Autor: Búsqueda de “Ernesto Joaniquina Hidalgo”

Recordando al Che en este día del guerrillero

Al abrirse con ímpetu resuelto aquella desvencijada puerta de aquel tugurio de adobe de La Higuera, un aura casi imperceptible de partículas de tierra seca se filtran en su interior, aquella señal tenía un presagio insólito a traición y pavura.

Suecia, cultura

José Romero con su último poemario “Dile nomás” en la Bokmässan de Gotemburgo

Así como esa noble arcilla que circunda en la tierra y va poniéndose austero con el crisol de los años, así su evidencia floreció en José, un artesano de la palabra que hizo suya el dolor de los que quebrantan su voz ante el desafuero como también tomó por asalto la denuncia emplazándola a la señora democracia “… Señora mía… !sí! deja de fabricar la bala, aquella que dio fin al cuerpo a las 23.21 de un febrero negro en el cruce Sveavägen–Tunnelgatan…”, es una alusión a escribir sobre la paz con la diestra y vender armas con la siniestra lacerando el vuelo lastimero de aquella impoluta paloma de la paz que cae víctima de la infamia en esa gélida avenida de Estocolmo y nos recuerda a Olof Palme . También le canta en versos a los sencillos retozos que nos brinda la vida o los idilios que se le siente musitar en sus madrigales.

Bolivia

La imaginación, la megamotivación para un mundo mejor

El conferencista mexicano, Alex Márquez estuvo en Bolivia el 28, 29 y 30 de octubre por invitación de la Confederación Boliviana de Reciclaje y Transformación (CBR)

Bolivia: Encuentro de juristas para el cambio

Verse en el espejo para ser autocríticos

Desde Bolivia

Lo importante no es de dónde uno viene, sino a dónde uno va

Bolivia. Entrevista a Zenobia Machicado Caero

Las mujeres luchan de manera silente y sin hacer ruido por este proceso de cambio

Zenobia Machicado Caero, nació en el distrito minero de Huanuni un 8 diciembre de 1945, hija de una familia proletaria, a la edad de los 12 años quedó huérfana de madre junto a sus 6 hermanos, cursó hasta el sexto de primaria y tuvo que abandonar la escuela para ayudar en la precaria economía de su familia, conoció la cruda realidad del emporio minero, una vida dantesca donde las palliris entre minerales y combos extraviaban su sonrisa en los gélidos parajes de los desmontes, donde las mujeres hacían milagros en las ollas vacías en una realidad asediada por los pasos certeros de la muerte. Su vida estuvo consagrada a la lucha por la emancipación de los pobres, de los que no tenían ya nada que perder ni esperar, pues estaban convencidos de la indiferencia y el olvido de los gobernantes hacia su condición de parias invisibles del subsuelo con olor a copajira.

Bolivia

El mestizaje es parte de la dialéctica

Si tan sólo intentáramos ver a nuestro entorno, estoy seguro que nos reconoceríamos en aquellos a los cuales despreciamos, pues todos absolutamente todos somos parte de ese complejo y variopinto mosaico de la diversidad, todos habitamos bajo un mismo firmamento, un mismo sol y una tierra que nos vio nacer, somos como ese abanico de colores que tiene el arco iris, pues no hay colores estancos ni nada en estado puro y porque las leyes del movimiento en la naturaleza desde el mismo instante en que hubo vida fueron inexorables con el cambio.

Bolivia, alimentación

La piscicultura dentro la seguridad alimentaria

Los peces silvestres de ríos y lagunas en nuestro país van sufriendo drásticas reducciones al punto del exterminio por la indiscriminada pesca en tiempos de veda o por la contaminación de los ríos como el patético caso del lago Poopó cuando lustros atrás, sufrió el atentado ecológico sin precedente al ser sus aguas contaminadas por la explotación irracional de la minería que expulsaba sus residuos a las aguas del lago y con este crimen ecológico, familias y cooperativas pesqueras quebrantaron su economía.

Los autorretratos, los murales, la diáspora y la traición de la sectaria izquierda

Néstor Taboada Terán, el escritor más representativo de Bolivia

Primer poeta indio de contenido y forma: Juan Wallparrimachi Mayta

Néstor Taboada Terán, el escritor más representativo del país, al presentar su segunda edición de su último libro “Juan Wallparrimachi Mayta”, nos dejó registrado aquella estampa de hombre sencillo pero fecundo literato boliviano.

Desde Bolivia

Víctor Jara, a 40 años, su canto sigue vivo

Se podrá cerrar el caso judicial a un trauma social de 17 años de dictadura con unas cuantas cabezas de turco?

Bolivia

Son más alegóricas que reales las fogatas de San Juan

Al escudriñar en mi pasado, en ese mi cándido referente, sigo sintiendo el ulular de esa sirena ubicada en el regazo de aquel alcor minero de San José de Oruro que perennemente anunciaba las jornadas de trabajo al despuntar el alba o al arribo de las lánguidas sombras de la tarde.