Más de 1.950 testimonios avalan que la injusticia reina en Honduras, según Comisión de Verdad

Honduras, reina impunidad después del golpe

La mañana de este jueves fue testigo de una conferencia de prensa en la que el sacerdote hondureño, Fausto Milla, presentó un informe en el que denota que la impunidad e injusticia son las que persisten después del golpe de Estado ejecutado en 28 de junio de 2009.

El golpe de Estado fue contra el ex presidente hondureño, Manuel Zelaya, mejor conocido como “Mel Zelaya”, quien fue exiliado a Costa Rica y después a República Dominicana por los militares.

El informe fue elaborado por la Comisión de Verdad de Honduras, en él afirman que el golpe de Estado “en sí mismo constituye una grave violación del orden institucional establecido de la soberanía del pueblo hondureño y de sus derechos a la auto-determinación y a la democracia”.

El informe recoge 1.966 testimonios, de éstos salieron 5.418 violaciones a los derechos humanos, con ello comprueban la existencia de patrones de violencia que se reproducen sistemáticamente en el vecino país.

Asegura que después del golpe se dio un quiebre institucional, el cual sigue en el presente pues la impunidad y la injusticia ante grave violaciones a los derechos humanos y las libertades de los ciudadanos hondureños continúan.

“La comisión ha determinado que las actuaciones irregulares atribuidas a la policía y al ejército, durante los regímenes de Roberto Micheletti Baín y de Porfirio Lobo (actual presidente), fueron y siguen siendo parte de una política de Estado que abarca además las operaciones de grupos privados que funcionan con procedimientos y metodologías de los escuadrones de la muerte”, asevera el comunicado de la Comisión de Verdad.

El informe destaca la necesidad de que en Honduras se logren transformaciones estructurales que permita que sea el pueblo quien tome el control de su destino para encarar y revertir la concentración de poder y riqueza que existe.

“Honduras ha servido de gran cuartel para los intereses norteamericanos en Centroamérica”, dijo Milla, quien ha sido uno de los principales defensores de los derechos humanos del pueblo hondureño, antes, durante y después del golpe de Estado.

La ex magistrada salvadoreña, Mirna Perla, actual integrante de la Comisión de Verdad en Honduras, dijo que el informe ya fue entregado al presidente Lobo; sin embargo aseguró que “no existe posibilidad alguna, por el momento, que se cumplan las recomendaciones (dadas en el informe)”, porque no será el mismo presidente quien haga justicia.

Perla aseveró que las mujeres han sido las más grandes víctimas de abusos sexuales; mientras que periodistas y defensores de los derechos humanos han sido víctimas mortales.

El Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh) registra que en los últimos años unos 80 profesionales del derecho han perdido la vida en circunstancias violentas aún no esclarecidas por las autoridades encargadas de la investigación en el país.

Pero entre el 2011 y lo que va del 2012, al menos, 30 profesionales del derecho perdieron la vida en forma violenta revela un informe divulgado por el estatal Conadeh. Ello implica, además, un alto grado de impunidad dado que el 95 por ciento de los asesinatos no llegan a condenas.

Denia Mejía, defensora de los derechos humanos en Honduras dijo que el informe de las violaciones en Honduras fue presentada en El Salvador porque quieren ser “un ejemplo de las consecuencias de lo que pasa si nosotros no decimos la verdad, si nosotros no llevamos a juicio a quienes han cometido crímenes de Lesa Humanidad y vamos a tener siempre un país en el que no se está en paz (…) que sigue luchando”.

Gloria Morán SAN SALVADOR