Procurador de Venezuela, Carlos Escarrá Malavé

Cada país es autónomo para cumplir las recomendaciones del Consejo de DDHH

Luego de la campaña mediática que se ha originado por parte de los sectores que adversan al Gobierno venezolano en torno a su participación y ante el rechazo de las 38 sugerencias que se dieron en el Examen Universal de Derechos Humanos, realizado en Ginebra, el Procurador General de la República Bolivariana de Venezuela, Carlos Escarrá Malavé, manifestó que no es cuestión de aprobar o reprobar, ni que son de obligatorio cumplimiento las recomendaciones dadas en el EPU, sino que cada país es autónomo para aplicarlas.

Reconoció que “los llamados humanólogos, que no son más que opinadores de oficio respecto al problema de los Derechos Humanos”, confunden la antigua Comisión de la Organización de las Naciones Unidas con el actual Consejo de la ONU. Además las evaluaciones comenzaron en el 2007, y Venezuela es una de las últimas naciones en ser objeto de esta revisión. “Aquí no se trata de que Venezuela pasó o que la rasparon, eso es mentira. Que tenemos que aceptar todas las recomendaciones, eso no es así”, aclaró.

En tal sentido, aprovechó la oportunidad para expresar que “aceptamos lo que era justo, razonable, equitativo y que se adapte a nuestro sistema constitucional. No admitimos sugerencias que eran falsas, irritantes, prepagadas, tendenciosas. Y sobre las diferidas, habrá que estudiar algunas de aquí a marzo, para determinar si son viables o no”.

Recordó que la orientación de las intervenciones que realizó el país en la ONU, en Ginebra fue “primero decir que Venezuela ha cumplido el 80% de las Metas del Milenio fijadas para el 2015 y ya en el 2011 hemos cumplido la disminución de la pobreza, la alfabetización, el acceso a la educación y al sistema de salud”.

Detalló que en la Cuarta República el nivel de la pobreza se ubicaba en un 40%, hoy a doce años de Revolución está alrededor del 9%, “es decir la reducción fue significativa, Venezuela está entre los diez primeros países con mayor índice de igualdad e igual índice de felicidad, y esos son datos y estadísticas que hacen organismos internacionales, que no los hacemos nosotros de tal manera que gran parte de las recomendaciones es seguir con lo que se está haciendo”.

Destacó que en materia de educación Venezuela es el segundo país en América y el quinto en el mundo con un mayor cupo universitario, “tenemos que la ONU la conforman 192 naciones, somos 270 países, somos el segundo de América detrás de Cuba, pero estamos por encima de Estados Unidos, China y Argentina”.

Asimismo, expresó que de los países dialogantes sobre el EPU de Venezuela, 40 reconocieron los logros nacionales en materia de Derechos Humanos, ocho se revelaron en contra. “Naciones como Israel, Eslovaquia, República Checa, Alemania, Francia y Estados Unidos analizaron casos diferentes como que nosotros teníamos aquí legitimada la esclavitud de menores, no sé de dónde salió eso, o que nosotros estábamos sometiendo a la mujer a procesos discriminatorios de trabajo forzoso, es decir dijeron un conjunto de mentiras. Allí también plantearon la libertad de expresión y nosotros le señalamos a ellos que no teníamos códigos, como los EEUU, Israel e Inglaterra, donde hay código naranja, verde, azul y rojo y eso le permite al Estado intervenir cualquier medio y en cualquier momento”.

Recordó que cuando Estados Unidos presentó el EPU, la delegación venezolana realizó 18 recomendaciones, y ese país no aceptó ninguna. Nombró, entre otras, la referida al cierre de la cárcel de Guantánamo y la que establece la eliminación de la pena de muerte, la cual calificó como la acción mayormente violatoria de los Derechos Humanos, pues acaba con el derecho a la vida, que en definitiva es el derecho humano fundamental.

Citó el argumento de Norteamérica para evadir esta recomendación, y es el referido al sistema jurídico, amparándose en su Constitución, que instituye un Estado Federal, donde cada estado es autónomo, en este sentido cuestionó, “lo que es excusa para ellos no lo puede ser para nosotros. Es decir, en lo que es en nuestro sistema jurídico”.

Cabe destacar que de las 148 recomendaciones que Venezuela recibió en el EPU, aceptó 95 y rechazó 38. De las 95 aceptadas, 75 ya están encaminadas, 20 están por ser aplicadas y 15 están en evaluación.

El abogado de la Revolución

Para el también ex magistrado, docente y ex constitucionalista, Carlos Escarrá Malavé, quien durante mucho tiempo fue parlamentario de la Asamblea Nacional, “ser un abogado de la Revolución es defender las causas nobles y justas como decía el Che Guevara, que significa estremecerte por cada injusticia que se produzca en cualquier parte del mundo, que significa lo mejor de poner de ti para tratar de que esas injusticias no se produzcan más, eso ha sido la vida de uno, la ventaja ahora es que estamos en el gobierno”.

En este sentido, la Procuraduría General de la República a través de la recién creada Unidad del Poder Popular está trabajando con los siete refugios que tiene a su cargo la Institución, además es el vínculo permanente con las comunidades a fin de que contribuya con la formación y organización del Poder Popular en todo el país.

Finalmente reconoció que el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, “en lo personal es un hermano infinito, en lo político el líder, el conductor de este proceso, en lo ideológico el sujeto histórico que abrió los surcos y los caminos, el hombre del carisma de tantas cosas, pero es todo eso: Chávez es el hermano, el amigo, el líder al que uno sigue con lealtad profundamente”.