Cuba celebra victoria en ONU: el mundo dice no al bloqueo de EE.UU.

Naciones Unidas, 7 nov (Prensa Latina) Cuba celebra hoy una nueva victoria en la ONU: la comunidad internacional volvió a rechazar el bloqueo de Estados Unidos contra la isla caribeña, en medio de las fuertes presiones de las autoridades norteamericanas.

Luego de concluir en la Asamblea General la votación del proyecto de resolución Necesidad de poner fin al bloqueo económico comercial y financiero de Estados Unidos de América contra Cuba, representantes de numerosas delegaciones se acercaron a felicitar al canciller, Bruno Rodríguez, para expresar su apoyo.

El ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, fue uno de los primeros que manifestó a la representación cubana el apoyo incondicional del pueblo bolivariano.

Una vez más se demostró el indiscutible aislamiento de Estados Unidos, sus brutales presiones reflejan la bancarrota moral y la podredumbre de su actual Gobierno, señaló el canciller cubano en su cuenta oficial en Twitter.

La votación de esta jornada es otra contundente victoria de Cuba, y de su heroico pueblo, es un triunfo de la verdad y la justicia: 187 países de ONU votaron por el fin del bloqueo, recalcó.

Ante las presiones y chantajes de las autoridades de Estados Unidos, el Gobierno de Jair Bolsonaro rompió con la tradición diplomática de Brasil y se alineó con los designios de Washington al votar en contra de la resolución que pide el fin del bloqueo. En tanto, Colombia y Ucrania se abstuvieron.

Como ya es usual, Israel se mantuvo junto a su socio Estados Unidos y ambos votaron en contra, y quedaron así aislados totalmente de la voluntad de la comunidad internacional.

La declaración norteamericana en ONU expresó, con altas dosis de cinismo, que su Gobierno apoya el pueblo cubano, cuando son ellos los responsables de imponer penurias a toda esa población, denunció el canciller de la mayor de las Antillas.

Rodríguez acusó a la delegación estadounidense de mentir y falsear datos sobre ’supuestas licencias para operaciones de ventas de medicamentos y alimentos a Cuba, que muy difícilmente llegan a concretarse’.

La delegación de Estados Unidos debería explicar en esta Asamblea las condiciones que impone a las compras cubanas: no hay acceso a créditos, ni oficiales ni privados, se debe pagar al contado cuando la mercancía llega a puerto, se persigue a los bancos que manejan nuestras transacciones, no se pueden utilizar embarcaciones de la isla, detalló.

El bloqueo norteamericano provoca daños humanitarios incalculables, constituye una violación flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos de todo un pueblo, recalcó el ministro al mayor organismo de Naciones Unidas: ‘El Gobierno de Estados Unidos sí es responsable’.

Desde 1992, la Asamblea General de la ONU se ha manifestado en contra del cerco impuesto por Washington a Cuba desde hace casi seis décadas, pero el Gobierno de Estados Unidos sigue desoyendo a la comunidad internacional y mantiene su política hostil.

Hasta la fecha, el bloqueo estadounidense contra la isla aparece como el sistema de sanciones unilaterales más injusto, severo y prolongado que se aplica contra país alguno.