Miles marcharon desde El Alto hasta el centro de La Paz

La policía reprimió la marcha con los muertos

Bolpress    22.Nov.2019    Bolivia 2019

En el mundo andino, son pocas cosas que se respeten más que los muertos. Pero la policía, a órdenes del gobierno de facto de Jeanine Añez, reprimió con violencia una marcha de miles de vecinos de El Alto que llegó hasta el centro de la ciudad de La Paz levando en hombros a los muertos en la víspera, víctimas de la represión militar.

La multitud, que partió en Senkata, El Alto, llegó hasta el centro paceño coreando gritos de “¡asesinos!, ¡asesinos!”. En el camino fueron apoyados por otros vecinos que les ofrecían refrescos para el camino.

Los movilizados, con los ataúdes en los hombros, portando banderas tricolores y wiphalas lograron pasar el primer cordón de seguridad de policías y militares en el obelisco paceño, a unos 500 metros del palacio de gobierno, pero la policía empleó profusamente gases lacrimógenos para dispersar la marcha.

La marcha es un rechazo a la matanza de al menos 8 personas provocada por la represión militar de la víspera, cuando militares y policías intentaron romper el cerco sobre La Paz que campesinos y vecinos organizaron para pedir la renuncia de Añez.

Las protestas en El Alto comenzaron después de que policías y seguidores de Luis Camacho, el líder de los movimientos opositores a Evo Morales, quemaran la wiphala, la bandera que es considerada el símbolo de los pueblos andinos.

Para consolidarse en el poder, Añez aprobó un decreto supremo que ofrece impunidad a los militares que participen en lo que llaman “operativos para el restablecimiento del orden y estabilidad pública”.

El decreto y la violencia de la represión fue censurada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que anunció la llegada de una misión a Bolivia en las próximas horas.