo hemos demostrado varias veces, es más en su tiempo hemos sugerido mejorarla, por ejemplo, con una real participación propietaria de los potosinos y originarios del Salar de Uyuni.

¿Pero por qué Pumari y sus asesores no tomaron la oportunidad de aquella oferta de negociación de parte del gobierno de Evo-Linera para cambiar o eliminar la Ley minera? ¿Serán tan ingenuos para creer que con un nuevo gobierno van a cambiar esa Ley? Para cambiarla se necesita una mayoría absoluta del parlamento, es algo que en pocas situaciones se da sobre todo en Bolivia. Claro que pueden existir varias explicaciones para ese comportamiento de Pumari y sus asesores. Pero no me quita de la cabeza que entre esas posibilidades está la sospecha de que tienen intereses de entregar el litio a los EE.UU. Los próximos pasos de este nuevo gobierno podrán confirmar o no confirmar mis sospechas. Algo se inventarán para eso, por ejemplo, una mejor tecnología de EEUU, cuando la mejor tecnología lo tienen los asiáticos.

Evo dividió sus propias bases sociales

Recién cuando estas en apuros te das cuenta de que algo hiciste mal. A última hora quieres remediar. Difícil hasta imposible remediarlo. Conamaq (Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qullasuyu), CIDOB (Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia) y Cooperativistas Mineros fueron no sólo divididos sino sus dirigentes encarcelados. Los ponchos rojos de Achakachi, quienes defendieron al inicio el proceso de cambio, fueron brutalmente reprimidos. A su dirigente, el legendario Mallku (Felipe Quispe), no le metieron a la cárcel porque fue el maestro de Àlvaro Linera, pero si encarcelaron a otros dirigentes de Achakachi. A los valerosos estudiantes de la UPEA (Universidad Popular del El Alto) les metieron bala por el sólo delito de exigir más presupuesto. A los cocaleros de Yungas igual les metieron bala, cuyo dirigente llegó a parar a la cárcel. Esas organizaciones y sus dirigentes pelearon por una verdadera democracia para Bolivia. Pero frente al neoliberalismo izquierdista de Linera y Romero no pudieron hacer mucho. Romero, el Ministro del Interior de Evo, fue muy eficiente en reprimir a los indios, pero frente a los fascistas blancos de Santa Cruz fracasó. Vaya a saber uno por qué.

La derecha fascista y racista de Santa Cruz, a cuya cabeza está el abogado y empresario Luis Fernando Camacho (cuya familia amasó dinero con la exportación del gas en los gobierno neoliberales), y los políticos opositores como Mesa, Ortiz y otros nunca se dignaron en decir siquiera una palabra en defensa de los indios que por entonces luchaban por la democracia. Pero claro, ellos estaban esperando el debilitamiento del Indio Evo Morales y de sus bases para dar su golpe final. Y así fue. Camacho, después de lograr ingresar finalmente a la ciudad de La Paz, tomó contacto con algunos dirigentes de esas organizaciones. El sábado 8 de noviembre, circula por las redes sociales el abrazo de Nelson Condori (dirigente máximo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia) y Luis Fernando Camacho. El poder de las imágenes tiene efecto. Camacho aparece como el lobo vestido de oveja. Más después, Camacho afirma que los ministros masistas en el gobierno de la actual Presidenta de Bolivia, Jeannine Ànez, están ahí a sugerencia de esas organizaciones sociales. Camacho organizó la composición del gobierno de facto.

Tener pensamiento y sentimiento racista es algo estúpido, pero conviene saber que en Bolivia y en América Latina está arraigada esa postura desde la colonia sobre todo en las clases económicamente pudientes. El desprecio empieza por el color de la piel, por los apellidos, después continúa por la cultura, la música, por el idioma y por la forma de vestir. No sólo debes parecerte sino tener el mismo pensamiento y la misma religión que los adoptivos del colonialismo. Por suerte está creciendo la corriente de personas que no piensan en pigmentaciones: los diferentes nos respetamos, aceptar al otro no significa tu negación.

No respetó la constitución y la tradición originaria.

El 21 de febrero de 2016 una mayoría boliviana le dijo a EVO y Linera No a una continuidad en el poder. En vez de respetar esa decisión, urdieron mecanismos para ser habilitados en las elecciones del 20 de octubre del 2019.

El artículo 168 de la Constitución boliviana dispone que el mandato del Presidente y del Vicepresidente es de cinco años y que puede ser reelecto por una sola vez de manera continua. Es importante entender el remarcado y subrayado. En el referendo del 21 de febrero 2016 se consultó a los votantes si están de acuerdo con la reforma del artículo arriba señalado en el sentido que el Presidente y Vicepresidente puedan ser reelectos por dos veces de manera continua. En eso se consideró como primera reelección al periodo actual 2015-2020, que termina el 21 de enero. La segunda reelección debía haber sido 2020-2025.

El referéndum decidió claramente: 48,7% de votantes aceptaron y 51,3% rechazaron la reforma. Lo correcto hubiera sido aceptar la derrota en esas reglas de juego que Evo-Linera la pactaron con la oposición blanca.

Morales y Linera frente a esa derrota apelan al argumento de que la reelección es un derecho humano. El 28-11-2017, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) habilitó a Morales y Linera para ser candidatos de forma indefinida, y el 4-12-2018, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio luz verde a los dos candidatos para las elecciones del 20-10-2019.

