Nayib Bukele, Dictador

Bukele en El Salvador, Mostró su Verdadero Rostro

Lo cierto es que Bukele, ha mostrado su verdadera a través de ésta acción, sus intenciones en su gestión gubernamental: dotes de autoritarismo, clásico de los dictadores; manipulación religiosa, clásico de los sionistas religiosos y una malsana traición a sus iniciales postulados de izquierda.

Bukele en El Salvador, Mostró su Verdadero Rostro

Lic. José A. Amesty R.

El Presidente del Salvador Nayib Bukele, recientemente, haciendo uso de la fuerza militar y policial, ha obligado al Congreso de la República, a aprobar un préstamo de 109 millones de dólares, para la compra de equipos para el ejército y la policía, que se requiere, según el Ejecutivo, para un plan contra las violentas pandillas, que afectan la sociedad salvadoreña.

Bukele, he ha dado al Congreso plazo de una semana para aprobar dicho crédito. Como el mandatario salvadoreño, no tiene bancada suficiente para apoyar su gestión de gobierno, apela a esta acción desesperada. A su vez, la problemática de las pandillas maras en El Salvador, se ha tornado un problema serio y urgente a resolver.

A la par de los detalles y las circunstancias del hecho, algunos piensan que Bukele está utilizando un golpe al Parlamento para sacar del medio a toda la oposición a su gobierno, utilizando la crisis crónica de las maras como pretexto. A su vez, en torno, a la situación de las pandillas, Bukele ha sabido manipular a la opinión pública. Parece ser que el Presidente salvadoreño, desea hacerse del control del país.

Según algunos articulistas, “lo que probablemente busque es someter a los congresistas de los partidos opositores, para que obedezcan sus órdenes, un poco a la manera de los golpistas bolivianos que amenazaron y amenazan directamente a muchos de los funcionarios y dirigentes del MAS de Evo Morales para que se plieguen a sus caprichos”.

Otros aducen que la acción de Bukele es válida, cuando se trata de poner en control a las maras delincuenciales, “todo es válido en política”, con tal de conseguir los resultados.

A su vez, ha manipulado una supuesta intervención de Dios, indicando que le ha hablado a Él sobre el préstamo y éste le indico que tenga paciencia.

Lo cierto es que Bukele, ha mostrado su verdadera a través de ésta acción, sus intenciones en su gestión gubernamental: dotes de autoritarismo, clásico de los dictadores; manipulación religiosa, clásico de los sionistas religiosos y una malsana traición a sus iniciales postulados de izquierda. De hecho, desde que llegó al poder, ha llevado a cabo una persecución a empleados públicos del FMLN, colocando en puestos claves a sus adeptos.

Como comente en las redes, Bukele no es ni evangélico ni de izquierda, es un burdo clásico político de derecha, que aprovecha cualquier rendija para gobernar para su propio beneficio. Lo que tiene Bukele de izquierda y evangélico, lo tengo yo de astronauta.

Para justificar internacionalmente su acción antidemocrática e inconstitucional, vulnerando y atacando a otros Poderes clásicos del Estado, ha manipulado la Constitución de la República de El Salvador, malinterpretando a su favor varios artículos de la misma.

Finalmente, deseamos recalcar que la acción aviesa de Bukele, en nada se parece a la de varios presidentes de izquierda de América Latina, entre algunos: Maduro, Evo, Lula, Correa y los Kirchner en su momento, quienes jamás violentaron la Constitución y el Estado de Derecho de los pueblos, jamás se abrogaron el derecho de trastocar el orden clásico democrático.