La mentira y el desenfado de la derecha puede convertirla en patética…

El diario La Nación halaga a Europa

Un artículo de Inés Capdevila en el derechista diario La Nación, llega a sorprender. Comencemos por decir que el título ya de por si es toda una novedad o intento de engaño: “De epicentro del desastre a modelo de éxito: cómo renace Europa de las cenizas del coronavirus”.

Resulta evidente que la autora busca instalar o mostrar que Europa ha sido un “modelo” de éxito por cómo actuó ante la pandemia (¿?). Es así que sostiene que dicho continente “empieza a derrotarla con menos autoritarismo y más transparencia” que China.

Y como para que no queden dudas de su ideológico artículo pro-capitalismo (y anti-China), expone que “Las salidas de Europa trataron de privilegiar tanto la salud y la economía como valores asociados al bloque libertad y pluralismo y no fueron simples ni gratuitas; tuvieron sus costos, pero hoy los europeos empiezan a disfrutar de su primavera y su vida, con una rutina recuperada”.

Es serio lo que sostiene esta articulista…? Es coherente con lo ocurrido en Europa…? Está la misma informada, o trata de engañar…?

Resultan graves sus afirmaciones, pues considera que las muertes han sido simples ‘costos’, que olvida tras “disfrutar” de la “primavera y su vida”…

Claro quienes pueden disfrutar de ello, son justamente los que quedaron vivos. Y las decenas de miles de muertos…? Se los puede considerar simples ‘costos’…? En qué nivel de in-humanidad se encuentra esta señora, que parece olvidar que miles de esos muertos se produjeron porque los políticos impusieron ajustes a sus sistemas de salud; los vaciaron y debilitaron; dejaron a sus hospitales sin capacidad de atención; se vieron desbordados, sin alcanzarles el personal sanitario; no disponían de remedios, utensillos y elementos sanitarios; y lo que es peor: se llegó a realizar una ‘selección’ de quien iba a ser atendido y tener posibilidades de vivir y quien era condenado a la muerte (¡).

Son simples ‘costos’, señora Inés Capdevila…?

Este mensaje es cruel, in-humano, mentiroso y gravísimo. Desde uno de los medios escritos más ‘importantes’ del país se trata de dar vuelta hoja de la pandemia. Olvidando. Reduciendo a las víctimas en ‘costos’.

Algo muy similar a lo hecho por las dictaduras latinoamericanas (que La Nación respaldó fervientemente desde sus páginas), donde los torturados, muertos, secuestrados, encarcelados y desaparecidos, no merecían defensa, ni verdad ni justicia, porque había que “dar vuelta la hoja”. No volver al pasado. Mirar al futuro.

La coincidencia no es casual. Máxime teniendo de por medio a La Nación.

Europa en medio de la pandemia (como antes y después) no es ejemplo de nada. Es más bien una muestra de lo que no se debe hacer.

Porque en medio de la pandemia, ese continente, ese bloque llamado Unión Europea actuó de cualquier forma, menos de manera unida. Acaso esta articulista no conoció las diferentes posiciones –contrapuestas- de gobernantes europeos…? Acaso no se enteró que la pandemia generó protestas y confrontaciones con la policía en los suburbios de París…? Acaso no sabe que en Italia el 70% de los muertos ha sido gente mayor a los 60 años, abandonada por el Estado…?

Lo que en verdad ha querido decir esta articulista es que Argentina está por el ‘mal camino’ ante el coronavirus. Porque el gobierno peronista adopta actitudes como los chinos: “autoritarias”. De allí que se debe mirar a Europa…

Vaya paradoja: un continente que sin autoritarismo y con total libertad le impuso a decenas de miles de personas indefensas… la muerte (¡) desde el propio Estado.

Decir que Europa superó la pandemia de manera correcta es des-informar. Europa en su conjunto se equivocó; y no tuvo ‘costos’. Tuvo decenas de seres humanos muertos.

Este artículo, por más que pretenda mostrarse como sabio, pacífico, dialoguista, libertario y democrático, es –por cierto-, todo lo contrario. Es la exaltación, la felicitación, el halago a la muerte. La muerte impuesta sobre los más débiles por parte de quienes ejercen el poder de dominación.

Y si a ‘costos’, nos vamos a referir, referenciando a semejante expresión de desprecio de la señora articulista, digamos que la realidad o verdad –justamente- no la acompaña. Porque los números son contundentes: Reino Unido (41.783), Italia (34.345), Francia (29.398), España (27.136), Bélgica (9.655), Alemania (8.801)… Estamos hablando de muertes y recurriendo a los datos oficiales de cada país, que ya se sabe que son todos –absolutamente todos- sospechados de engañar y de haber sido manipulados.

Nadie de Europa puede ser ejemplo de nada para Argentina.

Inclusive un país al que muchos ‘progres’ suelen mirar y referenciar, como Suecia, se equivocó de manera mayúscula. Lo han reconocido sus propias autoridades, con una simpleza y crudeza que causa vergüenza ajena. Se escudan en que la “estrategia no fue la correcta”. Desconozco si han llegado a tanta bajeza de haber referido a sus muertos suecos como simples ‘costos’.

Lo que si es evidente que uno de los defensores del neoliberalismo y en contra de la cuarentena ha sido y es el Jefe de Gobierno capitalino, Horacio Rodríguez Larreta. El mismo que en forma contraria a las recomendaciones sanitarias, de la Nación, de los expertos, y de la provincia de Buenos Aires, realizó el ‘aperturismo’, y generó de manera irresponsable (y previsiblemente) un gran incremento de casos en la Ciudad, que además de transmitieron a la vecina provincia bonaerense.

La irresponsabilidad y falta de solidaridad de Rodríguez Larreta lo acercó a los europeos. Qué paradoja para la articulista Capdevila…

Mal que les pese a los profetas de la anticuarentena, el coronavirus ha existido y ha dejado en claro de qué lado se han parado los que defienden la vida, y a quienes defienden la muerte, disfrazándola de ‘costos’…

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA (PrensaMare)