Argentina

El partido político que verdaderamente, llevó a Macri al Poder

Durán Barba, es asesor de políticas neoliberales, que actúa en Paraguay, en Ecuador y Argentina, con mucha eficacia para engañar al común de la gente, especialmente, a los que cansados de trabajar, encienden el televisor para distraerse un rato y reciben gran cantidad de mentiras mediáticas que, poco a poco y a fuerza de repeticiones, les van lavando el cerebro.

Sus técnicas, exclusivamente, se basan en mentiras, que deben sostenerse a cualquier precio. Y no hay un plan B. Usan distracciones en los medios de comunicación, para que los ciudadanos no vean pasar los elefantes por detrás de su espalda. Como por ejemplo, aumentos de tarifas insostenibles, ventas privadas de todas las riquezas, de sus acuíferos, de empresas como Aerolíneas, etc., aprovechando todo negocio o producto que se pueda obtener del suelo, del subsuelo o de aire, que engorde los bolsillos de todos los funcionarios amigos de Macri, quienes lo siguen al pie del cañón y a costas del pueblo trabajador, que constantemente, viene sufriendo despidos a mansalva, soportando magros salarios y condiciones extremas de pobreza, en apenas un año de su gobierno, después de un período de bienestar pleno, gracias al gobierno Kirchnerista.

Pero lo que nadie parece haber advertido, es que Durán Barba se encargó de ocultar la verdadera razón del triunfo de Mauricio Macri, quien fuera aliado y amigo del vende patria peronista Carlos Menem, que realizó una política similar al actual gobierno, después de que Alfonsín fue expulsado, anticipadamente, por el grupo Clarín, que fue siempre el representante de la oligarquía argentina, donde se encontraban los Macri, quienes aumentaron su capital y sus negocios, con Carlos Saúl Menem.

Y esto ocurrió porque después de la muerte de Juan Domingo Perón, el Partido Justicialista y su doctrina, que aún no fue superada, fue usurpada por pseudos dirigentes y ambiciosos detractores, que ocuparon los espacios dejados por los fieles, que fueron asesinados durante el proceso militar que precedió a Alfonsín, la línea más honrosa del radicalismo en este tiempo. Hoy los dirigentes gremiales tampoco son los mismos que aquellos formados por la doctrina peronista, con algunas excepciones, que sí las hay. Y el PJ (Partido Justicialista) está dirigido por seres ambiciosos, que no respetan ni conocen nada más que la marcha peronista, que cantan permanentemente, como si el hacerlo les garantizara legitimidad. Y entonces, fue fácil entender lo que pasó en la derrota de Daniel Scioli, en el balotaje, por el candidato que salió tercero.

Sólo tuve que analizar en qué provincias ganó Macri y con los votos de quiénes se orquestó el engaño y la mayor persecución política, que se dio en Argentina después de la dictadura, que pretende meter presa a Cristina y a sus hijos, con una Justicia escandalosa y cómplice y con una mártir indígena, Milagro Sala, conocedora del peronismo verdadero, quien se dedicó a construir escuelas y diez mil casas, hospitales, centros recreativos y fuentes de trabajo, para la gente más pobre de Jujuy. Milagro, está presa y encerrada desde hace más de un año, por ayudar a su pueblo como nadie lo hizo jamás. Presa por un Radical al estilo del 1955, de los que salían a matar peronistas en las calles, a punta de pistola.

Lo primero que me llamó la atención, fue la poca importancia que Macri le dio a la UCR, tanto en las decisiones de gobierno, como en la ocupación de cargos, teniendo en cuenta que era su principal partido aliado. Eso fue lo primero que me llamó la atención, porque nunca creí en el aporte decisivo de votantes de ese magro partido, que sin Alfonsín (padre), había quedado tirado en la lona, cuando él fue destituido por el diario Clarín y Carlos Menem

De pronto, mi mente se abrió y la incógnita quedó develada. Mauricio Macri, había sido en realidad el candidato de una parte importante de los dirigentes del PJ, no había ninguna duda y era esa la causa, por la que la UCR, su aparente aliada principal e integrante de Cambiemos, no habían logrado cargos importantes, tampoco los tuvieron en cuenta en las decisiones de gobierno, sino que sólo los mandaron a inflar los globos amarillos del PRO.

