El COVID-19 asusta al mundo

Después de haberse burlado por meses del uso de dispositivos de protección, Donald Trump y su esposa, se han rendido y han usado las máscaras antivirus en público, mientras que Estados Unidos marca un nuevo “record” diario de contagiados con casi 67.000 casos y el mundo supera en sólo tres días la cuota de 200.000 enfermos.

El “tycoon” in uno de sus conocidos momentos impulsivos, le ha dado la bienvenida a la Organización Mundial de Sanidad (OMS) después de atacarla y amenazarla repetidamente durante los últimos meses sobre el manejo de la pandemia decidiendo abandonarla. Igualmente atacó la República Popular China alegando que el virus convid-19 producido en China “es peor que el ataque a Pearl Harbor y del 11-S”. Trump está acostumbrado a dar la culpa a otros.

En la actualidad se habla de más de 540.000 víctimas y doce millones de enfermos en 196 países de la tierra y según la Organización Mundial de Sanidad la tendencia continúa con un promedio medio de 218.000 infecciones y más de 5.000 muertos.

Estos son los datos procesados por la Jhons Hopkins University demostrando que los países más afectados son los Estados Unidos, el Brasil con 1.000 fallecidos y 40.000 nuevos casos en las últimas 24 horas e India con el cuarto registro consecutivo de 29.000 infecciones y 550 muertes. Rusia también está preocupada con 6.700 casos nuevos y 130 víctimas. En Europa están surgiendo nuevos brotes en Italia, Alemania, España, sobretodo en la región de Cataluña donde se impuso el bloqueo total en la ciudad de Lérida (Lleída en catalán), que tiene casi medio millón de habitantes y en otras cidades del área de Segría. También Galicia han decretado un nuevo “lockdown” por el aumento de las infecciones.

También en América Latina el Covid-19 continúa avanzando. En Israel la situación es muy crítica y los enfermos han llegado a 35.000, la infección se propaga al mismo ritmo entre los palestinos de Cisjordania, de Gaza y Jerusalén. El número de contagiados se ha duplicado en una semana, mientras que en la franja la situación sanitaria está bajo control en comparación con los otros territorios. La situación en Inglaterra es alarmante por los efectos del “Super Saturday”, los sábados se abren los famosos “pubs” causando jolgorío entre la juventud, durante la noche las calles de Londres de llenan de simpatizantes a la cerveza. Incluso en los Balcanes, desde Croacia, Serbia y Kosovo la situación ha empeorado en pocos dias tanto que Grecia ha decidido cerrar sus fronteras. En Australia más de 6 millones de personas están en “lockdown” y preocupa también la situación de Libia en la que han llegado a 1.200.000 los casos confirmados.

No hay duda que el virus está avanzando en todo el mundo creando mucha preocupación por el modo veloz de propagarse.