De Finlandia, energía solar para Bolivia

Jaime Padilla    25.Jun.2014    Europa

“Soy boliviano y entiendo mi geografía y necesidades de mi país, mi gran sueño es poder ayudar al desarrollo de mi patria”, dijo el empresario boliviano en Finlandia, Mario Aguilera Robles, al tiempo de entregar en la ciudad de Estocolmo al embajador de Bolivia en Suecia, Milton Soto, el proyecto industrial ‘Aurinko’, sobre la utilización de la energía solar.

Aguilera Robles aprovechó su visita a la sede diplomática boliviana para cumplir con su empadronamiento biométrico, que le permitirá emitir su voto en las elecciones generales de octubre próximo.

Aguilera Robles salió de Bolivia hace 12 años, con destino a Inglaterra para realizar sus estudios. Asentado hoy en Finlandia este joven paceño de 31 años de edad, es un empresario dinámico y soñador que ahora quiere retornar con un proyecto industrial, especialmente diseñado para Bolivia.

Es el primer boliviano en recibir el Premio Internacional ‘Red Herring Europe’, otorgado en abril reciente en la ciudad de Ámsterdam, (Países Bajos), galardón que en Europa se ha convertido en una seña de identidad para destacar a las empresas tecnológicas más innovadoras del mundo. Mario Aguilar es dueño y presidente de la compañía finlandesa, Tespack Ltd. Ahora empeñado en instalar una fábrica privada de baterías en Bolivia.

La idea de esta empresa son las mochilas, y el combinado rinkkoihin pequeños paneles solares que cargan un acumulador sin interrupción.

Así Tespack Ltd, ha resuelto los problemas de la energía eléctrica de los excursionistas y personas que se encuentran lejos de conductores eléctricos para cargar las baterías de un teléfono móvil, una computadora portátil, tableta, dispositivos GPS, o incluso la cámara fotográfica. Se puede usar en la ciudad y en el campo.

Aguilera Robles informó que su empresa elaboró un proyecto especial para Bolivia, denominado ‘Aurinko’, que en finlandés significa Sol, el mismo que fue entregado al embajador boliviano en Suecia Milton Soto.

“Nuestra estrategia es comenzar con las baterías de litio y explotar el mercado de manera masiva y al mismo tiempo empezar a hacer estudios de energía alternativa (en Bolivia) con la cooperación del gobierno finlandés, para que Bolivia pueda ser tecnológicamente independiente, además de emprender investigaciones científicas”, dice Aguilera Robles, al tiempo de explicar el alcance de su proyecto industrial.

“No es un proyecto energéticos, es más bien un diseño industrial combinado de extracción y comercialización de productos terminados”, describió y agrega también que una vez aceptada su ingreso a Bolivia Tespack Ltd. instalará un fábrica de paneles solares para alimentar la fábrica de baterías y derivados.

¿Cómo surge esta idea de promover las ventajas de la energía solar para Bolivia?

Este proyecto empezó primeramente como un proyecto privado solo para Tespack, y se especializa en soluciones portátiles de energía para lugares remotos y hacemos baterías personales para teléfonos inteligentes, también para tabletas y laptops. Contamos asimismo con un equipo de consultoría general de energía renovable.

-Bolivia ya cuenta con una ensambladora de baterías de ión de litio con la producción de baterías para celulares o computadoras, para bicicletas y vehículos.

Sí, eso está muy bien, pero tengamos en cuenta que el precio de litio en China está subiendo bastante y el producto terminado no nos permite dar un precio accesible al mercado general y por eso decidimos que importar desde allá ya no es tan factible como antes. Entonces mi empresa efectuó un análisis de mercadeo donde el resultado muestra que hacerlas en Bolivia, resultaría más barato y limitar las importaciones ya que todos los productos chinos en estos días tienen una tasa de importación alta en todo Europa.

A partir de esas conclusiones, mi empresa quiere abrir una fábrica privada de baterías con sello boliviano. La explotación, exportación y terminado de un producto tecnológico en Bolivia la desarrollará Tespack porque cuenta con toda la tecnología y planificación para hacerlo y Bolivia será un socio propietario de ese recurso donde ambas entidades se beneficiaran mutuamente. Uno de los motivos por la cual mi empresa quiere emprender este proyecto, es en vista que muchas multinacionales tomaron ventaja en varios países latinoamericanos, para usufructuar el mercado que brinda esta energía alternativa. Y siendo que en mi interior palpita un corazón boliviano y teniendo la empresa Tespack, quiero apoyar al desarrollo y la expansión de la economía de mi país.