Bolivia

El Frente Amplio de Izquierda: la impostura desenmascarada de la derecha

Si hasta antes Doria Medina mentía cada vez; ya sea con aquella infame injuria contra la hija de la ministra Nemesia Achacollo y contra el propio presidente. O ya sea sobre el “corralito bancario”. O que le habían “dicho” que colgaría a Evo igual que a Villarroel. O ya también las despretigiadoras denuncias contra el programa Evo Cumple; hoy las mentiras de Doria Medina ya no son tan infamantes e insidiosas -claro que igual no deja de mentir, por lo que sigue siendo el “candidato de la mentira” y la calumnia- pero que en todo caso ha cambiado la embaucadora estrategia de Doria Medina, y que es “dorar la píldora”, pintándose ésta vez de izquierdista.
Vale decir, ya no son tan confesas, cobardes y conspiradoras las mentiras de Doria Medina, ya que en todo caso, las mismas en esta etapa electoral son para confundir, como si fuese un convertido izquierdista, y que es por ello que ha demagógicamente declarado que el Frente Amplio es de Izquierda. Claro que ¡bien que lo haga! pues con esa demagógica declaración se desenmascara como derechista que es Doria Medina, pues no creo que haya ¡un solo elector! que le crea al Rey Burgués -o Burger king- que sea de izquierda. Es más, lo que hace Doria Medina es ponerse en evidencia de que miserablemente está mintiendo, pues se acordarán; cómo cuando era ministro de Planificación, en la derechista década de los 90, “aceleradamente” anunciaba que: privatizaría una empresa por semana.
Pero además que a parte de estar miserablemente mintiendo, pone en evidencia su escamoteadora estrategia electoral, cuando arma alianzas con apócrifas agrupaciones; ya sea como: “Martín Uchu” y “Alejo Calatayud”, que no son si no los otrora operadores del gonismo. Martín Uchu, es el ex Plan Z -lo de Z, era por el zorro Berzaín-. O el caso de Alejo Calatayud, se trata de ex militantes del MBL, que se aliaron al gonismo en aquel entonces. Pero si hasta en la filas del Frente Amplio está la ex guerrillera Loyola Guzmán, como para hacer más explicito este extravagante experimento de descaradamente declararse de izquierda, cuando el Jefe del partido, no es más que explotador empresario, como lo han denunciado sus: trabajadores y asambleístas departamentales, como el concejal Omar Rocha. Y además estoy seguro que se decoraran más, declarándose ser demócratas.
La verdad es que durante las campañas electorales -y que ya empezaron hace rato- escucharemos las más extravagantes ofertas electorales, como ocurre en toda campaña. Por ello se acordarán de los 500 mil empleos que Goni ofreció, y que terminó siendo todo a la inversa, pues se dejó en la calle a cientos de miles de trabajadores con la privatización, y de la cual Doria Medina era su más ferviente defensor. No en vano hoy su proyecto “CITES” viene a ser los mismos espejos electorales que vendió aquel entonces. Es cierto que en algún momento las ofertas electorales son una especia de “mentiras piadosas”, que te las pide hasta el mismo electorado; pero de ahí a declararse de izquierda como dice Doria Medina, es meter gato por liebre. Vale decir que ésta demagógica declaración de Doria Medina -ser de izquierda- es otra metida de pata de la derecha, como ya lo hizo Del Granado, con los de reponer reaccionariamente la República y la Capitalía. Claro que para nosotros; enhorabuena que lo hagan, pues como dice ese retratado refrán: Aunque el privatizador se vista de seda, privatizador se queda.