Autor: Búsqueda de “ Carlos E. Lippo”

El imperio está tratando de aplicar en Venezuela el escenario “Libia-2011”

Es un hecho conocido que la invasión a Libia ocurrida entre marzo y octubre del año 2011 fue una intervención militar encabezada por mercenarios extranjeros y fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) comandadas por los Estados Unidos, en contra del Gobierno legítimo del Coronel Muamar Gadafi, quien después de haber derrocado el corrupto gobierno monárquico del rey Idris cuarenta y un años antes, había unificado la nación, declarando en 1977 la Yamahiriya Árabe Libia Popular y Socialista, que logró generar significativos avances en materia política, económica y social, que hicieron de Libia el país con la menor desigualdad y con el mayor ingreso per cápita de todo el continente africano.

¡Alerta, el imperio persiste en inducir un golpe militar en Venezuela!

El entrenamiento de mercenarios colombianos y venezolanos en territorio colombiano y estadounidense, en complicidad con el gobierno de Iván Duque, que en una cantidad aproximada de 734 efectivos, se estarían aprestando para ejecutar acciones de falsa bandera (falsos positivos), portando uniformes e insignias del ejército venezolano, del lado colombiano de la frontera.

Venezuela ya está en la mira del nuevo comandante del Comando Sur

A manera de recordatorio y tal como ya señalásemos en un trabajo anterior (1), debemos decir que el Comando Sur es uno de los diez comandos que conforman la maquinaria militar más mortífera del planeta, que aguarda invadir a venezuela por solicitud de la OEA con base en la “crisis humanitaria” en la que han venido pretendiendo fallidamente sumir al país.

El supuesto patrocinio al terrorismo es la nueva excusa del imperio para invadir a Venezuela

El terrorismo es un concepto difícil de consensuar, cambiante y frecuentemente polémico, a un grado tal que la comunidad internacional no ha logrado aún ponerse de acuerdo en cómo definirlo.

Venezuela, un país acusado de estar inmerso en una crisis humanitaria pero que sigue acogiendo a refugiados de todo el planeta

Venezuela ha sido desde siempre un país de puertas abiertas para los migrantes procedentes de todos los rincones del planeta; como venezolano por nacimiento, nieto de inmigrantes procedentes del sur de Italia y de las Islas Canarias llegados a nuestro territorio en la última década del siglo XIX, soy junto con miles de mis conciudadanos, un ejemplo claro de esa afirmación.

Las verdaderas motivaciones del ataque paramilitar colombiano en el estado fronterizo de Amazonas

“El delito transfronterizo cometido por delincuentes procedentes de Colombia es combatido y seguirá siendo combatido con fuerza por la FANB
y todos los organismos de seguridad del Estado venezolano hasta ser erradicados completamente bajo cualquier riesgo y ajustado a ley”
Almirante en Jefe Remigio Ceballos, Jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)

Las más recientes y absurdas sanciones del imperio en contra de Venezuela

Tal como hemos venido señalando en anteriores trabajos, una guerra de cuarta generación en su variante financiera nos ha venido siendo aplicada por el imperio desde hace ya muchos años, tantos como los años transcurridos desde que el Comandante Chávez declarase de manera expresa el carácter anti imperialista de nuestra revolución, a mediados del año 2004 (1).

¡Alerta, con la falsa acusación del imperio sobre que Venezuela está financiando la caravana de migrantes hondureños!

Aunque no se trata de la primera marcha de migrantes que ha sido organizada en la región este año, pues la primera tuvo lugar en México el pasado mes de abril, si se trata de la primera en la que miles de personas han intentado migrar juntas de forma organizada; la primera en la que los participantes han recibido algún tipo de apoyo de los gobiernos de los países por donde cruzan; y sobre todo es la primera en alcanzar tan amplia repercusión mediática. ¡Y ya sabemos quiénes son los que controlan la plataforma mediática mundial!

Es urgente un acuerdo con Rusia para el establecimiento de una base militar en Venezuela

Desde su advenimiento como república independiente liberada del imperio español, Venezuela ha venido siendo un país decididamente pacifista, cuyos ejércitos no han salido de sus fronteras sino en dos oportunidades y ello con el propósito de apoyar a pueblos hermanos en su lucha por la emancipación del mismo imperio español.

Octubre de 2018: un mes crucial tanto para Venezuela como para los Estados Unidos

Como es sabido por muchos, el venidero martes 06 de noviembre habrán de celebrarse en los Estados Unidos lo que ellos llaman las elecciones intermedias o de medio término, a partir de las cuales habrán de ser renovadas parcialmente ambas cámaras del congreso y al mismo tiempo serán electos algunos gobernadores de estado; siendo oportuno y necesario señalar que es algo tan habitual que los gobiernos de turno ejecuten acciones más o menos espectaculares destinadas a garantizarles resultados favorables en dichos comicios, que los gringos que todo lo etiquetan, han bautizado este tipo de acciones, que suelen ser fraudulentas y hasta ilegales, con el estúpido y alcahuete nombre de “sorpresas de octubre” .

