La ONU abrió el camino a crímenes en Colombia, Chile, Brasil, Bolivia y Paraguay

El imperio ha dado inmoral de Trump

Según expertos en seguridad de Israel, el llamado ‘Acuerdo del Siglo’, con el que Donald Trump asegura que traerá estabilidad y paz a Oriente Medio, es “inmoral, poco práctico y podría destruir la región”.

El controversial acuerdo aún no se ha revelado en su totalidad. No obstante, con base en filtraciones a los medios de comunicación, se sabe que contempla importantes concesiones a Israel con respecto a Jerusalén y el derecho de los refugiados a regresar a sus hogares en la histórica Palestina.

El centro de la disputa en el conflicto palestino-israelí es la ciudad de Jerusalén. Los palestinos esperan que Jerusalén Oriental, que ha sido ocupada por Israel desde 1967, pueda algún día ser la capital del Estado palestino.

La Autoridad Palestina, con sede en Ramala, aseguró que no asistirán a la conferencia en Bahréin y rechazaron cualquier papel de EEUU en el proceso de mediación, en especial por el controvertido reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte del gobierno de Trump.

Las críticas al acuerdo las presentaron Ami Ayalon, exdirectora de la agencia de seguridad israelí Shin Bet; Gilead Sher, exjefa de personal del primer ministro israelí Ehud Barak y negociadora de paz; y Orni Petruschka, un emprendedor de tecnología y cofundador de centros de pensamiento en Israel.

Los tres calificaron el plan de Trump como un “enfoque peligrosamente simplista para una situación complicada” en un artículo de opinión publicado en la revista norteamericana Político: “Cualquiera que haya seguido los últimos 30 años del conflicto palestino-israelí entiende que el anuncio del presidente Donald Trump hacia un acuerdo son solo cuestiones de forma sin sustancia: es un nuevo nombre para la misma idea fallida conocida como «Paz Económica» y antes de esa «Un Nuevo Medio Oriente»”, dice el artículo.

De igual manera, acusaron a Trump y a su yerno y asesor principal para Oriente Medio, Jared Kushner, de no entender la historia de la región ni la lucha palestina. Criticaron también el hecho que el acuerdo le dé relevancia a la economía antes que a las cuestiones políticas fundamentales: “es una bofetada para los palestinos”.

Además, calificaron de “error táctico” suponer que los palestinos aceptarían de manera voluntaria un plan de apaciguamiento económico que implica un costo político muy alto: perder más tierras por parte de la ocupación israelí.

Las anteriores soluciones económicas no evitaron la erupción de la primera y segunda Intifada en Cisjordania, y a pesar de las fallidas conversaciones de paz en París y Oslo, aseguraron los expertos en el artículo, “las intifadas ocurrieron porque el camino no era claro y porque los palestinos sentían que los beneficios económicos ofrecidos no conducirían al final de la ocupación”.

De igual manera, destacaron la importancia de evitar el “error colosal” de reanudar las conversaciones “sin definir un objetivo final”: “Tanto para los palestinos como para los israelíes, ese objetivo debería ser poner fin a la ocupación y establecer un Estado palestino junto a Israel dentro de las fronteras establecidas en 1967″.

En el cierre del artículo, los expertos dicen que no saben cuáles son las intenciones del presidente de EEUU: “No está claro si las intenciones de Trump son buenas o solo buscan hacer un favor político al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu”.

El sitio web de la Agencia Anadolu contiene sólo una parte de las historias de noticias ofrecidas a los suscriptores en el Sistema de Difusión de AA News (HAS), y en forma resumida.

La ONU abrió el camino a crímenes en Colombia, Chile, Brasil, Bolivia y Paraguay

La realidad de la ONU ha mostrado la careta de las falsedades políticas, el ataque al gobierno de Venezuela e imputar de crímenes, apoyando a la derecha del fascista Guaidó, acusando a los chavistas de criminales, pero la realidad ha mostrado que Guaidó se ha vinculado a los narcos de Colombia, además robar los ingresos de Venezuela robados por Donald Trump, para la campaña de desprestigio contra el presidentes Nicolás Maduro, acusado de terrorista y violación de los derechos humanos, siendo una visión armada para crear una intervención de EEUU, con varios ataques.

De la misma manera los ataques a Cuba y Nicaragua sufren la violencia, de los ataques de las medidas de Trump, para crear una crisis social y humana, es la realidad de un modelo imperialista, que apuesta a la destrucción para controlar a todos los países de Sudamérica, imponiendo el poder militar de las armas de EEUU, creando crisis de humanidad, y de falsas hipótesis para llevar a la ONU, una visión de hambre y muerte de los tres países de Latinoamérica, que han podido enfrentar los ataques militares de grupos armados, con la violencias de las derechas, que en el marco del apoyo de las mentiras.

La verdad de los crímenes de las derechas

Esta convención tiene como propósito hacer frente a la cuestión del crimen organizado, que es un tipo de organización que tiene como finalidad la comisión de delitos en forma sistemática, y, cuyo símbolo paradigmático en Colombia es, en este momento, Salvatore Mancusso, hombre ligado, según la justicia italiana, a la organización criminal ‘Ndrangheta, que es hoy por hoy la mayor organización criminal europea y, posiblemente, la segunda a nivel internacional detrás de la poderosa y poco conocida mafia china.

Hacer frente al crimen organizado es una necesidad básica de un estado de derecho y en América Latina este problema ha ido en aumento desde mediados de los años sesenta, cuando fue posible documentar el accionar de la mafia en Argentina, Paraguay y Perú

Desde entonces el crimen organizado no ha hecho más que crecer en tamaño e influencia y hoy es un problema estructural en México, Guatemala, Perú, Bolivia y, por supuesto, en Colombia.

El crimen organizado en términos de la Convención de Palermo afecta a los sistemas políticos y militares y produce efectos muy amplios en los mercados financieros y en la estructura de precios de las materias primas. Excede en mucho a la sola cuestión del narcotráfico. Este tipo de organizaciones tienen entre sus negocios más importantes, y por este orden: el tráfico de mujeres, de esclavos, de niños, de armas y el narcotráfico, entre una gran cantidad de delitos que son consecuencia de su propio accionar y que tienen que ver con la administración de sus inmensos beneficios.

El modelo colombiano de impunidad incluye por primera vez en América Latina la inmunidad expresa de los integrantes del crimen organizado en forma pública. Los modelos anteriores afectaban directamente a militares, paramilitares y ejecutores civiles, pero nunca se había planteado en forma tan pública y desvergonzada que personas como Salvatore Mancuso puedan ser consideradas dignos de protección por parte del Estado, lo que estaría convirtiendo al Estado en cómplice del crimen organizado.

Desde esta perspectiva, el modelo colombiano estaría comprendido en la frase de Jeremy Bentham (1748 - 1832) que tanto hemos usado en nuestras campañas en contra de la impunidad:

“Del poder de perdonar sin límites, surge la impunidad de la delincuencia en todas sus formas; de la impunidad de la delincuencia en todas sus formas, la impunidad de toda la forma de maldad; de la impunidad de todas las formas de maldad, la descomposición de los gobiernos; de la descomposición de los gobiernos, la descomposición política de la sociedad”.

Periodista, Historiador y Analista Internacional

diegojolivera@gmail.com
Barómetro Latinoamericano