Cuba y el curativo enfoque del turismo saludable

A la Cuba Socialista se la ha acusado de estar atrasada en todo aspecto en relación a los demás países; precisamente por ser socialista. Es más, es la coartada perfecta para vociferar a los cuatro vientos el fracaso del Socialismo, pues Cuba sería la expresión del fracaso del sistema socialista para quienes se atrevan a seguir su ejemplo.

La falta de honestidad intelectual de quienes se regodean por ese “fracaso” de la Revolución apuntan a que el “atraso” en todo aspecto de Cuba se debe estrictamente al Socialismo, cuidándose de no musitar, ni por equivocación de que es el bloqueo que hace más de medio siglo soporta, la principal razón de las dificultades que vive la isla.

Desde luego que todas estas críticas contra Cuba las hacen aprovechando esa condición de desigualdad que existe entre Cuba y el resto de los países que no viven el bloqueo que vive Cuba, por lo que insisto en resaltar en ese pequeño detalle, para justamente darse cuenta que es en la adversidad donde se pone a prueba no sólo la capacidad de sobreponerse a la misma, sino de ayudar además a países que incluso que son críticos al sistema socialista, como son las brigadas médicas internacionalistas desplegadas en distintos países.

Pero no sólo que el ejemplo de Cuba líricamente se limita a la ayuda en la atención del coronavirus, sino que Cuba que ya está dentro el proceso de desescalada de la cuarentena ha reabierto sus fronteras al turismo interno (campismo rural), e internacional, desde el pasado 1 de julio; excepto la capital La Habana, debido a los casos aún activos, donde los turistas internacionales podrán visitar Los Cayos (Largo sur Occidente), Coco, Guillermo, Cruz y Santa María (centro y norte).

Pero esta reapertura a las actividades turística, no sólo que exclusivamente deben enfocarse en la reapertura de actividades únicamente de esparcimiento y recreación, sino aquellas que puedan; desde trasmitir las experiencias del tratamiento exitoso de la pandemia, hasta el suministro del producto estrella: interferón alfa 2b retroviral.

El mundo vivirá un nuevo tiempo después de la pandemia; y no sólo respecto a rehacerse de la pandemia, sino porque aquello que para el mundo representa una rémora para las relaciones internacionales como es el bloqueo contra la isla, son una lacra que se debe aguantar por el sólo capricho del imperio yanqui.

prudenprusiano@gmail.com