¿Acaso existen contradicciones reales en el seno del imperio en relación con Venezuela?

Habiendo leído algunas de las más recientes declaraciones públicas de Donald Trump sobre Venezuela, no se requiere haber logrado un título académico en Psiquiatría para poder formular el acertado diagnóstico de que el actual inquilino de la Casa Blanca, tal como hemos dicho en trabajos anteriores (1), ha convertido su obsesión por Venezuela en una auténtica y muy peligros neurosis.

Colombia y Guyana habrán de ser las puntas de lanza de la intervención militar del imperio en Venezuela


“Se han oído voces sobre operaciones militares unilaterales. Creemos que debe darse una respuesta colectiva a la crisis (en Venezuela),
pero también creemos, déjenme ser muy claro, que todas las opciones deben considerarse.
Y que el régimen de Maduro deber ser presionado política, económica y estratégicamente en todos los niveles”,
Francisco Santos, actual embajador de Colombia en los Estados Unidos

El curioso caso de unos “refugiados” que piden a su gobierno que los regresen a su país

Desde que el 28 de agosto pasado casi un centenar de conciudadanos fueron repatriados del Perú como parte de una operación totalmente financiada por el gobierno venezolano, como corresponde a un gobierno responsable y presto a resolver los problemas de sus ciudadanos dentro y fuera de las fronteras (8), se cuentan ya por miles (unos 2.780 al 11/09/2018) (9), los compatriotas que han regresado voluntariamente de Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, en el marco del “Programa Vuelta a la Patria”, destinado a la atención de los migrantes venezolanos que, encontrándose en situación de vulnerabilidad en alguno de los países de la región, decidan regresar voluntariamente.

Una vez más hemos derrotado al imperio en el seno de la OEA


“En relación a Venezuela hay una narrativa que se quiere imponer, es la narrativa del estado fallido.

Fabrican el problema de la migración para “securitizar” un problema social y económico, esa es la nueva narrativa”

Samuel Moncada, representante permanente de Venezuela ante la OEA

¿Septiembre rojo en Venezuela?


El Gobierno Bolivariano solo puede ser derrocado a través de una “operación militar bajo bandera internacional, patrocinada por la Conferencia de los Ejércitos Latinoamericanos, bajo la protección de la OEA y la supervisión, en el contexto legal y mediático del secretario general, Luis Almagro”.
Almirante Kurt Tidd, comandante en jefe del Comando Sur de los Estados Unidos

El jefe del Pentágono vino a ultimar los detalles de la intervención militar en Venezuela

No tengo duda alguna en relación a que de toda la caterva de sociópatas a los cuales Trump ha entregado la dirección del área de seguridad de su grotesca administración, el más “impresentable” es James Mattis, el actual secretario de defensa.

La oligarquía colombiana pretende destruir el estado-nación venezolano bajo las órdenes del imperio


El fallido atentado del pasado sábado en la Avenida Bolívar se inscribe perfectamente en un plan concebido para iniciar esta disolución del estado-nación venezolano porque ¿cuál otro objetivo podría perseguirse con la ejecución de una operación diseñada con el deliberado propósito de acabar simultáneamente con la vida de las máximas autoridades de los cinco poderes públicos nacionales, así como también las del alto mando militar en pleno?

A Santos, al igual que a Uribe, “le faltó tiempo” para intervenir militarmente en Venezuela

Ddetrás de este vil y alevoso atentado frustrado se encontraba el presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos; ello no sólo por todas las ejecutorias antivenezolanas que éste desarrolló durante el ejercicio de sus dos períodos presidenciales, mucha de las cuales alcanzaba a señalar en el artículo mencionado en el párrafo anterior, sino por unas declaraciones de prensa ofrecidas el lunes 30 de julio, que lo mostraban de cuerpo entero como el asesino lombrosiano que es y siempre ha sido desde los altos cargos de gobierno que ha desempeñado

Al parecer no todo está perdido en la vecina Colombia: las FARC-EP están vivas y el ELN se mantiene firme y expectante

Como el bolivariano amante de la “Patria Grande” que soy, siempre vi con gran escepticismo y no poca aprensión el llamado “Proceso de Paz en Colombia”, y una media docena de artículos publicados sobre el tema así lo atestiguan.

Derrotas y notorios tropiezos del imperio durante la celebración del Mundial de Rusia

Escribo estas líneas pocas horas antes del partido que por el campeonato mundial habrán de disputar las selecciones de futbol de Croacia y Francia, por lo que desde ya me atrevo a decir que hemos logrado sobrevivir al Mundial Rusia 2018, junto a un selecto grupo de países amigos: Yemen, Palestina, Corea del Norte, Irán, Siria y las provincias autónomas prorusas de Donetsk y Lugansk (Ucrania), que al igual que nosotros somos objeto de agresiones de todo tipo por parte del imperio por la única razón de insistir terca y dignamente en no aceptar su nefasto tutelaje.