Autor: Búsqueda de “Carlos A. Villalba (*)”

Argentina

República del show. ¿Freno o regreso?

Terminó. Pasó ese domingo 13 tan temido por casi todos, los que esperaban confirmar la aceptación de un rumbo, quienes pretendían convertir unas elecciones internas -y de medio término- en una señal de rechazo al gobierno y aquellos que aspiraban a instalar su imagen en la línea de partida hacia “el futuro”.

Argentina

Las corporaciones al abordaje: Macri y el uso de los privado (II)

Durante las primeras semanas de gobierno de la alianza Cambiemos, las distintas pantallas de la franja estelar de la televisión argentina aseguraban que “es mucho más difícil manejar un gobierno que manejar una empresa”, la falacia intentó explicar y, sobre todo, justificar por qué Mauricio Macri y su “mejor equipo en 50 años” cometían “error” tras “error”.

Plan Velgrano

Papelón de campaña

De fracaso en incumplimiento, pasó a ser aspirante a diputado nacional de Cambiemos por su provincia; en el camino arrancó la campaña metiendo a Tucumán en Misiones, tratando de esconderse detrás de “un error involuntario en la difusión” de sus éxitos de gestión, una administración que escribe el apellido de un patriota de la envergadura de Manuel Belgrano con V corta.

Macri corrige su política exterior

Malcorra renunció con atraso

La Argentina se movía al ritmo de un hormiguero aplastado aquel martes 24 de noviembre cuando Mauricio Macri, en pleno armado de su gabinete, sorprendió a propios y extraños al anunciar que una ingeniera rosarina, Susana Malcorra, sería su Canciller a partir del 10 de diciembre. A diferencia de aquel día, en que utilizó su Facebook, año y medio después prefirió el armado del escenario que montó su jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, en la Casa Rosada y apareció en las primeras horas de la tarde del lunes 29 de mayo junto a la funcionaria que continuará en el cargo hasta el próximo 12 de junio para informar su renuncia y enfatizar que la misma se produjo “por temas personales”.

Argentina

Bajo la batuta del FMI, Macri serrucha el Estado

Los gerentes de la Alianza “Cambiemos”, multiplicaron sus definiciones groseras sobre el Estado y sus trabajadores desde el momento mismo del triunfo electoral de Mauricio Macri en octubre de 2015. “Empleo inútil”, “grasa militante”, “ñoquis”, “mafias”, fueron algunos de sus despectivos. El 18 de abril pasado, el mandatario perfeccionó la concepción PRO del Estado al concebirlo como “aguantadero”, palabreja inexistente para la real Academia pero de clara y sencilla comprensión en Argentina y Uruguay, donde se la usa para referirse al “refugio de delincuentes buscados por la ley”.

Macri y su proceso de toma de decisiones

Focus Group Choripán y represión


“Se produjo medio millón y medio de comentarios en el primer minuto de pase de video.
¿Cómo es posible?
La gente no ha respondido, eso es físicamente imposible.
Esos números existen porque la mayor parte de esos comentarios los hicieron robots,
entes digitales fingiendo ser personas.
Profundicen en esas identidades y no encontrarán a nadie;
sin nombres reales, sin números de la Seguridad Social, sin direcciones, sin empleos,
solo una corriente de odio. Profundicen más, descubrirán que muchos de esos robots
están funcionando en un lugar llamado Oficina de Coordinación Política.
No solo se produjo ese video fácil, se falsificó el odio y las mentiras que lo acompañan”.
Presidenta Elizabeth Keane, HOMELAND, Temporada 6