Poesía, (Chile).

Estos Intentos.

Cote Avello.     11.Ago.2015    Cultura


No quiero ver más niños botados, ni gente de mierda
defendiendo el derecho a nacer para la miseria!

Tengo miedo de morir sin ver jamás la primavera.
Que Valparaíso arda mil veces sin que sus cerros se pueblen de justica
y que las lluvias sigan mojando hasta matar de frio a los mismos viejos de la calle.
¿De qué me vale alardear esta poesía en que me cubro como naufrago?

No quiero ver más niños botados, ni gente de mierda
defendiendo el derecho a nacer para la miseria!

Tengo miedo de recoger mi porquería adornada con los ojos cerrados
y solazarme en los aplausos, en las felicitaciones, porque lo he escrito tan bien,
pero aún no saqué ninguna sombra del desamparo que nunca viví,
y que me invento haber sufrido, para no cargar con los muertos en la espalda.

Miren! Miren! Ahí están en todas partes, los vestigios ambulantes
de la barbarie disfrazada de progreso.

Todavía se caen a pedazos las construcciones a mano, se llueven las casitas,
se pudren los sueños, se estrellan contra un barro que todo lo absorbe.
Desde la mañana hasta el cansancio más encarnecido, claman,
destellos de una humanidad sepultada en desesperación y llora, sin parar.

Bebamos! Bebamos! Que el despertador nos sacará rápido del sopor y la resaca,
para retornar a las bonitas oficinas, con cafés de grano y pautas de intervención social.

Todos los pasos del calendario arrastran la esperanza para arrinconarla,
contra las murallas erigidas en torno a las cuentas de fin de mes.
No queda una sola ráfaga de pájaros sin jaula en las esquinas de los barrios,
todas emigraron a un lugar que está más allá del sol, dónde no sabemos cómo cresta llegar.

Y nuestras páginas, son anuncios matutinos, intentos por delinear mapas con rutas posibles,
que nos libre de no haberlo intentado.
Fuente: Cote Avello.
Audio: Estos Intentos.