EE.UU.

Donald Trump o el apocalipsis estadounidense (666)

La guerra bacteriológica, el bioterrorismo, ocupan la mediática mundial.

El coronavirus ha sido una creación de algún laboratorio, aun esta por descubrirse, tarde o temprano lo sabremos o tal vez nunca se sabrá, pero lo cierto es que el ocupante de la Casa Blanca y su equipo , lejos de buscarles solución a los miles de muertos e infectados que están causando ese virus en su país, se han empeñado en profundizar sus amenazas a la República Bolivariana de Venezuela hasta llegar al punto de enviar un buque cargado de infectados o mercenarios de alta especialización que pretendían desembarcar por la costa de Barlovento donde está la Isla de la Tortuga, donde estaba una pista de avión de casi dos kilómetros , cosa que ni los mismos barloventeemos conocíamos.

Lo cierto es que Donald Trump, según el Apocalipsis del Nuevo Testamento, tiene la marca de la bestia, los tres seis en su cabeza. Ese número, para los cristianos es el símbolo de Satanás. Para los Yoruba es Abiku (la muerte), para los Kongo es el Ndoki, el diablo, o en Wayunaiki, al demonio se le dice Yolujaa. Pero todas las lengua reconocen como el “mal” de comienzos del siglo XXI a Trump.

A este personaje, poco le interesa que su país pase a ser el centro de mayor contaminación del virus a nivel mundial, quizás porque el virus nació allí para exterminar a los más pobres entre los pobres, a los afroamericanos, a los latinos, a los migrantes en general. (Vean este capítulo de una serie de Netflix llamado The Black List).

Ya allí en el 2018, por cosas del destino, se proyectaban lo que pudiera ser esta nueva pandemia y al parecer Trump a través de sus empresas fantasmas tiene inversión en Netflix que, en la práctica, ha desplazado a Hollywood.

La situación de la Gran Manzana (New York) es desastrosa: más de 1.500 policías contaminados, al igual que muchos médicos y enfermeras, el trato a los Homeless (sin Hogares) es peor que a los animales.

La tierra del Jazz Funeral New Olreans, se ha convertido en unos de los peores lugares ya que, cuando se celebró el Mardi Grass, el carnaval más famoso de Estados Unidos…se instaló el coronavirus en el aire y hoy la cifra de contaminados es una de las más elevadas en poco tiempo, hay cientos de muertos y casi 10 mil contaminados. Y lo peor es que la mayoría de los hospitales están colapsados, esto es peor que Katrina me comentan el periodista Félix Cuvias. También a la mayoría de los migrantes y sobre todo a los garífunas y latinos no les están dando comida y los han despedido sin garantizarles absolutamente nada.

Para Trump, la violencia pasa a ser la mejor alternativa como dice este otro tráiler de la Lista negra.