Estados Unidos deja de financiar a la Unesco tras la admisión de Palestina

La portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Victoria Nuland, declaró que Washington deja de financiar a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) tras la admisión de Palestina como miembro de ese organismo de Naciones Unidas, comunicó el corresponsal de la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

Estado Unidos no transferirá a la Unesco la aportación ordinaria de 60 millones de dólares (…). La votación de hoy sobre la admisión de Palestina fue prematura. Además, mina nuestros esfuerzos por lograr paz en Oriente Próximo, lo que es de lamentar”, dijo Nuland en una nota reproducida por la agencia ecuatoriana Andes.

El gobierno estadounidense tenía que transferir 60 millones de dólares a la Unesco hasta finales de noviembre de 2011. La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, ya había advertido anteriormente sobre un posible cese de la financiación.

El presupuesto de la Unesco se aprueba una vez en dos años en su conferencia general y se compone de contribuciones de los Estados miembros. El volumen de las sumas a transferir cada uno se determina a partir de los mismos principios que las de los Estados miembros de la ONU.

Para los años 2010-2011 fue aprobado el presupuesto de 653 millones de dólares para la Unesco. A Estados Unidos le corresponde el 22% de ese monto; al Japón, el 12,5%, a Alemania, el 8,0%, a Gran Bretaña, el 6,6%, y a Francia, el 6,1%.

Estados Unidos es, con el 22%, algo menos de 80 millones de dólares, el país que más aporta para la financiación de la Unesco, seguido por Japón y Alemania. El actual presupuesto del organismo para los dos próximos años es de 653 millones de dólares, sin tener en cuenta medios adicionales.

Según sus leyes, Washington puede cortar la financiación a cualquier agencia de la ONU que acepte a un grupo que no tenga “atributos (de condición de Estado) reconocidos internacionalmente”. No obstante, el país mantendrá su calidad de miembro y su participación en UNESCO, manifestó Nuland, aunque se desconocía cómo ocurriría eso si no pagará la parte de los costos que le corresponde.