Bolivia-Vaticano

Francisco en camino de derrotar prejuicios internacionales aún existentes sobre la coca

Coco Cuba    01.Jul.2015    Destacados

El papa Francisco iba camino de derrotar los prejuicios aún existentes en la comunidad internacional que se ciernen sobre la hoja de coca en su estado natural, inofensiva para la salud humana y mucho menos adictiva, que masticará a su llegada a Bolivia, el 8 de julio, para combatir el sorojche (apunamiento o mal de altura), dijo el martes una fuente del Vaticano.

A poco más de una semana de la llegada del Santo Padre a Bolivia, el ministro local de las Culturas, Marko Machicao, anunció el domingo que Francisco pedirá a su llegada a la ciudad de El Alto, circunsvecina de La Paz y emplazada a 4.000 m de altura sobre el nivel del mar, un puñado de hojas de coca y las masticará.

La coca, que posee atributos proteínicos y medicinales, entre otros como antidiabético de excepción y que los pueblos originarios de los Andes sudamericanos emplearon para mitigar el cansancio, el hambre y aligerar los malestares digestivos, además para hacer ofrendas y ritos y hasta para combatir lesiones expuestas y cefaleas, devino en uso popular en la mayor parte de Bolivia, y regiones concretas de Perú y Argentina y, en menor proporción Ecuador, Chile y Paraguay.

“El Papa actuará como crea oportuno. Me resulta que se trata de una costumbre popular para la altura. No me ha confirmado ni negado si se adecuará a ese uso tan popular y eficaz”, dijo el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

Como la vid no es vino, la coca no es cocaína.

Sometida a proceso de laboratorio, la coca se degrada hasta alcanzar el sulfato y el clorhidrato de cocaína, no sin antes pasarla, a manera de ósmosis, por una combinación baños de ácido sulfúrico, queroseno y hasta cemento.

En su estado natural, la coca “es como el mate argentino, el cual (Francisco) suele aceptar si se lo ofrecen aún en la plaza de San Pedro. Es una costumbre local, como un agua aromática. Ustedes saben que el papa ama compartir las costumbres locales”, significó Lombardi en momentos en que, por gestiones del presidente boliviano y anfitrión de Francisco los días 8 y 9 de julio en Bolivia, Evo Morales, el masticado (pijcheo, mambeo o acullico) ha sido despenalizado por la Organización de Naciones Unidas.

Morales, que garantizó este mismo martes que la liturgia que el Sumo Pontífice oficiará el 9 de julio en una plaza pública de la oriental ciudad boliviana de Santa Cruz será seguida por un millón de feligreses llamó a la unidad para que Francisco se sienta como en casa.

“Solo quiero decirles hermanas y hermanos esperemos todos unidos, organizados, movilizados al papa Francisco”, manifestó.

Según la oficina de Turismo, al menos 600.000 forasteros llegarán a Bolivia esos días.

“Está en la obligación de todos demostrar esa hospitalidad y generosidad a los visitantes. Tenemos que estar unidos movilizados y organizados para demostrar primero el cariño para que nos visitan, expresar nuestra admiración y tercero demostrar una buena imagen de Bolivia”, expresó el mandatario.

El jueves 9 de julio será declarado día feriado en Bolivia que se obsequiará la visita papal, 27 años después de la llegada del polaco Karol Wojtila (Juan Pablo II).

“Hemos hecho la consulta a distintos sectores de nuestra sociedad y se ha decidido declarar feriado durante la visita del papa Francisco con el fin de recibirlo y atenderlo afectuosamente”, dijo el mandatario en un acto público.

El Pontífice llegará a Bolivia el 8 de julio y visitará primero las ciudades de El Alto y La Paz, donde se reunirá con Morales, entre otras actividades.

En la noche de ese mismo día, el Papa viajará a la ciudad de Santa Cruz para descansar y entre el 9 y 10 de julio celebrará una misa, visitará la cárcel de Palmasola y participará de una Cumbre Internacional de Movimientos Sociales y Populares.

ABI