EVO y Linera no sólo ignoraron el referéndum sino también la tradición originaria el principio de rotación. En todas las comunidades originarias se practica ese principio para la elección de sus autoridades a sabiendas de que el poder corrompe, es necesario limitar el poder y que el interés comunitario exige dar oportunidad a otros comunarios a asumir la dirección de la comunidad. Es fatal negar tus principios ancestrales. El manejo arbitrario de la constitución y la negación de las costumbres enardecieron tanto a originarios como a no originarios. Los blancos querían volver al poder y los indios estábamos decepcionados que uno de nosotros no respetará nuestros principios. En esos momentos muchos estaban confundidos. Incluso dirigentes de la Central Obrera Boliviana le piden a Evo que renuncie. Paralelo a los cabildos de Santa Cruz y el reducido cabildo de Mesa en La Paz, se realiza un cabildo en la plaza San Francisco de La Paz, donde asisten mayormente los aymaras de la ciudad de El Alto. La prensa boliviana cortesana la ignoró.

La derecha fascista aprovechó muy bien los errores garrafales del gobierno de Evo Morales para sus fines. Ahora sabemos que querían no solo un nuevo gobierno so pretexto de democracia sino un el retorno de un poder antiguo, donde el odio y desprecio al indio fue normal, donde el enriquecimiento de los ricos era Estado de derecho. De otra forma no se explica su revanchismo y venganza actual contra el indio. Quieren castigar, amedrentar y humillar a personas de las culturas originarias de Bolivia, cuyo único delito fue apoyar a EVO Morales. Ya durante los bloqueos de las ciudades de Santa Cruz, de Cochabamba y de Tarija golpearon a toda mujer de pollera, vestimenta típica de quechuas y aymaras. ¿Estamos frente a una limpieza racial fascista colonialista? La actual presidente Ànez, impuesta por Camacho, no ocultó nunca de querer una Bolivia sin esos “satánicos indígenas”.

La cúspide de esas acciones racista-fascistas fue la quema pública de uno de los emblemas de las culturas andinas: la Wiphala. La misma, junto a la bandera boliviana, está fijada en la constitución como símbolo del Estado Plurinacional de Bolivia. Esa fue la detonante para “LA REBELIÓN INDIA”. Los seguidores de EVO están ahí, pero una gran mayoría somos indios que hemos sido ofendidos.

LOS MÉRITOS DEL GOBIERNO DE EVO MORALES

Devuelve la dignidad y soberanía a los originarios, los llamados indios.

Desde el año 2006 hasta el 2010 aproximadamente, en el gobierno de Morales domina la corriente del Vivir Bien. Se aprueba una constitución pactada con la oposición, donde están fijadas claramente los derechos de los pueblos originarios de Bolivia. Ya no se habla de una República de Bolivia sino de un Estado Plurinacional de Bolivia. Aunque eso de Plurinacional es solo de forma y está únicamente escrito en papel, muchos originarios nos identificamos con ese Estado. El gobierno de Morales en vez de captar a la nueva intelectualidad de originarias los ignora y se deshace de ellos. Y el Vivir Bien se convierte en una propaganda más. Los propios izquierdistas se ocuparon de difamarlo.

Sin los avances de Evo Morales imposible pensar en la Rebelión de los aymaras de El Alto, la del 11 y 12 de noviembre en defensa de la Wiphala, que dura hasta hoy en día. Muchos confunden el MAS (partido de Evo) con los pueblos originarios. Estos últimos son más que el MAS.

A partir del año 2010 se impone en el gobierno de Morales la tendencia progresista extractivista y de industrialización. Como nunca se pone en funcionamiento plantas industriales, las de urea y de potasio. Con gobiernos neoliberalistas era impensable esos pasos de industrialización. Pero Bolivia se atreve a dar sus primeros pasos de industrialización. También con respecto al litio se da los primeros pasos. La planta de baterías de La Palca de Potosí produce baterías para el mercado nacional, así las bicicletas y los autos eléctricos producidos en Cochabamba.

Estabilidad económica y monetaria.

Como nunca visto en los últimos 50 años de Bolivia, durante la gestión de Evo Morales el Producto Interno Bruto de Bolivia creció de aproximadamente 10 mil millones de dólares, dato que corresponde al año 2005, hasta 45 mil millones de dólares, cifra del año 2019 (https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_de_Bolivia). Durante ese tiempo la moneda boliviana se “nacionalizó”, es decir como nunca los bolivianos hicieron sus transacciones preferentemente en la moneda boliviana. El valor de la moneda boliviana se mantuvo casi constante frente al dólar, aunque el rol del dólar nunca desapareció. Es un hecho que tenemos que aceptarlo, nos guste o nos guste. No hubo una economía socialista, más bien una economía liberal de beneficio a la empresa privada con componente social, podríamos decir una economía de mercado social. Está claro que todo se basó en el concepto de desarrollo extractivista, la exportación de materias primas, sobre todo de la minera.

El manejo de la economía estaba en manos de una economista que estudió en Gran Bretaña. Allí aprendio como debía manejarse una economía capitalista. El mérito de Evo Morales está en haber encadenado a las petroleras internacionales para que paguen más de sus ganancia a Bolivia y en haber iniciado una actitud de ahorro continuo que se plasma en el crecimiento repentino de las Reservas Internacionales Netas (RIN). El año 2005 se tenía 1.714 millones de $us de RIN, la misma alcanzó 15.123 millones de $us en el año 2014. Esa fue una decisión inteligente.

Muy a pesar de esa estabilidad económica y monetaria, los izquierdistas bolivianos no fomentaron la economía comunal, se dedicaron a engordar a las empresas privadas y empresas estatales. En este último cometen el error clásico de los izquierdistas: no se transfiere la propiedad estatal de las empresas estatales a los trabajadores y la población boliviana. Ahora los neoliberales reciben en bandeja de plata las empresas estatales y se servirán a su gusto para sus intereses privados.

tanitani1@web.de

Rumi Muruchi Poma/20-11-2019>