Brasil y China inician nueva etapa de relaciones bilaterales

La visita del primer ministro de China, Li Keqiang, a Brasil propició hoy el avance hacia una nueva etapa en las relaciones bilaterales, debido a los acuerdos sellados y las oportunidades de negocios.

Se trata del fortalecimiento de una alianza entre estas dos naciones que convinieron en trabajar en conjunto con vistas a asegurar el desarrollo de áreas estratégicas para este territorio suramericano, afirmó el subsecretario de política de la cancillería, José Alfredo Graça Lima.

Al hacer una evaluación de los 35 convenios firmados, que totalizan 53 mil millones de dólares, Graça Lima calificó de positiva la visita de Li, ocasión en la cual dialogo con la mandataria Dilma Rousseff y se reunió con líderes del Congreso nacional.

Estos pactos se insertan en el plan de acción conjunto 2015-2021, sellado por los dos dignatarios y evidencian la voluntad de ambos territorios de profundizar los vínculos y reforzar la cooperación áreas fundamentales como son de infraestructura, transporte, minería, agricultura, energía, educación y ciencia y tecnología, subrayó.

Para el diplomático, la adhesión de las dos partes, y también de Perú, en el proceso de iniciar un estudio dirigido a la construcción de un ferrocarril que unirá a los océanos Atlántico y Pacífico contribuirá a la integración suramericana y abaratará los costos de transportación de mercancías hacia el mercado asiático.

Al término de esta reunión China y Brasil emitieron una declaración que corrobora el interés de reforzar las relaciones políticas y económicas e iniciar nueva etapa en la colaboración comercial y las inversiones.

Ambos gobiernos convinieron en formar un grupo de trabajo de alto nivel para promover el comercio de servicios, las inversiones industriales y facilitar aún más la cooperación bilateral en los ramos de la aviación, en el procesamiento de alimentos, equipos de maquinaria y automovilístico.

Para Brasil, los acuerdos firmados asegurarán el desarrollo de su industria y otras producciones que desde hace tres años atraviesan por una periodo de desaceleración económica, señaló un especialista de mercado.

La compra de los primeros 22 de 40 aviones a Brasil, según un contrato firmado en julio de 2014, propiciará ingresos, y puestos de trabajo, así como la signatura de un protocolo sanitario creará el marco jurídico necesario para retomar las exportaciones de carne bovina a China de manera sustentable e inmediata.

El anunció de la mandataria brasileña de la creación en conjunto con China de un fondo de 50 mil millones de dólares fortalecerá las opciones de financiamiento de proyectos de infraestructura en este país.

La decisión de bancos chinos de ofrecer 10 mil millones de dólares a Petrobras garantiza liquidez para esa petrolera, que enfrenta problemas por el escándalo de corrupción desarticulado el pasado año y asegura la continuación de trabajo en la zona pre-sal, donde se ubican las mayores reservas de crudo de este territorio.

Rousseff y Li se comprometieron además a realizar consultas regulares sobre las respectivas políticas macroeconómicas, así como sobre asuntos financieros regionales e internacionales, y elogiaron los avances encaminados a establecer un banco de desarrollo BRICS y un acuerdo de reservas de contingencia.

El jefe de gobierno chino se trasladó a Río de Janeiro, donde cumplirá mañana varias actividades y un día después viajará Colombia, la segunda parada de una gira por la región que lo llevará también Perú y Chile.

Su visita fue aprovechada asimismo para renovar el compromiso de las partes de actuar en conjunto en foros internacionales y en el Grupo G-20, para exigir una reforma de las instituciones financieras multilaterales, las cuales no tienen en cuenta en su gobernanza el peso de los países emergentes.

Prensa Latina