Europa y el colapso del PIB

La pandemia ha jugado un papel importante en todos los países europeos y no hay sector que se salve.

La caída registrada en el Producto Interno Bruto (PIB) deriva de una reducción del valor agregado en todo los componentes de producción, desde la agricultura, la silvicultura y pesca a la industria, etc. Tenemos el ejemplo de Italia, el Producto Interno Bruto (PIB), entre Abril y Junio ha colapsado del 12,24%. “Una contracción sin precedentes”, dijo el Director General de Estadística. Pero probabilmente ese colapso ha sido un “unicum” que dura desde hace mucho tiempo.

En solo tres meses, se convirtieron en humo más de 50 mil millones de PIB y esta crisis no es sólo italiana, de hecho Francia con -13.8% y España con -18.5% pierden más que Italia, siguen Alemania con -10.1%, Bélgica -12.2%, Portugal 14.1% y Austria -10.7%, estos son datos de la Comisión Europea de Estadística (Eurostat)
El problema es que en estos tiempos no atrae ni la demanda interna ni la internacional. Es la fotografía de una economía congelada, por otro lado el segundo trimestre comenzó en pleno “lockdown”, que golpeó el mes de abril por completo. Lo que puede suceder, según la mayoría de los economistas, es que existen las condiciones para un aumento activo y significativo de la producción industrial y del PIB, y lo explican con un efecto base, es decir, en comparación con los niveles muy bajos alcanzados en el segundo trimestre. Sin embargo existe la posibilidad de que los efectos de una crisis de tales proporciones no se puedan eliminar de la noche a la mañana.

Solo se piense que en un año la pérdida del PIB en Europa fue alrededor del 13%. Se teme que a nivel mundial las consecuencias del coronavirus serán dramáticas. No durante los próximos meses si no durante los próximos años. Para remediar a esta situación, se está considerando una fuerte iniciativa para apoyar la demanda, pero se tiene que tener en cuenta que en este momento, las actividades de producción están si abiertas, pero producen sólo para los almacenes, la razón es simple: nadie compra.