Como dije, Durán Barba, le dio un golpe maestro al candidato del FPV, Daniel Scioli, porque gran parte del PJ odiaba a Cristina y a cualquier candidato que fuera del FPV. ¿Por qué? Porque con el FPV en el Poder, el ambicioso PJ no ganaría jamás un lugar importante. Y muchos de esos hombres, como Sergio Massa, el pseudo dirigente del Justicialismo, agiornado con su “Frente Renovador” así como Urtubey y los cordobeses de “Unión por Córdoba” (De la Sota y Schiaretti) que no sólo no son peronistas, sino que son dueños de los negocios de Córdoba y que ya ni cantan la marchita, no recuerdan la doctrina de Perón, a tal punto, que son capaces de ir contra el pueblo trabajador, de las cabecitas negras o de sus descamisados y forman un lastre, al servicio del imperialismo mundial.

Así fue como San Luis y Córdoba, que eran del PJ enemigo de Cristina, junto a Duhalde con su trabajo en Rosario y Buenos Aires con los intendentes que le seguían, también con Urtubei de Salta, el gobernador de la Pampa y otros candidatos provinciales menores, que como dije, pertenecen a esa parte importante del PJ y que junto a la CGT, con excepción de algunos dirigentes y porque un Pseudo peronista, impresentable, llamado Sergio Massa, que nunca le perdonó a Cristina que tuviera que alejarse del cargo que ostentaba, así como otros resentidos y envalentonados, fueron los verdaderos artífices del triunfo de Macri. El radicalismo, fue apenas una pantalla.

¿Y hoy qué tenemos? Sólo a un pueblo peronista, que sabe que fue traicionado en sus expectativas por Macri y por sus dirigentes del PJ y que sale a la calle a reclamar por las promesas que les hicieron y por la política feroz e insoportable que les imponen. También tenemos algunos dirigentes radicales, de la línea de Alfonsín, como Leopoldo Moró, tenemos a un honorable ex juez de la Corte Suprema de Justicia, así como a los dirigentes del FPV, que no van a claudicar ni avalar la infamia.

Pero los macristas se preparan, junto a los peores radicales, que son aquellos que siempre golpeaban la puerta de los cuarteles y aquellos que pretenden beneficios económicos del Poder a cualquier precio.

Por eso, el gobierno de Macri, compró gran cantidad de armas de guerra. ¿Para qué? Para las bases Norteamericanas y de Israel que ya están en el Sur, dispuestos a aleccionar a nuestro ejército. A eso vino Obama. Pero necesitan que nosotros les compremos armas a ellos mismos, para instalarse en Tierra del Fuego. Allí, donde los pobladores están en un éxodo parecido al de Jujuy en épocas de Belgrano, cuando los invasores colonialistas eran los Españoles. Precisamente, donde los habitantes fueron dejados sin fábricas y sin trabajo. Ahora el éxodo es desde el sur hacia el norte, porque esas tierras serán vendidas a los extranjeros, ingleses, israelitas y yanquis.

El gobierno necesita las armas y las lecciones foráneas de esos criminales de guerra y expertos en represiones y torturas, para poder parar las manifestaciones populares. Pronto aparecerán algunos muertos y será el motivo para usar el ejército entrenado en esas bases. Gobernar a través del miedo. Y no hay plan B, eso dicen. Así gobierna EEUU, sus pobladores son dominados por falsos atentados, que le provocan terror y así en el Congreso, aprueban sus guerras en Medio Oriente.
Vinieron para quedarse. No estoy soñando. Mi inteligencia me dice que eso ocurrirá, porque sé cómo actúan los Poderes Invasores en América Latina. Ya vivimos el plan Cóndor. Ahora, no importa el nombre que le pongan, será igual.
Y pronto seremos Colombia. Entonces necesitaremos a Nicolás Maduro. Ojalá resista, con ayuda de Irán o Rusia.
Otra Cuba, es posible. Fuerza Maduro, Correa, Evo Morales. ¡Todos los necesitaremos! Sus pueblos deben apoyar a sus líderes, en esos países. ¡Latinoamérica debe ser libre, para siempre!

normaef10@hotmail.com
Publicación Barómetro